Courtois, Raúl García y la épica conquistan San Mamés

CrónicaAthleticCopaCopa del Rey. Cuartos de final. Partido de vuelta: Athletic de Bilbao 1 (Aduriz 42′) – Atlético de Madrid 2 (Raúl García 54′, Diego Costa 85′).

El vigente campeón de Copa del Rey tuvo que apelar a la misma épica que  le llevó a levantar la Copa del Rey en el Santiago Bernabeu en mayo del año pasado. No se puede decir que se durmiera en los laureles porque parecía más que estudiada la posición tan retrasada que tuvo en el campo de salida pero sí que perdió el control del partido desde el minuto 1 y no dejó de recibir golpes hasta el descanso.

- Publicidad -

Este es un Atlético rocoso, duro y batallador. En un buen día le haces con suerte algún gol. Y el Athletic tuvo 45 minutos de «buen día». Cómo si de un púgil se tratara el Atleti salió a recibir golpes y aguantarlos estoicamente sabiendo que antes o después llegaría su momento.

Tuvo sus ocasiones en la primera mitad el Atlético de marcar. En el minuto 2 Costa desaprovechó un mano a mano con Iago Herrerín y hacia la media hora, Raúl García rozó el gol en un cabezazo cruzado.

Lesión de Filipe Luis

- Publicidad -

El primer tiempo trajo una malísima noticia para el futuro más cercano. Filipe Luis en una jugada defensiva sufrió una rotura en el abductor (se estima un plazo de recuperación de cuatro semanas) y tuvo que ser retirado en camilla. Fue inmediatamente sustituido por Insúa que tendrá varios partidos para demostrar su cartel de estrella que trajo de la liga lusa. De momento ayer cumplió con creces en un partido complicado y convenció a muchísimos detractores que esperaban que no estuviera al nivel. Estuvo preciso en defensa y aunque no se prodigó en ataque como Filipe dio muestras de poder competir a alto nivel que es lo que se espera de los que están esperando su oportunidad. Desde aquí enviamos un fuerte abrazo a Filipe Luis y seguro que pronto estará dejándonos boquiabiertos de nuevo con sus subidas por banda.

Se encienden las alarmas

Cuando tu mejor jugador es tu portero, malo. Cuándo tu portero se gana la canonización con medio partido antológico puedes dar gracias de no salir goleado. Sin embargo en mitad de una batería de disparos y un acoso y derribo constante Courtois se bastó para neutralizar todo el peligro hasta el minuto 43.

Llegaba el Atlético con ventilación asistida al final del primer tiempo y mientras esperaba que tocara la campana de final de round llegó un derechazo a la mandíbula. Muniain muy activo en la primera mitad abre a banda para que centre Laporte y Aduriz, que es un cabeceador excelente, gana la marca a Miranda y Godín y pica cruzado marcando un golazo imparable. Los minutos hasta el descanso tuvieron a los madrileños tambaleándose buscando el final del primer tiempo y el Athletic poniendo a prueba a Courtois y buscando con ahinco el K.O. No llegó el segundo gol del los bilbaínos y el segundo tiempo cambiaría todo.

Remontada para la historia

Gol en contra, eliminatoria igualada, estadio sin mácula contra un rival invicto en casa, jugador lesionado en el primer tiempo y equipo de más a menos…escenario perfecto para la tragedia o para la épica. Los de Diego Pablo Simeone son más dados a la épica. Salieron los gladiadores del Cholo sin las preocupantes señales de debilidad que había mostrado al final del primer tiempo. La charla de Simeone sin duda debió ser muy aleccionadora y el equipo salió concentrado en conseguir el pase a semifinales. Funcionaron los cambios tácticos aplicados llevando a  Adrián y a Costa a las bandas y dejando a Raúl García arriba entre líneas. La defensa del Athletic se tuvo que desplegar para contener las acometidas de su rival que iniciaba las hostilidades por banda con Cebolla desde la izquierda y Koke por banda derecha. Así llegaría el gol del empate en una acción que se iniciaba en banda izquierda. El centro al área lo prolonga Miranda al centro y aprovecha en punto de penalti un impresionante Raúl García al que le saca su volea Iago Herrerín. El rechace lo recoge en la frontal del área Insúa, abre para Cebolla y otro centro medido a Raúl García en el mismo punto e inexplicablemente libre de marca no perdona y la aloja en el fondo de las mallas. Partido y eliminatoria más que encarrilada.

El Athletic al que le costaba hacer ocasiones claras al rival marcar dos goles en apenas 30 minutos se antojaba muy complicado. Con una clara ventaja y habiéndole visto las orejas al lobo los de Cholo contemporizaron con suma inteligencia y jugaron con la ventaja intentando robar el balón al Athletic en posiciones que favorecían el contragolpe. El partido entró en un letargo del que sólo le despertaría el Atlético al final del encuentro.

Courtois volvió a demostrar su nivel  con dos paradas a Ander Herrera. El partido moría, sobre todo a raíz de la entrada de Sosa muy bueno reteniendo el balón en ataque y el juego inteligente como siempre de Costa y Raúl García arriba. La desesperación del Athletic que metió arriba todo su arsenal disponible con Ibai, Kike Sola y Beñat desdibujó al Athletic que se volvió impreciso en su intento de ir a la desesperada. Uno de esos balones perdidos en la frontal del área rival llegaría a Koke que demostraría de nuevo lo preparado que está para competir en la élite. Recibe, se revuelve y sin tener que mirar sabe donde puede llegar Diego Costa, adelantándole un balón que le deja sólo frente a Iago. El portero nada puede hacer y Costa sólo necesita aplicar un cambio de ritmo con potencia para alojar la pelota en el fondo de las mallas. La factura y protagonista del gol además de retrotraernos en la competición al día que la ganamos por última vez supone la primera victoria de un rival en el nuevo San Mamés. Otro hito para la página dorada de historia rojiblanca que Simeone está escribiendo en el club.

Aguarda el Real Madrid en semifinales y el sinfin de retos a los que nos enfrentamos no nos dejan tiempo ni de saborear las noches grandes cómo la que anoche llevó al Atlético de nuevo a unas semifinales de Copa como el grande que jamás debió dejar de ser.

Jugaron: Courtois; Juanfran, Miranda, Filipe Luis (Insua, 14’), Gabi, Koke, Adrián (Sosa, 79’), Raúl García, Cristian Rodríguez y Diego Costa (Alderweireld, 90’)

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano) amonestó a Raúl García (8’) y Koke (32’).

Fotografía: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS