Courtois agranda su leyenda

Thibaut Courtois se ha convertido por méritos propios en uno de los auténticos ídolos modernos del Vicente Calderón. El espigado portero es un importante puntal, uno de los hombres clave del Atlético del Cholo, y su progresión a orillas del Manzanares ha sido una realidad a marchas forzadas. Prueba de ello es que el miércoles cumplirá la importante cifra de 150 partidos como colchonero. Lo hará ante el Chelsea, el club al que pertenece, y al que con sus intervenciones puede dejar fuera de la final de la Champions. Cosas del fútbol. Y del Atleti.

Pocos podrían imaginar el imparable crecimiento de Courtois como colchonero. Llegó al Atleti en julio de 2011. El conjunto rojiblanco acababa de vender a De Gea al United y estaba al acecho de un portero que compitiese por el puesto con Asenjo y Joel Robles. En estas, salió a la palestra el nombre de Courtois, un portero de 19 añitos que venía haciendo las cosas muy bien en el Genk belga. El Atleti le intentó echar la red, pero el Chelsea se adelantó y se hizo con el cancerbero por 9 millones, firmándole por cinco temporadas. Aunque aquel mismo día, el portero belga llegaba cedido al Atleti, y desde entonces ha ido labrándose poco a poco un hueco en los corazones colchoneros. En especial en el de Simeone. El Cholo confió en él desde el primer día y Tibú supo responderle con creces. No tardó en hacerse con el puesto y el 9 de mayo de 2012 tocaba el cielo al ganar la Europa League en Bucarest ante el Athletic de Bilbao tras una temporada para la historia.

- Publicidad -

Menos de dos meses después, el Atleti lograba ampliar otro año la cesión del joven portero. El Chelsea, campeón de la Champions, le veía como el heredero natural de Cech y no quería cortar su progresión a la sombra del meta checo. Entre tanto, el Cholo se relamía: podría contar con su portero otro año más. El Atleti completó otra campaña magnífica. Comenzó llevándose la Supercopa de Europa curiosamente ante el Chelsea (en el partido número 100 de Courtois como profesional) por un contundente 1-4 para cerrar el año con un tercer puesto en Liga y ganando la Copa del Rey en el Bernabéu al eterno rival. Courtois volvía a ser fundamental y el Atleti conseguía ampliar la cesión otra temporada más.

Con 21 años, Courtois afrontaba su tercera temporada como colchonero, y lo hacía con la certeza y confianza de quien sabe que se ha convertido en referente. El único deseo del meta belga era seguir de rojiblanco y ni siquiera Mourinho consiguió hacerle cambiar de opinión. Su temporada está siendo más espectacular que las anteriores si cabe. Su seguridad es el mayor aval del conjunto colchonero, que tiene en su portería todo un seguro de vida. Ha recibido 31 goles en 51 partidos y ha logrado dejar su puerta a cero en 30. Se dice pronto. Para muchos es el mejor portero de la historia del club, y, sin duda alguna, uno de los mejores del panorama futbolístico internacional.

Así las cosas, el portero belga, uno de los grandes aciertos de la directiva en los últimos años, cumplirá mañana su partido número 150 como colchonero. Hasta ahora, ha encajado 116 goles y ha dejado la portería imbatida en 78 encuentros, más de la mitad. No ha cumplido aún los 22 años, pero su historial como rojiblanco es grande. Muy grande. Y que así siga siendo. ¡Felicidades Tibú!

- Publicidad -

Alex Jiménez [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/alexJota12 » target=»on» ][/social_link]

 Fotografía: Tania Delgado[social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/TD_Fotografia» target=»on» ][/social_link]  

COMENTARIOS