Faltó suerte. Sobraron 3 minutos

CrónicaFINALUCLUEFA Champions League FINAL. Real Madrid 4 (Sergio Ramos 93′; PRÓRROGA Bale 110′, Marcelo 118′, Ronaldo 120′) – Atlético de Madrid 1 (Godín 36′)

CAMPEÓN: Real Madrid CF.

- Publicidad -

Volvieron a sobrar 3 minutos, como en 1974. Con el banquillo mirando el cronómetro, el árbitro dictaminó 5 minutos de alargue y en el 93′ de encuentro a la desesperada el Real Madrid encontró el filón. El cansancio y las molestias físicas hicieron el resto para que el Real Madrid alzara su décima Champions League y dejara al Atlético con la misma cara de merecedor con la que se quedaron Luis Aragonés y los suyos hace 40 años. «Los títulos no se merecen, se ganan». Palabra de Gabi. La Champions League del Atleti deberá esperar.

Orgullo, quiero que los hinchas sientan orgullo por lo conseguido. Hoy es un día amargo pero no triste porque cuándo lo das todo sólo te queda sentirte orgulloso del trabajo.

-Diego Pablo Simeone

Empezamos por el final. “Sentimos amargura. Nunca tristeza” Son las palabras de Diego Pablo Simeone a la conclusión de la Final destinada a cerrar 40 años de espera y que tuvo un desenlace igual de cruel que entonces.

Un Atleti temible comanda la primera mitad

- Publicidad -

El partido no fue el más bonito del mundo, no. Pero si fue un fabuloso duelo por el cetro de hegemonía en Europa. Sólo decir que el Atlético ha llegado al punto en que a nadie le sorprende que dispute todos los títulos de tú a tú. Sólo ese logro es lo que muchos hemos ansiado toda la vida.  Llegados a este punto de nada sirve lamentarse de lo perdido sino apreciar lo mucho ganado.

En el minuto nueve ocurre la fatalidad que había comenzado en la previa. Antes del encuentro conocíamos la baja de Arda Turan. A los 9 minutos de encuentro Diego Costa, sorprendente titular mira al banquillo y reconoce que no va bien. Es sustituido por Adrián que cuajó un buen partido lo cual no óbice para reconocer que alinear a Costa de inicio tal vez fue un error de Simeone porque no estaba ni mucho menos al 100%.

Llegaba el Madrid principalmente por banda izquierda con Di María cruzando balones peligrosos constantemente. Ronaldo no lograba ser desequilibrante (y en realidad nunca lo fue en toda la noche). Benzema debía estar renqueante porque salvo algún intento de dejada de peligro no tuvo ascendente sobre el jugo ofensivo. El gran compañero de viaje de Di María fue siempre Bale.

El galés sin embargo contó con varias ocasiones de gol que no lograría convertir. Errado en el disparo y sin la tranquilidad para definir sólo pudo marcar cuando el Atleti renqueaba físicamente en la prórroga.

En el 36 se desnivela el marcador y el Atleti sueña con ganar el más preciado de los títulos. Despeja sin contundencia la defensa del Madrid un corner botado por Gabi y en la segunda jugada Casillas comete un error infantil en una salida desastrosa y Godín la eleva por encima del guardameta que no logra recuperar a tiempo la posición para evitar el gol.

1-0 y situación franca para el Atlético para remar a favor. Sin embargo esta falta de jugadores que retuvieran el juego (Costa o Arda Turan) obligó a jugar al Aleti al remolque y a irse encerrando atrás con Villa y Adrián incapaces de sacar al Atleti de su atolladero.

El Real Madrid acierta a la desesperada

El rival blanco fue imponiéndose en la posesión y el dominio de la situación según avanzó el segundo tiempo. El dominio, dio paso al acoso constante a la meta de Courtois que recibiendo ocasiones de Bale y Di María además de las de Cristiano a balón parado.

Sobraron como decíamos al principio otra vez tres minutos. Tres minutos prolongados tal vez de más. Tres minutos en los que el acoso desesperado del Real Madrid parecía no tener fruto no encontrara un descosido. Esos centímetros que le faltaban a Tiago para llegar al despeje y que le dieron a Sergio Ramos para encontrar la esquina dónde no podía llegar Courtois.

Se eleva Ramos más rápido que Tiago, su par, en el último córner del encuentro y logra conectar un perfecto cabezazo que desnivela el encuentro para el Real Madrid. Y digo bien porque a pesar de ser sólo el empate, ese fue el gol decisivo para hacer mella en el blindaje rojiblanco.

El cansancio y problemas físicos mermaron más si cabe la defensa rojiblanca y Bale en el minuto 110 marcó un gol que parecía definitivo. El Atleti salió a la deseperada y sin el criterio necesario fruto de las urgencias. Una defensa muy desguarnecida provocaría que Marcelo libre de oposición marcara en el 118 y Cristiano Ronaldo al borde del final provocara un penalti que el mismo marcaría.

El Atlético cerró el partido más importante de su historia con el inconsolable sinsabor de saber que lo pudo (y debió) ganar. Un poco más de fortuna o un poco menos de tiempo añadido habrían bastado. 

¿De quién es la culpa? Seguiré el discurso de Simeone: “lo maravilloso de este deporte nuestro es lo impredecible que es; te puede dar todo como te lo  puede quitar en un instante”.

Cabeza alta y a cargarnos de fuerzas. La temporada que viene traerá nuevos retos y nueva gloria por conquistar partido a partido.

Tifo

Jugaron: Courtois, Juanfran, Godín, Miranda, Filipe Luis (Alderweireld 83′), Gabi, Koke, Tiago, Diego Costa (Adrián 9′), Villa y Raúl García (Sosa 66′)

Árbitro:  Björn Kuipers. Holanda. Amonestó a Raul García 27′, Miranda 53′, David Villa 72′, Juanfran 74′, Koke 86′, Gabi 100′, Godin 120′.

Ricardo Menéndez [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/rickyam» target=»on» ]http://twitter.com/rickyam[/social_link]

Fotografías: Club Atlético de Madrid, Esto es Atleti

 

 

COMENTARIOS