Més que una Liga

FC Barcelona 1 (Alexis 31′) – Atlético de Madrid 1 (Godín 51′).

CAMPEÓN DE LIGA 2013/14: Atlético de Madrid

- Publicidad -

CampeonesGolPensaba que nunca iba a escribirlo. Pensaba que nunca iban ustedes a leerlo. El Atlético de Madrid, o mejor dicho el Atlético de Diego Pablo Simeone ha conquistado la Liga más desnivelada de entre las grandes Ligas mundiales. Y lo ha hecho apelando a valores del club como la lucha, coraje, contragolpe y épica. De su manual personal ha añadido una máxima de dosificar los objetivos partido a partido, jugada a jugada, metro a metro y ha convertido al club colchonero en el epicentro futbolístico del mundo entero.

Llegaba el Atlético tocado y con dudas. Los partidos contra el Levante y el Málaga crearon ansiedad, dudas y menos solidez en cuanto a colchón de puntos. El Real Madrid se disparó al pie y el Barcelona que creía que lo había hecho, se vio vivo y en la lucha a un partido por la Liga a causa de los dos traspiés de los rojiblancos. Se podía haber ganado la Liga antes de esta fecha y no se hizo (también se podía haber perdido). Así todos los no atléticos pensaban que si el Atleti no había terminado campeón antes de llegar al Camp Nou perdería la Liga sin remisión en Barcelona y que el capítulo 38 del «Ya caerá el Atleti», daría paso al diagnóstico de «sois el Pupas» y toda esa patraña que nos ha perseguido muchos años. Desterrado. Para siempre. Somos el Atleti y hemos vuelto. ¡Gracias Cholo!

El contratiempo como motivación

- Publicidad -

Un partido trepidante respondíó a varias de las máximas del Cholismo. Si las circunstancias del partido resultan adversas, levántate y sigue peleando. Y vaya si resultaron adversas. Arrancó el encuentro con un despliegue generoso de fútbol por ambos bandos. El Atlético con una presión alta muy valiente en un escenario como el Camp Nou cortaba las líneas de pase a Iniesta y Cesc (que echaban en falta de salida a Xavi) y no dejaba controlar con comodidad a  Messi, Pedro o Alexis en zonas de peligro. Así el Barça recurría a ensanchar el campo y buscar el peligro con centros de Adriano y Alves.

Miranda avisó en la primera a balón parado de que el Atleti hoy por hoy es insuperable en el juego de estrategia. Juanfran y Filipe se mostraban incisivos en las llegadas desde atrás y todo pintaba de cara para el cuadro colchonero muy a gusto en el partido pero a los diez minutos Diego Costa en una arrancada por banda izquierda siente un pinchazo y se tiene que retirar. La cara de desesperación del jugador era replicada por cada seguidor rojiblanco que sabía que sin Costa se perdía mucho potencial ofensivo y de intimidación.Se perdía la capacidad de fijar a la defensa rival como ya vimos ante el Málaga. Adrián, sin apenas calentar saltó al campo, Costa en el banquillo se tapaba la cara para que no le vieran llorar. Sólo seis minutos después otra fatalidad. Arda recibe un golpe en la zona pélvica dolorida de Cesc y se retira lesionado y con los ojos vidriosos. Segundo directo a la mandíbula.

El Barça oliendo la debilidad momentánea del rival aceleró la marcha y comenzó a cruzar balones al área. La ausencia de Costa y Arda contrajo al equipo a la frontal de su área y Adrián, Raúl García y Villa apenas lograban sacar al equipo de su mitad de campo. Así en un pase al área de Pedro a Messi el intento de control de pecho se le escapa pero lo recoge Alexis para empalar una fenomenal volea imparable a la escuadra. 1-0 Minuto 31y el mundo se veía de un gris muy oscuro si ibas de rojiblanco.

Adquirió ventaja el Barcelona pero sin creer en sus posibilidades. Así tras cinco minutos de zozobra peligrosa, los colchoneros se reengancharon al juego y entre los desaciertos de Pinto y los nervios en defensa, el Atlético acorraló al Barcelona en su área en varias jugadas a balón parado. Con esa sensación de que el Atleti había sido ajusticiado sin que el rival lo mereciera se llegó al descanso. Que injusto es a veces el fútbol.

Cuando la vida te vapulea, Cholismo

CampeonesPiña2Que justo es a veces el fútbol. La reanudación nos regaló un Atlético resucitado de la mágica mano de Simeone. Los 15 minutos más bellos jamás soñados comenzaron con un disparo de Villa al palo y otra ocasión que no controló el Guaje en el área. Al asturiano se le negó la gloria ayer pero se vació trabajando por el equipo. El gran comienzo del segundo tiempo quedaría refrendado en la siguiente jugada cuando Diego Godín remató a gol un perfecto saque de corner de Gabi. Golazo con mayúsculas que valía una Liga. Palabras mayores. Ayer Godín trascendió ser «sólo» parte de la mejor pareja de centrales de Europa para convertirse en leyenda atlética y ser recordado siempre (como le sucediera a Miranda la temporada pasada).

Messi pudo cambiar el devenir de la historia marcando casi a continuación pero Mateu Lahoz determinó que era fuera de juego. Dudoso como mínimo. Fue lo más notable de un gris Messi al que el Atlético supo neutralizar de nuevo. Los 40 minutos hasta el final discurrieron entre muchísima tensión, fases de defensa ferrea, otras de contragolpe que fueron languideciendo según se quedaban sin fuerzas el Atleti. Los cambios del Barcelona con un Neymar incisivo pero renqueante añadieron mucho peligro. Sosa por parte del Atlético demostró su crecimiento y como fue capaz de tapar la creación de Xavi, estorbar a Messi y encontrar vías para llevar el peligro al área del Barça. Un pulmón cuando más lo necesitaba.

La diferencia entre ambos conjuntos lo marcan sus reacciones ante los goles encajados. El Atleti apretó los dientes y se rehizo. el Barcelona se desesperó y se deshizo. Una sombra del gigante que fue. Aún peligroso pero ya no es temible ni invencible.

CampeonesGodinEl público tuvo un final de partido honroso digno de mención. En gran número permaneció en sus butacas y a la finalización del encuentro tras unos instantes de desazón rompió en un sincero homenaje al rival coreando «¡Atleti, Atleti, Atleti…!». ¡Honor al campéon. Y honor a quien es tan elegante en la derrota.

El final del partido de Liga es un sueño hecho realidad. Merecíamos este final épico más que un pasillo de honor para la anecdota. Los rojiblancos se regalaron el final más emocionante que uno pueda imaginar.

Este triunfo además es la continuación de una filosofía ganadora que cierra su tercer exitoso año. Es campeón por ganar a los mejores y ser capaz de levantarse tras las desgracias sin quejarse de los contratiempos. Trofeo Zamora, segundo máximo goleador, equipo menos goleado; ganando en el Bernabéu, en Mestalla, en San Mamés, en el Sánchez Pizjuán, empatando en el Camp Nou ¿quién puede rebatir que el Atleti no es justísimo vencedor? Esta Liga es la Liga que se ganó partido a partido. La Décima ya está en casa y se conquistó en el territorio más complicado. Es «més que una Liga».

CampeonesCelebración

Jugaron: Courtois, Juanfran, Godín, Miranda, Filipe Luis, Gabi, Arda Turan (Raúl García 23′), Koke, Tiago, Villa y Diego Costa (Adrián 17, (Sosa 72′)). Árbitro: Mateu Lahoz del colegio valenciano. Amonestó a Godín 35′, Tiago 36′ y Filipe Luis 69′

Ricardo Menéndez [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/rickyam» target=»on» ]http://twitter.com/rickyam[/social_link]

Fotografías: Tania Delgado [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/TD_fotografia» target=»on» ]http://twitter.com/TD_fotografia[/social_link]

COMENTARIOS