El Atleti encuentra kriptonita en El Pireo

140916CrónicaOlympiacosUEFA Champions League. Fase de Grupos. Jornada 1. Olympiacos 3 (Masuaku 13′, Affelay 31′, Mitroglou 73′) – Atlético de Madrid 2 (Mandžukić, 37′, Griezmann 86′)

Lo que mal comienza

- Publicidad -

Casi desde que se anunció la alineación había más de un aficionado con la mueca torcida pensando si tal vez era mal día para subirse de golpe al carro de las rotaciones. Ansaldi, Mario y sobre todo Oblak causaron sorpresa en el once. Con el meta mallorquín Moyá erigido en nueva estrella del momento, pocos eran los que deseaban ver hoy el debut del esloveno. La verdad es que sólo necesitaba un partido discreto, pasar desapercibido y que el equipo estuviera entonado para que su debut quedara como un recuerdo feliz. Pero no pudo ser, el portero infeliz protagonista de la noche se marchó a la caseta dos horas después con 3 goles en su casillero de 4 disparos. Difícil sentirse menos imprescindible.

El partido comienza rematadamente mal. A los 3 minutos ya estábamos amonestados y sangrando. Gabi en la primera salida del balón del Olympiacos ve la amarilla por impedir una contra. Criterio arbitral europeo lo llaman. En la siguiente jugada Mandžukić recibe un tremendo codazo que le provoca una fuerte hemorragia nasal que le duraría todo el partido (tuvo que jugar con apósitos taponando la nariz). Ni falta. Mal karma.

Pero no culpemos a designios divinos la derrota sino a una noche para olvidar en defensa. El equipo cometió imprecisiones en las entradas por banda (especialmente la izquierda por donde llegaría el peligro que genera la jugada de gol. Un centro al área y los centrales no consiguen más que despejar el balón a corner. En el saque Masuaku desde el perfil izquierdo y con sólo una tímida oposición de Gabi conectó un zapatazo que Oblak sólo pudo acompañar con el cuerpo mientras se colaba. Hay disparidad de criterios entre los que creen que Oblak pudo hacer más y los que piensan que no hizo suficiente en ese primer gol. Ya me entienden.

- Publicidad -

A remolque

Al Atleti le ganó ayer la partida con total merecimiento el Olympiacos de Michel que se disfrazó de Atleti. Entregó la pelota más aún a raíz del uno a cero y aprovechó los espacios a la contra. Eso y la descolocación constante en defensa que no pudo corregir el equipo en toda la noche. Para cimentar la victoria griega hacía falta más que buen juego a la contra. Y ahí surgió el ex-atlético Roberto que tuvo una actuación colosal bajo palos.

Ansaldi fue el paradigma del equipo visitante. El lateral que salió probablemente para dar más profundidad que Siqueira estuvo excelente en ataque y mediocre en defensa. Esa bipolaridad castigaría sobremanera al Atlético defensivamente. Hasta la media hora el Atlético generó más fútbol y ocasiones que el rival. Gabi, Mandžukić, Arda, Koke y Ansaldi pusieron a prueba a Roberto y el empate parecía cercano. Raúl García y Juanfran también tuvieron llegadas de peligro.

Sin embargo el Atleti encajaría el 2-0 a la contra como quería el Olympiacos que defendía con los dientes apretados y se estiraba con calidad. En un error grosero e impropio del nivel mostrado por el Atlético de Cholo, Ansaldi y Mario chocan por un balón que intentan arrebatar a Afellay y el mediocentro atlético sin querer asiste al ex del Barça quien tras agradecer el regalo remacha lo que parecía una losa muy difícil  de quitarse.

Mandžukić hizo lo difícil y acortó distancias en uno de los pocos centros claros que le llegaron para rematar. Cabezazo inapelable y al descanso con esperanzas de cambiar el signo del partido en la reanudación.

Arda + Griezmann = Fútbol

Simeone, el alquimista rojiblanco, encontró oro en el derbi uniendo los talentos de Arda Turan y un Griezmann que había sido irrelevante antes de jugar al lado del turco. Sin embargo esta ‘fórmula de la Coca-Cola’ Simeone inexplicablemente se la guardó hasta el minuto 55. El sacrificado otra vez Gabi que no estuvo bien. Es un cambio muy relevante y que se repite por segundo partido consecutivo tras no pasar en un año. La salida de Antoine hizo que el Atlético carburara a mil por hora y generara cuatro ocasiones clarísimas de marcar en cuatro minutos. El empate volvía a parecer inminente.

En ese instante el Atleti termino de desdibujarse en defensa. Una falta leve no pitada a Ansaldi acaba en jugada mal defendida por el italo argentino. Arda y Mario están inoperantes en la cobertura y Godín y Miranda no logran parar a sus marcas. Gol de Mitroglou de 9 puro, parando y revolviéndose en el área. El Olympiacos cerraba un partido ganado con la esencia robada a los madrileños.

Aunque Griezmann marcaría a falta de cinco minutos el tiempo se agotó y las innumerables ocasiones marradas dejaron un poso de amargura que hacía mucho que no experimentábamos. 3 puntos que quedan en el Pireo y un arranque malo son el balance de la derrota en tierras griegas.

Lo malo es que se perdió un partido, lo bueno es que sólo se perdió un partido y hay tiempo (poco, eso sí) de rectificar.

Jugaron: Oblak, Juanfran, Miranda, Godín, Ansaldi, Arda Turan, Gabi (Griezmann 55’), Mario Suárez (Saúl 75’), Koke, Raúl García (Cerci 66’) y Mandžukić

Ricardo Menéndez

Foto: Club Atlético de Madrid

COMENTARIOS