¿Psicofonías en el Calderón?

Dice hoy Orfeo Suárez desde su columna de opinión en El Mundo que en «el Vicente Calderón se repiten unos cánticos intolerables». Tras titular con un ‘La mejor afición de España’, Suárez empieza su artículo haciéndose eco de la queja de Michel tras el partido (donde dijo que se habían realizado insultos desde la grada contra su nieto recién nacido) para seguir enumerando otros cánticos que, siempre según él, se realizan en el feudo colchonero. En su articulo reconoce, eso si, que cánticos nauseabundos hay en todas las gradas, pero lo remata diciendo que en el Calderón la reiteración es mayor. Pataleta sin venir a cuento.

«No me gusta es que se metan con miembros de mi familia, incluso con los recién nacidos»

Míchel, tras el partido en el Calderón

Sobra decir que en una masa de cincuenta y pico mil personas por fuerza tiene que haber algún desconsiderado y maleducado. Y puede que ese o esos personajes se situaran lo suficientemente cerca del área técnica de Míchel para proferir algún insulto y que éste pudiera oírlo. No descubro la pólvora si digo que los aficionados que se sitúan cerca del banquillo rival suelen lanzar comentarios, más o menos desconsiderados, a los jugadores y  técnicos rivales con el fin de mermar su atención sobre lo que ocurre en el césped. Puede que ayer pasara algo de eso y que los comentarios fueran nauseabundos. Puede ser, pero eso sólo los que estuvieron allí lo pueden saber salvo que alguna cámara captase el momento.

- Publicidad -

Y Orfeo Suárez no estuvo allí. O al menos no los oyó en primera persona. Digo esto porque lanza su acusación en base a las palabras de Míchel. De las que no voy a dudar, pero con las que no se puede juzgar a toda una grada. Y menos a toda una afición. El periodista, desde su altar juzga al todo por la parte y en consecuencia de su juicio, pide que se actúe ya que de lo contrario será «mejor  que los niños se queden en casa, y con el volumen bajo». Menos mal que hay alguien que piensa en esas pobres criaturas.

Curiosamente (por decirlo de alguna manera), ninguno de los miembros de Esto es Atleti que ayer estuvieron en el Calderón escucharon esos cánticos a los que alude Orfeo Suárez. Tan sólo el esperado «Michel, Michel, maricón» y  su nueva versión «Michel sigue siendo maricón». Otros periodistas de otros medios, tampoco parecieron escuchar nada a la vista de sus tuits.

 

 

Incluso Eduardo Castelao, periodista de El Mundo que cubre la actualidad del Atleti, ha preguntado por Twitter si alguien escuchó esos insultos.

- Publicidad -


Las ganas de algunos periodistas de enfangar al rival les hace embarrarse hasta las cejas y retratarse. El periodismo parte de la necesidad de encontrar una evidencia, una prueba constatable de un hecho y a partir de ahí actuar. Y no actuar en base a lo que alguien dice que oyó mientras intentaba hacer algo, que por cierto, le salió mal. Al final de las ganas que tienen de oir cosas, en el Calderón habrá psicofonías.

Iván Fuente[social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/ivanindetapia» target=»on» ]http://twitter.com/ivanindetapia[/social_link]

Fotografía:Tania Delgado [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/TD_fotografia» target=»on» ]http://twitter.com/TD_fotografía[/social_link]

 

COMENTARIOS