El Atleti espera rival en el sorteo de Nyon

sorteo-cuartos-ucl-14-15Tras dejar en la cuneta al Bayer Leverkusen en los octavos de final de la Champions League, el Atlético de Madrid espera rival para cuartos de final. El sorteo se celebrará mañana viernes como es habitual, en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza) a las 12 horas. Será un sorteo puro donde no habrá condicionantes y se podrán enfrentar entre sí equipos del mismo país. Los posibles rivales del Atleti son: Real Madrid, PSG, Mónaco, Bayern, Porto, Barcelona y Juventus. A continuación, desgranamos a grandes rasgos las características de estos equipos y cómo han llegado hasta esta fase de cuartos de final.

Real Madrid

- Publicidad -

Dos Derbis más esta temporada (seis hasta el momento) sería algo inédito en una misma campaña, pero la probabilidad existe y los blancos, después de la goleada colchonera en el último enfrentamiento, no son precisamente un rival al que se le mire con recelo. Lógicamente, y con todo el respeto, el Real Madrid en Champions (vigente campeón) es un rival temible al que cualquiera le gustaría evitar, pero la dinámica ganadora del Atleti en los últimos duelos directos les convierte en un rival menos malo a estas alturas que el FC Barcelona o el Bayern, por poner un par de supuestos.

Tras pasar a octavos como primeros de grupo, el Real Madrid eliminó al Schalke 04 y terminó pidiendo la hora en el Santiago Bernabéu ante un conjunto alemán plagado de bajas importantes. Hasta Florentino Pérez tuvo que salir a desmentir posibles problemas dentro del seno del vestuario, por lo que las aguas están un tanto revueltas en Concha Espina s/n y aún podrían revolverse más si los madridistas pierden el próximo domingo en el clásico por la Liga contra el Barcelona.

Con respecto al equipo pocas cosas que decir que no conozcamos. En la portería Casillas parece haber perdido el halo de ‘Santo’ que siempre le acompañaba. Los blancos sufren cuando Sergio Ramos y Pepe no están o no rinden a su mejor nivel y se ven demasiado expuestos ante los ataques rivales cuando el resto del equipo no repliega o no baja a defender. Los problemas en el centro del campo vienen en la contención, pues ni Khedira, ni el recién llegado Lucas Silva, ni el defenestrado Illarramendi terminan de convencer. La recuperación de Modric es una gran noticia sin embargo, pero junto a Isco y Kroos, ambos eminentemente ofensivos, la parcela recuperadora en el centro del campo sufre en labores de contención, por lo que Ancelotti no logra dar con la tecla para encontrar el equilibrio en dicha zona del campo. En la delantera casi nada: Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo son los habituales. Jesé aún no ha vuelto a encontrar regularidad tras su lesión y James continúa en el dique seco. Chicharito es defenestrado por el técnico jugando los minutos de la basura y entre los tres titulares, Bale es criticado porque su rendimiento hasta el momento no alcanza la fortuna que el Real Madrid pagó por su traspaso.

- Publicidad -

FC Paris Saint-Germain

El PSG es uno de los rivales a evitar. El equipo galo se clasificó con claridad en el Grupo F y peleó hasta el último partido la primera plaza del grupo al FC Barcelona. Solo una derrota en el Camp Nou les privó de dicho privilegio.

Tras caer eliminados en cuartos de final en Stamford Bridge la temporada pasada, el PSG regresaba a Londres para enfrentarse a los de Mourinho de nuevo, esta vez en octavos de final y con la desventaja de tener que vencer o empatar a más de dos goles. El equipo galo, con más experiencia que el año pasado, peleó contra el Chelsea hasta la saciedad. Después de la expulsión injusta de Ibrahimovic a la media hora de partido, el PSG consiguió igualar la eliminatoria, que minutos antes Cahill había desnivelado, a cuatro minutos del final. Tras encajar un tanto en contra de penalti en la prórroga, David Luiz (ex-Chelsea) fue el encargado de dar el pase a los franceses con un testarazo antológico de cabeza consiguiendo el empate a dos y el pase a cuartos.

Calidad desde la dirección técnica con Laurent Blanc al mando y calidad a base de talonario sobre el césped. Desde la portería, con un Sirigu heredero del trono bajo palos de la selección italiana que ahora ocupa Buffon. La defensa brasileña con Thiago Silva, David Luiz, Marquinhos y Maxwell. La estelar línea de centrocampistas con el ex-rojiblanco Thiago Motta, el italiano Verratti, el francoangoleño Matuidi, el argentino Pastore y el brasileño Lucas Moura (lesionado) o Lavezzi y una delantera de lujo con la super estrella Ibrahimovic, capaz de cualquier gol o acción inverosímil, y como acompañante nada más y nada menos que el ariete uruguayo Cavani.

AS Mónaco

El Mónaco es a priori uno de los dos conjuntos deseados por todos en este sorteo, junto con el Porto en menor medida. Los del principado se clasificaron como primeros en un grupo difícil en el que estaban Bayer Leverkusen, Zenit y Benfica, y han dejado en la cuneta a todo un Arsenal goleando 3-1 en el Emirates Stadium, por lo que considerarlos como una perita en dulce sería un error. El Mónaco está en cuartos de final con todo merecimiento tras caer derrotado en el partido de vuelta por 0-2 y haber aguantado a un Arsenal a la desesperada demostrando buena capacidad para manejar la presión.

Los de Leonardo Jardim son un equipo equilibrado que mezcla veteranía y experiencia con calidad y juventud. Los veteranos Subasic (portero croata), Ricardo Carvalho, João Moutinho, Toulalan y Berbatov son la columna vertebral del conjunto monegasco. Un equipo que se complementa muy bien con el aporte de calidad de los primeros y con las no menos despreciables cualidades de jovenes promesas que a buen seguro darán que hablar durante los próximos años. Desde los laterales, el brasileño Fabinho y el francés Kurzawa, el ex-sevillista Kondogbia pulmón en el centro del campo, los habilidosos y rápidos Yannick Ferreira-Carrasco (Bélgica) y Bernardo Silva (Portugal) que además de eso aportan goles, y el goleador galo de diecinueve años, Martial.

FC Bayern München

El Bayern es el rival al que los rojiblancos no desearían ver hasta una hipotética final, por aquello de las cuentas pendientes. Encontrárselo antes sería un escollo muy complicado, pero el sorteo puro le otorga la misma probabilidad que a los demás. Los de Guardiola arrasaron en la fase de grupos y pasaron como primeros en un grupo con Manchester City, Roma y CSKA Moscú. En octavos de final, pese a sufrir en Ucrania tras un empate sin goles frente al Shakhtar, los bávaros golearon sin piedad en el partido de vuelta con un escandaloso 7-0.

No hace falta señalar que el Bayern es uno de los mejores equipos de Europa. Al poderío que siempre acompaña a los equipos alemanes hay que sumarle la calidad de su amplia plantilla y de sus estrellas. Desde la portería con Neuer, uno de los mejores guardametas del mundo, pasando por la línea defensiva con los centrales Jérome Boateng, el marroquí Benatia y/o Dante, el español Bernat y el brasileño Rafinha en los laterales (con Lahm lesionado), el veterano Schweinsteiger, Xabi Alonso y Alaba en el centro del campo (Javi Martínez y Thiago Alcántara están lesionados) y el poderío ofensivo de Thomas Müller, Götze, Lewandowski y las estrellas Ribéry y Robben. Un equipo temible.

FC Porto

A priori podría parecer, entre equipos de tanto calado, que el Porto es un rival asequible. Nada más lejos de la realidad. Evidentemente Mónaco o Porto no tienen el cartel de favoritos para el título, pero están dentro de los ocho mejores del continente y eliminarles no será nada sencillo. El propio Atlético de Madrid sabe lo que es morder el polvo en una eliminatoria contra los Dragões, como ya ocurriera en los octavos de final de la Champions 08/09.

El Porto se clasificó cómodamente como primero en la fase de grupos por delante de Shakhtar, Athletic Club y Bate. Ya en octavos, los portugueses sufrieron ante un sorprendente FC Basel. Los del país vecino lograron empatar a uno en la ida en los minutos finales, pero en Do Dragão vencieron con un contundente 4-0.

El equipo de Lopetegui, plagado de futbolistas españoles y sudamericanos, es un conjunto eminentemente ofensivo y que practica un buen fútbol basado en transiciones rápidas. El Porto es una mezcla de varios futbolistas cedidos procedentes de otros equipos europeos de mayor talla y de jugadores propios contratados a bajo precio a través de su gran red de ojeadores, sobre todo en el continente sudamericano. Este mestizaje convierte a los Dragões en un equipo formado por jugadores con una enorme proyección que tras forjarse en el club de la segunda cuidad portuguesa en importancia, serán vendidos a precio de oro a los grandes del fútbol europeo durante los próximos años. Con este modelo el Porto consigue competir año tras año entre los mejores de Europa con Fabiano en la portería, Maicon y Marcano en el eje de la zaga y los brasileños Álex Sandro y Danilo, por los que ya se pelean los grandes de Europa, en los laterales. En el centro del campo el mexicano Herrera aporta el equilibrio, el brasileño Casemiro cedido por el Real Madrid es el pivote sobre el que gira el Porto y Óliver Torres, cedido por el Atleti, aporta la calidad del último pase, sumando todos ellos asistencias y goles para la delantera formada por el extremo rapidísimo Tello, cedido por el FC Barcelona, el argelino Brahimi, ex-Granada, que está completando una temporada excelente y el killer colombiano Jackson Martínez, un delantero centro de talla mundial. Con estas cualidades, considerar al Porto como un equipo asequible sería un error para cualquiera.

FC Barcelona

Ni que decir tiene que el Barça, después de eliminar al Atleti en los cuartos de final de la Copa del Rey, es uno de los rivales a evitar. Un rival al que el Atlético superó el año pasado en cuartos de Champions, pero que quizás esta temporada está un punto por encima de los colchoneros como para encontrárselo a estas alturas, ateniéndonos a las dinámicas de uno y otro equipo.

El Barça se clasificó en la fase de grupos como primero por delante de PSG, Ajax y Apoel. En octavos, el sorteo volvió a enfrentarles por segunda temporada consecutiva al Manchester City, y por segunda vez los culés vencieron a los citizens en ambos partidos. Un doblete de Luis Suárez en la ida valió para superar el gol de Agüero. En la vuelta, Rakitic anotó el gol de la victoria y solo Hart, portero del City, evitó una goleada de los azulgranas. Agüero falló un penalti en los minutos finales que podrían haber llevado el suspense, pero Ter Stegen le sacó el balón con una gran intervención.

Tras comenzar con algunas dudas, los de Luis Enrique han sabido adaptarse a las ideas del nuevo técnico para convertirse a estas alturas de la temporada en un equipo aspirante a todo. Líderes en la Liga, finalistas de la Copa del Rey y un serio candidato a la Champions. El juego de los culés mejora al son del estado de forma de un Messi que ha vuelto a recuperar todas sus cualidades. El argentino vuelve a estar al cien por cien y el equipo lo agradece. Si a ello le sumamos que Luis Suárez parece haber encontrado su sitio y con ello los goles y que Neymar derrocha calidad y peligro en todas las acciones, el cóctel ofensivo del Barça les convierte en un rival muy complicado que pese a recibir goles con una defensa un poco por debajo del nivel de la de los últimos años, es capaz de marcar siempre un gol o varios más que los contrarios a los que se enfrenta. Dani Alves ya no es el que fue, y en defensa Mathieu, Piqué, Bartra y Mascherano se reparten los minutos en el eje. Jordi Alba continúa siendo un puñal en el lateral izquierdo cuando se incorpora al ataque, pero también el espacio que deja a su espalda es un inconveniente. Sergio Busquets continúa siendo el pivote que aporta equilibrio al centro del campo, donde Rakitic ha sabido asumir el protagonismo del juego ofensivo ante un Xavi en sus últimos días como azulgrana y un rendimiento de Iniesta por debajo de lo normal.

Juventus FC

El Atleti ya derrotó a la Juve en la fase de grupos, clasificándose por delante de ellos como primeros. Sin embargo, todo el mundo sabe que nunca hay que fiarse de los equipos italianos en las fases del ko. En las eliminatorias, los conjuntos del país transalpino son escollos muy difíciles de superar porque siempre compiten hasta el último segundo. Nunca dan una batalla por perdida. En cualquier caso, los de Allegri han experimentado un pequeño bache de juego con algunos resultados negativos o victorias por la mínima en el Calcio, que no suponen eso sí un problema para hacerse con el título, pues la Vecchia Signora es líder a catorce puntos de la Roma. Tener asegurado prácticamente el Scudetto, les convierte en un rival aún más peligroso de cara a la Champions, pues los juventinos pueden guardar fuerzas en el campeonato local para dar el máximo en Europa.

La Juve se clasificó para los cuartos eliminando a un Borussia Dortmund decepcionante. Los italianos vencieron por 2-1 en la ida en el Juventus Stadium, y solo un error de Chiellini facilitó que Reus marcara un gol de esperanza para los visitantes. En la vuelta, sin embargo, los de Allegri se impusieron a los de Klopp con claridad en Alemania por 0-3 con un gran rendimiento de Tévez, que anotó el primer y el último gol del partido y además sirvió en bandeja a Morata para el segundo.

Heredado del anterior manager, Antonio Conte, Allegri ha decidido dar continuidad al 1-5-3-2 como esquema que ha hecho de la Juve un equipo campeón de los tres últimos ScudettosPor delante del eterno Buffon en la portería, nos encontramos una línea de tres defensas centrales, normalmente Cáceres, Bonucci y Chiellini. Ogbonna es el primer recambio junto con Barzagli. En los laterales, que en este sistema deben ser de largo recorrido y tener una gran capacidad física, nos encontramos de forma habitual con Lichststeiner en el lateral derecho y Evra o Asamoah en el lateral izquierdo. Por delante de ellos, actúa el chileno Vidal flanqueado por el francés Pogba, toda una amenaza con su potencia y sus disparos lejanos. El ya mítico Pirlo es el canalizador y organizador del juego, aunque su rendimiento físico ya no le acompaña los noventa minutos y Marchisio es su recambio habitual. Pereyra también ha venido actuando en los últimos encuentros y además ha mostrado un buen rendimiento. En el ataque, es habitual la dupla formada por Morata y Tévez. Un delantero alto y potente que suele caer a bandas para utilizar su buen uno contra uno y su rapidez, y otro con más movilidad y más veloz y habilidoso para tratar de aprovechar segundas jugadas y/o conectar con el centro del campo para armar el juego ofensivo. Llorente, delantero referencia, ha pasado a ser la primera opción de Allegri en el banquillo a la hora de sustituir a Morata.

La suerte está echada y el rival ya espera en el bombo. Para reinar en Europa hay que eliminar a todos los rivales y en cuartos de final de la Champions League ningún rival es asequible, pero hay una cosa clara; El Atlético de Madrid es un rival al que ninguno del resto de los siete equipos se quiere encontrar.

Iván Morato [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/ivanbasten_9″ target=»on» ]http://twitter.com/ivanbasten_9[/social_link]

Fotografía: UEFA

COMENTARIOS