Gol de Miranda

Joao MirandaJoão Miranda de Souza Filho. Nombre del defensa central brasileño que pasó a la historia del glorioso Club Atlético de Madrid tras erigirse como el héroe de la final de Copa del Rey 2012/2013, hace hoy dos años. Por suerte aún le seguimos disfrutando, y para la historia queda que fue él quien consiguió derribar ese muro infranqueable que no permitía al Atleti vencer al eterno rival. Catorce años acumulaba el Atlético de Madrid sin ganar un Derbi en partido oficial. Catorce años. Se dice pronto, pero sin duda el Atlético de Madrid eligió la mejor ocasión para romper tan demoledora y negativa racha. Ganar una final de Copa al Real Madrid, eterno rival, en su casa, el estadio Santiago Bernabéu.

copa-del-rey-12-13-campeones-atleti-001El Atlético logró así su décima Copa del Rey, batiendo a su máximo rival y vecino en el mejor escenario posible para una afición que llevando en volandas durante todo el partido a los suyos, entonando el célebre «Jugadores, jugadores» para asegurar Quien manda en la capital con pancarta de Neptuno presidiendo la grada, pudo contemplar de nuevo como los rojiblancos volvían a ganar como ya lo hicieran en la mítica final del 92 con idéntico escenario y mismos conjuntos protagonistas. Entrar en la historia es ya un derecho propio que consiguió esa plantilla con el Cholo Simeone a la cabeza. Aquella Copa fue el tercer título en año y medio con el entrenador argentino a la cabeza. Aquella mágica noche Madrid fue rojiblanca gracias a ellos y el lema lució en las camisetas conmemorativas que primero portaron los jugadores y después los orgullosos aficionados. El hasta entonces invencible Real Madrid y sus seguidores no podían creer lo que les estaba pasando. El Atleti les había derrotado tantos años después, tantas batallas después, tantos jugadores distintos después, tantos cabreos por la falta de suerte o por cagarse en la madre del árbitro, y tantas noches sin cenar tras otro derbi sin vencer. Pero esta vez sí, esta vez el Atleti eligió el mejor día para volver a ganar a su archienemigo. Y qué mejor ocasión para hacerlo que una final, en el estadio de tu máximo rival y con todas las estadísticas en contra. Comenzando perdiendo el partido, empatando después y remontando en la prórroga. Sin duda un guión hollywoodiense que pareció confeccionar el mejor de los cineastas. Con V de Vendetta y servida en un plato ya no frío, si no congelado, con nocturnidad y alevosía, el Atlético le dio la cena a todos los aficionados madridistas.

- Publicidad -

Aquí debajo os dejo la crónica que escribí aquel día, uno de los días más felices de mi vida y que por suerte tuve la ocasión de vivir en directo a escasos metros del césped del Santiago Bernabéu:

copa-del-rey-12-13-campeones-atleti-002El Real Madrid, como venía siendo costumbre en sus últimos enfrentamientos contra el Atlético, se encargó de abrir el marcador con un remate de cabeza de Cristiano Ronaldo tras un saque de esquina. La historia negra de los Derbis para los colchoneros parecía que iba a repetirse, pero esta vez los rojiblancos no se vinieron abajo y siguieron luchando hasta conseguir la igualada. Falcao, que siempre aparece en las finales, realizó dos quiebros en el centro del campo y dejando sentados a dos jugadores rivales, filtró un pase milimétrico al desmarque de ruptura de Diego Costa, que recibió en la frontal del área y propinó un disparo raso y seco ante el que la mano de Diego López nada pudo hacer. El partido continuó con el Madrid con mayor posesión de balón. Los blancos disfrutaron de varias ocasiones claras durante el tiempo reglamentario, pero los palos, hasta tres, Courtois y Juanfran, evitaron los goles de Özil, Higuaín y Ronaldo. La pizca de suerte necesaria para salir campeón estaba aliada con el Atlético, y tras la sensacional actuación de Courtois, salvando un gol a bocajarro de Özil tras un remate al palo de los blancos, la prórroga se sobrevino en la noche madrileña. El Atlético llegó con más fuerza al tiempo extra, como así lo demostró con su mejor aplomo y su salida en el primer acto de la prórroga. Tras una ocasión clara, Essien evitó la segunda chance enviando el balón a córner privando del remate a Koke. El mismo Koke se encargó de sacar de esquina y de recoger el rechace de la defensa madridista para poner un centro medido con rosca al primer palo. Miranda, disfrazado de Milinko Pantic en la final del ’96, se adelantó a Diego López y a la defensa madridista y conectó un cabezazo imparable que perforó las redes. La afición colchonera cantó el gol como nunca haciendo retumbar el feudo blanco, y el Atlético aguantó estoicamente defendiendo con sobriedad su ventaja hasta que el árbitro señaló el final del partido. La nota negativa la pusieron Mourinho y Cristiano Ronaldo. El primero expulsado por protestar airadamente las decisiones del árbitro al reclamar un penalti inexistente, y el segundo por una vergonzosa patada cargada de impotencia sobre el rostro de Gabi. A destacar el comportamiento ejemplar de ambas aficiones que llevaron con honor y respeto la derrota y la victoria respectivamente.

Como no podía ser de otra forma, el vídeo no podía faltar tratándose de una final a la que yo asistía, por lo que aquí debajo podéis recordar lo felices que todos los colchoneros fuimos aquel ya histórico día.

- Publicidad -

Vídeos:

Iván Morato [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanbasten_9″ target=»on» ]https://twitter.com/ivanbasten_9[/social_link]

Fotografía y vídeos:

Atlético de Madrid

Tania Delgado [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/TD_fotografia» target=»on» ]https://twitter.com/TD_fotografia[/social_link]

Iván Morato [social_link type=»twitter» url=»https://twitter.com/ivanbasten_9″ target=»on» ]https://twitter.com/ivanbasten_9[/social_link]

COMENTARIOS