Ser el ’10’ es una actitud

Oliver10En un verano inglés, país en el que una taberna parió rodeado de cervezas un deporte llamado fútbol, de 1928 un partido entre el actual Sheffield Wednesday y el Arsenal encendió la bombilla de Herbert Chapman, legendario técnico de los ‘Gunners’. Propuso numerar a todos los jugadores: del 1 al 11, los locales; del 12 al 22, los visitantes. Aquella idea, que tardó tiempo en unificarse como criterio y que no entró en un marco legal por la Federación Inglesa de Fútbol (FA) hasta 1939, puso fin a las espaldas desnudas.

Esa cultura ha permitido que en el Atlético de Madrid dorsales como el ‘8’ o el ‘9’ hayan pasado a la historia gracias a la repercusión generada por leyendas como Luis Aragonés o José Eulogio Gárate. Este verano, la marcha de Arda Turan al FC Barcelona abría un interrogante en la ribera del Manzanares sobre su sucesor. ¿Qué fichaje de parangón heredaría el ‘10’ de la institución colchonera? Ninguno. El ‘10’ juega en casa desde hace siete años.

- Publicidad -

Óliver Torres releva a Arda Turan y asume a sus 20 años el engorroso reto de llevar la ‘10’ del Atlético de Madrid

«Tenemos muchas expectativas puestas en él, vuelve para quedarse. Podría hacer de Koke por la banda», aseguró durante el verano Diego Pablo Simeone sobre Óliver Torres, hombre al que se le ha otorgado la casaca con el número 10. La economía del Atlético de Madrid, aún pendiente de resolver los plazos de pago con Hacienda por la ingente deuda que ha acumulado a causa de una nefasta gestión, dificulta encontrar en el mercado un jugador de las características de Arda acorde a sus posibilidades financieras.

Arda_Turan

A sus 20 años, y previa estancia en tierras portuguesas para ser activo importante en el Oporto de Julen Lopetegui, Óliver Torres releva a Arda Turan y asume el engorroso reto de llevar la ‘10’ del Atleti. Poca broma. Han bastado únicamente dos partidos amistosos, contra rivales de menor entidad, para ver que ha ganado trascendencia y peso en el juego. La mejor prueba, sus minutos contra el Real Oviedo, en los que no perdió un balón, se ofreció continuamente y filtró balones a la espalda de la defensa. De inicio o como revulsivo, se ha ganado el mérito para esta temporada. Ser el ‘10’ de un equipo es una actitud. Y Óliver, al margen de su talante, dispone de esa cualidad.

Los minutos de Óliver contra el Oviedo han confirmado que ser el ‘10’ es una actitud que él dispone. Está preparado para el reto.

El fútbol del moralo es el de un gato con su ovillo de lana. Un juego, puro disfrute. Juega por regocijo y, por ende, regala placer. Lo consigue ahora, a las órdenes de Simeone, y lo lograba con el Juvenil División de Honor de Óscar Mena, etapa vital que lo encumbró como promesa. Hace lo que quiere con la pelota y ella, muy educada siempre con todos aquellos que la tratan como a una dama, le muestra sus respetos. Si está lejos del radio de acción, se ofrece con insistencia para poner el orden que el equipo necesita. Y todo, de repente, adquiere sentido.

- Publicidad -

La sensación de fragilidad por su raquítica apariencia lo obligó a emigrar a Portugal para recuperar la confianza en el juego que su físico le había negado al no responder a las características que busca ‘el Cholo’. “Para jugar aquí con el talento sólo no alcanza, hay que dar algo más”, repite con insistencia el argentino para explicar el fenómeno de su Atleti. Su Erasmus en Oporto lo ha hecho madurar partido a partido. Más allá de dominar los tiempos del juego, virtud que posee desde hace años, Óliver ahora toma responsabilidades.

El último jugador del Atlético que portó la ’10’ con tanta juventud fue Sergio ‘Kun’ Agüero a sus 18 años

 

En los últimos nueve años solo dos jugadores — Arda Turan y Reyes — han dibujado su espalda con el dorsal reservado para el genio de la plantilla. Para recordar – y entender la magnitud del suceso — un caso como el que a día de hoy vive el extremeño es necesario remontarse a la temporada 2006/07, con el mexicano Javier Aguirre en la dirección técnica. La entidad colchonera acometía en ese verano la operación de Sergio ‘Kun’ Agüero, un jugador que a sus 18 años se vestía con el ’10’ en su primer año en el fútbol europeo. El resto de la historia, de la dimensión de dicho futbolista, es ya conocida por todos.

Victor Molina [social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/VictorMolina7″ target=»on» ]http://twitter.com/VictorMolina7[/social_link]

Fotografías: Tania Delgado[social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/TD_Fotografia» target=»on» ]http://twitter.com/TD_Fotografia[/social_link]  y Alexander Ivanovski[social_link type=»twitter» url=»http://twitter.com/ivanovski__» target=»on» ]http://twitter.com/ivanovski__[/social_link]

 

COMENTARIOS