Jiménez sale del Atleti como entró, por la puerta de atrás

Raúl Jiménez ha dejado de ser jugador del Atlético de Madrid y es desde ayer jugador del Benfica para las siguientes cinco temporadas. El Atlético de Madrid se reserva una opción de recompra durante las dos primeras temporadas. Las cifras del traspaso difieren según la fuente pero queda claro que el Atlético ha vendido el 50% de los derechos que poseía del jugador por una cifra cercana a 5 millones de euros, habiendo perdido aproximadamente medio millón en la transacción en el transcurso de un año. El 50% restante está en manos del representante Jorge Mendes, el gran tejedor de operaciones rojiblancas en este verano.

Demasiado blanco para ser rojiblanco

- Publicidad -

No fue la llegada más brillante. No será la salida más llorada con toda seguridad. El jugador mexicano Raúl Jiménez ha pasado un año exacto en el Atlético de Madrid. Sin pena ni gloria puede tildarse su paso por el Atlético de Madrid.

2015_08_13_Jiménez_BenficaEl jugador llegó siendo un desconocido, deportivamente hablando, para el común de los seguidores españoles cuya mayor trascendencia estaba tristemente en su cuenta de Twitter desde donde había animado al Real Madrid efusivamente en la dolorosa derrota en la Final de Champions League de Lisboa (que curiosamente tuvo lugar en el estadio del Benfica). El jugador alegó haberlo escrito desde el punto de vista neutral de un seguidor de fútbol. Mal comienzo.

El intenso sentimiento contrario a su llegada contaminó el ambiente desde su misma llegada aunque aseguró haber venido a «enamorarse del Atlético«. Sus primeras actuaciones, irrelevantes en lo futbolístico generaron mucha presión en forma de pitos desde la grada que tardaron en disiparse.

- Publicidad -

La estadística dirá que jugó 28 partidos (siete como titular) y marcó un gol. Puede decirse que jugó casi tres decenas de ‘ratitos’ y empujó un gol tras fallar varios con la frustración ‘in crecendo’ tanto del propio jugador como de la afición a la que siempre le faltó paciencia y empatía con el mexicano tras su accidentada llegada. El jugador careció de oportunidades (pese a las buenas palabras de Simeone), confianza en si mismo y esa suerte tan necesaria para enderezar el rumbo y revertir las críticas.

La llegada de Fernando Torres en enero limitó más aún sus posibilidades y minutos de juego y pasó a ser cuarta e incluso quinta opción después de Griezmann, Torres o Mandzukic (según el partido) y Raúl García quien también tuvo muchos minutos como punta restando más aún a sus posibilidades.

El mexicano vuelve a ser un ‘águila’ tras casi ser ‘hammer’

Curiosamente el mexicano pasa de Las Águilas del América de México a los otros Águilas, el Benfica que comparte apodo con los aztecas. ‘Compuestos y sin novia’ se han quedado en el West Ham que hasta el momento parecía en las últimas dos semanas el mejor colocado para lograr la cesión de Jiménez.

Ha podido más al final la querencia de su agente Jorge Mendes por tenerle situado en un equipo de su órbita desde el cual afrontar con mayores garantías la revalorización futbolística (y económica) del jugador. Su llegada al West Ham se daba por hecho con tanta insistencia que hasta el propio jugador se permitió bromear sobre el asunto. Lo curioso del caso es que hasta los hammers daban por segura su llegada cómo cedido pero varios problemas como el retraso en obtener la documentación de trabajo en Reino Unido, la temprana eliminación del West Ham en Europa League y la intromisión de Mendes dieron al traste con las opciones de los londinenses entrenados por Bilic.

https://twitter.com/SL_Benfica/status/631847103724171264/

Desde la vuelta de La Copa América, Raúl Jiménez había permanecido al margen de la dinámica de grupo del primer equipo y su salida era una obviedad al ser el quinto extracomunitario (el único no utilizado por Simeone en la pretemporada). La llegada de Vietto y Jackson Martínez cerraba toda posibilidad de continuidad toda vez que el mexicano no ha podido ni mantenerse con frecuencia entre los convocados a los partidos de Simeone la temporada pasada.

El norteamericano pues, inicia una nueva etapa en una de las dos plazas portuguesas donde mayor número de jugadores atléticos han buscado un nuevo inicio recientemente (junto al Oporto). Tendrá como compañeros a ‘Toto’ Salvio, Pizzi y Silvio, una terna de jugadores con pasado atlético.

Sólo resta desearle la suerte de la que siempre careció como rojiblanco para cuajar esos mimbres de buen pelotero que parecen atisbarse pero que nunca se vieron con nitidez a orillas del Manzanares.

Fotografías: Esto es Atleti

COMENTARIOS