Detalles

CONTRACRÓNICA. Casi sobre la bocina y tras haber dilapidado media hora de superioridad numérica cuestionable, el Málaga le estropeó al Atleti un fin de 2015 cuyo balance espectacular le deja colider momentáneo. No pudo hacerse con un liderato que no por ser temporal hubiera sabido menos a gloria. Al Atlético se le fue, la iniciativa primero, luego se dejó atraer a un partido acelerado donde influyó el árbitro, nefasto como casi siempre y finalmente se le fue el partido y su opción de ser más que colíder momentáneo.

Mereció probablemente la victoria el Málaga por la superioridad futbolística del primer tiempo que no supo materializar cuando su rival se quedó con diez. Sin embargo los locales recibieron la recompensa de la misma manera que su gol: de rebote y cerca del final.

- Publicidad -

Cuestión de detalles. La defensa siempre sólida hace partidos que muestra grietas importantes en el flancco izquierdo. Los fallos constantes de Filipe Luis sobre todo en la primera media hora fueron de bulto. Amrabat y Charles le hicieron la vida imposible y sólo la solvencia de Godín en la ayuda defensiva evitó que el gol no llegará antes. Hasta Juanfran tuvo que cambiarse de banda para ayudar al brasileño, fallón y despistado. Detalles.

Comenzó fuerte el Málaga como le juegan a veces al Atlético. Ya lo vimos ante el Athletic. Cada balón una discusión, un empujón una caida exagerada y el arbitraje siempre errático de Mateu entró en descomposición y comenzó a ser histérico. Empujones aquí, empujones allá y el balance de tarjetas siempre superior para los rojiblancos: Mateu sytle; otro detalle.

Un ejemplo que lo ilustra: la misma jugada de amarilla a Filipe, sería solo falta para Giménez al final del partido pero no sería nada para Weligton en el área porque los penaldos sólo te los pitan si no tienes rayas rojas en la camiseta. Detalles

- Publicidad -

El Atlético muy retrasado en la primera mitad apenás consguía aplacar a un sobremotivado Málaga. La salida de Torres por un correcto (pero amonestado Vietto) activó buenas jugadas del fuenlabreño. No estuvo nada mal el ariete en medio de un aire enrarecido a su alrededor donde muchos de sus propios aficionados le cuestionan. Rápido y vertical se fue de tres el nueve en un eslalon de los que nos regalaba antaño pero Kameni paró su disparo. El gol 100 de Torres hace jornadas que es más expediente X que tan sólo un detalle, pero lo contabilizaremos como lo segundo.

Tras un fallo en el repliegue, Gabi ve la amarilla por falta a Duje Kop y a los pocos minutos se equivoca y bloca un balón con la mano. Doble amarilla cuando no había margen de error. Dos detalles (fatales) más.

Los dos que más peligro habían llevado en el partido, fabricaron un gran gol en el 86 que no estaba destinado a entrar. Oblak se estira perfecto a por la volea de Charles para atrapar la última del Málaga y sellar el empate pero el balón rebota en Godín y entra llorando. Un detalle.

Hace cuatro años el Atleti coqueteaba con el descenso y destituía a Manzano. Hoy pasea orgulloso por España y Europa y compite en todas las competiciones y ante todos los rivales. Los malos arbitrajes, perder un combate a los puntos, los criterios arbitrales dispares afortunadamente ya no son lo habitual sino malos días en los que se acumulan en contra demasiados detalles.

Fotografía: Club Atlético de Madrid / Álex Martín

COMENTARIOS