La Rosaleda, contigo empezó todo

Simeone tiene un promedio de 62’9% de victorias en Liga
Simeone tiene un promedio de 62’9% de victorias en Liga

El crepitar del fuego que ha alimentado Diego Pablo Simeone en la Ribera del Manzanares inició su alumbramiento a orillas de la Costa del Sol hace ya poco menos de cuatro años. A las 22:00 horas del sábado 7 de enero del año 2012, durante la disputa de la jornada 18 del curso liguero 2011/12, arrancó la era del ‘Cholo’ como entrenador del Atlético de Madrid con un partido contra el Málaga Club de Fútbol de Manuel Pellegrini en La Rosaleda, lugar al que vuelve este domingo (20.30 horas) el conjunto rojiblanco para disputar tres puntos con los que intentar enlazar 16 encuentros consecutivos sin perder entre todas las competiciones.

La vuelta del técnico argentino a La Rosaleda, la quinta desde que asumiera el cargo en las Navidades de 2011, representa el regreso al origen del ‘Cholismo’. Eso sí, llega con un contexto bien diferente al día de su estreno. Su debut arrancó con dudas, con un Atlético malherido, eliminado de la Copa del Rey, con una fractura social importante y con el equipo décimo, más cerca del descenso (a siete puntos) que de los puestos de Champions League (a ocho). Hoy el Atlético, penúltimo campeón de Liga, es colíder de Primera, con los mismos puntos que el Fútbol Club Barcelona, con solo tres derrotas en los 23 partidos que ha disputado a lo largo del curso y como la entidad de las cinco principales ligas europeas que menos goles encaja.

- Publicidad -

Simeone regresa a La Rosaleda, estadio donde debutó como técnico del Atlético

Tanto el azar como el destino son, en muchas ocasiones, sumamente caprichosos. Simeone regresará a La Rosaleda en una situación idéntica a la que lo hizo en 2014. Por aquel entonces el Atlético afrontó el enfrentamiento también como colíder y también con los mismos puntos que el Barça, con 46 puntos de 51 posibles tras 17 jornadas. El encuentro acabó con una victoria para los colchoneros gracias al solitario gol de Koke Resurrección a falta de veinte minutos para el final. Cinco meses después los madrileños se proclamarían campeones de Liga en el Camp Nou. Bendita coincidencia.

La transformación de este Atlético, hoy respetado a la par de temido por todos sus rivales y siempre presente entre los 16 mejores equipos de Europa, ha necesitado 1443 días para ser completada. «Uno se arrepiente de ser futbolista cuando tiene al Atlético de Madrid delante», puntualizó el argentino Jorge Valdano, durante un análisis en BeIN Sports, sobre la dificultad que entrañan los ‘Guerreros del Cholo’ por su sacrificio, su constante trabajo y solidaridad con el compañero a lo largo de los noventa minutos de partido. Un título de Liga, una Copa del Rey, una Europa League, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España avalan, en forma de trofeos, el trabajo del sudamericano.

El primer once que puso en liza el preparador bonaerense para su debut estuvo formado por Thibaut Courtois en la portería y una línea defensiva de izquierda a derecha con Filipe Luis, Diego Godín, Álvaro Domínguez y Luis Amaranto Perea. Gabi y Tiago, dos incombustibles que hoy en día siguen al pie del cañón, iniciaron en el medio, con Juanfran Torres – aún extremo por aquel entonces — y Eduardo Salvio en los costados. Diego Ribas hizo de enganche, con Radamel Falcao en la posición de ‘9’. A lo largo del partido, con el 0-0 en el marcador mediante, hizo dos sustituciones para cambiar el curso. Arda Turan saltó desde el banquillo en el 67′ para ocupar el lugar de Salvio mientras que Adrián hizo lo propio a dos minutos del periodo reglamentario, en detrimento de Falcao.

- Publicidad -

DIEGO PABLO Simeone tiene un promedio de 62’9% victorias en 151 partidos de Liga

Los colchoneros no consiguieron llevarse los tres puntos de la Costa del Sol pero cortaron una racha de dos derrotas consecutivas, eliminación en Copa del Rey contra un Segunda B como el Albacete mediante. Preocupado por no irse de La Rosaleda con la cabeza baja, Simeone priorizó sumar y sentar las bases que en el futuro trajeran el éxito al Vicente Calderón. El Atlético mejoró ligeramente en la parcela defensiva, un apartado de dudoso honor hasta la llegada del argentino, y dio muestras de mayor concentración durante el partido. En el debe faltó el gol, con un Falcao aislado, sin pareja de baile en ataque y con un Diego Costa aún sin asentar.

En su primer año en el Atlético de Madrid consiguió diez victorias, siete empates y cinco derrotas en 22 encuentros, con un balance de 30 goles a favor y 19 en contra. Desde ese 7 de enero de 2012 hasta ahora, Simeone ha dirigido 226 encuentros entre todas las competiciones, con un saldo de 143 triunfos y 37 pinchazos. Sus números en Primera División lo convierten en el mejor entrenador de la historia rojiblanca, promediando un 62’9% de victorias y solo un 16’5% de derrotas en los 151 partidos ligueros que ha dirigido.

Fotografía: Tania Delgado / Esto Es Atleti / Atlético de Madrid.

COMENTARIOS