2015, el año en retrospectiva: Lo peor del Atleti

En estos posts resumiremos las diferentes claves del año para recordarte los grandes momentos del 2015. En este post, lo peor del año para el Atlético de Madrid.

Quizá, sólo quizá, lo peor del 2015 para el Atlético de Madrid fue la salida de Arda. Más allá de las derrotas sobre el césped, que al fin y al cabo son parte del juego, la marcha de Arda al Barça supuso una traición para muchos colchoneros. El turco, que tantas veces había dicho sentirse hincha del Atleti, optó por el silencio cuando se especulaba de su salida y por la callada cuando se le preguntaba por su futuro. Así, en verano se consumó su marcha y, para muchos, su traición. Él pudo elegir dejar un recuerdo imborrable, eterno, pero eligió que el Calderón recordase a otro crack que pasó por allí y se marchó en busca de billetes mas verdes. Licito, sí, pero no por ello menos doloroso.

Publicidad

Otro que se fue, aunque de manera completamente distinta, es Raúl García. El navarro de los goles de oro se fue con la Liga empezada, con una plantilla resignada a perderle y con el corazón partido: “el corazón me dice que me quede, pero hay que utilizar la cabeza”, dijo el ya ex colchonero. Su coraje y entrega cambió silbidos por aplausos en la ribera del Manzanares, cuya afición descontaba las horas confiando en que al final el rumor no fuera cierto. Pero RG8 (como se le conocía entre los tuiteros) eligió irse para jugar más y ser titular, porque importante, nunca será más importante en ningún sitio de lo que es en la historia del Atleti.

El Coraje y entrega de RG8 cambió silbidos por aplausos en la ribera del Manzanares que descontaba las horas confiando en que al final el rumor no fuera cierto

El día de su retorno al Calderón la afición no dudó en ovacionarle
El día de su retorno al Calderón la afición no dudó en ovacionarle

No menos dolorosa, aunque en parte esperada, fue la debacle del filial. El Atleti B cayó a la
Tercera División y con él arrastró al barro a toda la Academia rojiblanca. Un fango en el que está inmersa toda la estructura de la cantera rojiblanca. Falta de jerarquía, desmanes por parte de jugadores, futbolistas que juegan por estar en nomina de tal o cual agente…. La cantera del Atleti se ha viciado de tal manera que después de 38 años ha caído a una categoría no profesional del fútbol español.

No menos viciado (aunque la llegada del Cholismo ha paliado el asunto) está el primer equipo en donde los fondos de inversión parecen omnipresentes. Porcentajes sobre futuras ventas, financiación a la hora de fichar determinados jugadores cuyo pase nunca llega a ser por completo del Atlético de Madrid… Todo un entramado difícil de entender, pero que aquí tratamos de explicar.

Wanda se hizo con el 20% del Atleti a cambio de 45 millones de euros

Relacionado con ello, con la continua búsqueda de financiación por parte de Gil Marín, está la llegada de Wanda al Atlético de Madrid. El gigantesco grupo asiatico compró el 20% del Atleti por un montante cercano a los 45 millones de euros. De esta forma un nuevo actor entraba en el accionarado rojiblanco, una nueva presencia al mando del Atleti que nada tiene que ver con la afición colchonera. Parte de esa afición, la representada por Señales de Humo, aceptó la entrada del magnate chino como un mal menor para el futuro rojiblanco.

Por otro lado el año 2015 no despejó una de las grandes dudas que todo aficionado rojiblanco se plantea, ¿Qué hace Caminero en el Atleti? ¿Cual es su función? En la web del Club Caminero aparece por encima de Andrea Berta desempeñando el puesto de director deportivo. En el 2015 Caminero no concedió ni una sola entrevista, sus apariciones se redujeron a la web del Club mientras que nadie daba la cara en la dirección deportiva. Nadie ha dado la cara por las salidas ni por los fichajes. Del Cholo a Cerezo y de Cerezo al Cholo. Gil Marín ha aparecido en algún momento puntual y sólo si la situación lo ha requerido, pero de la dirección deportiva ni Caminero ni Berta han dado la cara. ¿Quien ficha? ¿Quien planifica? ¿Quien da explicaciones? Caminero parece que no. O quizá sí, pero en la sombra. Curioso.

Dejando a un lado lo anterior, sin duda lo peor del año fue la perdida de esas personas que nos dejaron. La familia rojiblanca perdió al queridísimo Pechuga San Román, además de a otros jugadores como Agustín o Barragán Carrasco.  También, desgraciadamente, se fueron muchos aficionados colchoneros, como nuestro compañero Fernando Altarejos. A él va dedicada esta retrospectiva. A él y a todos los que como él viven partido a partido.

Fotografías: Esto es Atleti y Los 50

COMENTARIOS