Asalto al liderato

Camp Nou – Barcelona- 30/01/2016 – 16:00 – Liga BBVA – J. 22
F.C. Barcelona
Atlético de Madrid
Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro)

PREVIA. Un empate, que sabe a derrota, y una derrota, que duele como una bofetada con la mano abierta, han hecho temblar los robustos cimientos de un Atlético de Madrid que ha perdido el liderato de Primera División y el billete directo hacia las semifinales de la Copa del Rey — torneo donde se empezó a gestar el crecimiento anímico y deportivo de la entidad madrileña — en cuestión de siete días. Las consecuencias, tres partidos sin conocer la victoria, no son las mejores para presentarse al Camp Nou a enfrentarse contra un FC Barcelona que acumula 25 partidos invicto y frente a un Luis Enrique que tiene a tiro el récord de 28 encuentros sin perder en posesión de Pep Guardiola.

El ‘partido a partido’ que propugna Diego Pablo Simeone desde que llegara a la Ribera del Manzanares en las Navidades de 2011 es mucho más que una prosa vacía. Es una exigencia, en su máxima expresión. ‘Partido a partido’ es dejarse la última gota de sudor ante un Sevilla que celebró el llevarse un punto del Vicente Calderón como si fuera un título de Europa League. ‘Partido a partido’ es competir, sin descanso, por un puesto entre los cuatro mejores del torneo copero. ‘Partido a partido’ es, también, plantarse en el distrito de Les Corts para reclamar tres puntos con los que asaltar el liderato. Tres finales en una semana. “A morir, los míos mueren; no le temen a la muerte”, dijo un día Simeone tras desayunar un bol de inspiración.

Publicidad

En 90 minutos se juega el Atlético de Madrid algo más que una victoria, pero no un título de Liga. Para eso quedan 15 fechas más. Lo sabe Simeone y, también, Luis Enrique. Ganar al FC Barcelona en su feudo, además de ser un punto de inflexión y un aviso para navegantes, es necesario si no quiere bajarse de la pelea. No es su objetivo, ni mucho menos, y nadie se lo reclamara a final de la temporada. Pero de ahí a rendirse en enero, recordando que la empresa es quedar tercero, hay un trecho muy largo. Porque no es lo mismo exponer que tu objetivo es ser tercero a decir que hay que quedar entre los tres primeros. Cuestión de ambición.

No se le da mal al Atleti asaltar la cabeza de la Liga en el Camp Nou. La última vez que le tocó dar la cara en ese escenario acabó ganándose por mérito propio el título liguero, el décimo de toda su historia. Un año y ocho meses después el conjunto rojiblanco tratará de volver a hacer la machada. Lo hará confiando toda su suerte a Antoine Griezmann, entre tanto que Fernando Torres no ha entrado en la convocatoria al no recuperarse a tiempo y mientras Luciano Vietto y Jackson Martínez siguen sin dar el do de pecho cinco meses de competición después.

Saldrá Simeone arropándose con la sábana hasta la altura de la barbilla, sin descuidar los pies. No quiere resfriados tontos e innecesarios, por lo que alineará un trivote — Gabi, Augusto y Koke — al que acompañará Saúl Ñíguez, que tratará de doblar esfuerzos como interior derecho. Recuerda el ‘Cholo’ que hace justo un año, en la visita a Can Barça y una semana después de la debacle de Anoeta, el conjunto azulgrana pudo correr. Y mucho. El marcaje férreo a Messi no surtió efecto y la marca de Juanfran a Neymar, insuficiente. ¿El resultado? Una diana por cada miembro de la ‘MSN’, en una imagen, los tres abrazados celebrando un gol, que quedará en el recuerdo para los amantes del marketing. El bonaerense, esta vez, se protegerá con un escudo que dificulte los espacios a su rival.

A falta de goles, los que marcaba Diego Costa o Falcao, sabe Simeone que sus opciones pasan por explotar aquello que mejor sabe hacer. Su propuesta de fútbol se entiende desde la cultura del esfuerzo, innegociable, y que tiene como principal virtud un sistema rocoso que beneficia a su entramado defensivo. El Atlético es el equipo menos goleado, ocho en 21 partidos, aliciente suficiente para probarle la cosquillas a un trío, el de Neymar, Messi y Luis Suárez, que llevan el 82’5% de los goles del Barça en el vigente campeonato doméstico.

La baza que juega el Atlético es la de Yannick Carrasco. Se medirá por su banda con Dani Alves, un lateral que sube con mucha frecuencia al ataque y que, por consiguiente, deja enormes huecos a su espalda. Teme Luis Enrique ser presa de las transiciones del rival, que tiene en la velocidad del habilidoso extremo belga su mejor arma para cantar victoria en el Camp Nou. Su productividad dependerá, en buena medida, de la capacidad física que tenga el cuadro colchonero para aplicar una presión alta que dificulte la limpia salida de balón.

El Barça, mientras tanto, acoge la visita del Atlético de Madrid, mejor equipo visitante de la Liga con 25 puntos de 33 posibles, inmerso en un mar de dudas. La cita no le llega en su mejor momento. A pesar de la magnitud de los números, siete victorias en los últimos siete encuentros, los de Luis Enrique han dejado un poso de intraquilidad con las últimas actuaciones. Fueron barridos por el Málaga en La Rosaleda, un encuentro que decidió Messi con una genialidad, y desbordados en Copa por el hambre de un Athletic que dejó de soñar en el mismo momento en el que Sergio Busquets saltó a escena. Con el de Badía, el Barça tiene equilibrio y gana en tranquilidad.

‘Busi’ y la ‘MSN’ no serán los únicos nombres propios del partido. Los focos también apuntarán a Arda Turan, en el que será el reencuentro entre el futbolista turco, el equipo que le ha dado los títulos más importantes de su trayectoria deportiva y el entrenador que le concienció que defendiendo también se puede ser un gran futbolista.

Lista de convocados para el partido frente al Barcelona (18 jugadores):

Porteros: Miguel Ángel Moyà y Jan Oblak.

Defensas: Diego Godín, Filipe Luis, Stefan Savic, Jesús Gámez, Juanfran Torres y José María Giménez.

Centrocampistas: Koke Resurrección, Augusto Fernández, Gabi Fernández, Saúl Ñíguez, Yannick Carrasco y Thomas Partey.

Delanteros: Antoine Griezmann, Jackson Martínez y Luciano Vietto.

*Apercibidos de sanción

Fotografía: Atlético de Madrid

COMENTARIOS