Un bonito amor al sur de Madrid

CONTRACRÓNICA. El amor es un sentimiento y en un equipo pasional como el Atleti, de amor vive su aficionado. Sólo el que siente los colores rojiblancos puede entender el cariño incondicional que Torres profesa a esta camiseta y a la vez entregar su corazón al ‘Niño’. Parece claro que un día gris al sur de Madrid y en una fecha como San Valentín, este amor tenía que escribir un capítulo más. Un episodio efímero que se dibujó en dos minutos, los que tardó Carrasco en poner un balón perfecto para Torres.

Con un centenar de caricias en sus dedos, Torres volvió a sentir en un escenario en el que ya había desatado su pasión. Casi 10 años atrás, cuando el Coliseum lucía más joven y el Atleti era un amante casi terminal, una galopada del ‘Niño’ cerró un partido complicado. Por aquel entonces la nieve cubría Getafe. Hoy Torres, en su último beso hasta la fecha, se tuvo que conformar con volver a amar bajo la lluvia y entregar a su equipo tres puntos que valen oro. El perfecto regalo para el día de los enamorados.

- Publicidad -

Aunque el Atleti volvió a dejar la puerta a cero y mostró una vez más su solidez defensiva, eso no es suficiente

Con todo, no fue un buen partido. El Atleti marcó pronto y aunque no sufrió en exceso, con ese gol perdió toda la motivación ofensiva. Y es que un momento de pasión no debe ocultar que hoy se vivió una mal cita, que incluso terminó con un corazón roto, el de Yannick Carrasco. El belga se tuvo que retirar lesionado cuando estaba siendo el mejor del partido. Mal momento para visitar la enfermería con cuatro encuentros en 10 días en los que el Atleti se juega su relación con esta temporada.

Los que recordarán el día de hoy como una fecha especial son Óliver y Kranevitter, ya que han vivido dos momentos muy especiales. Óliver ha sumado su partido oficial número 50 con la camiseta rojiblanca y Kranevitter ha tenido sus primeros minutos en Liga. Y eso es una gran noticia, ya que el argentino encajó a la perfección con el entramado defensivo del equipo rojiblanco, como el anillo en mano de una bella dama. Y ya sabemos que los argentinos enamoran sin proponerlo.

Mirando ya en perspectiva, el Atleti entra en una fase muy delicada de la temporada. El doble enfrentamiento ante el PSV, el partido en casa ante el Villarreal y la visita al Santiago Bernabéu pueden marcar la diferencia entre seguir soñando con un amor imposible o renunciar a los codiciados títulos. Y aunque el Atleti volvió a dejar la puerta a cero y mostró una solidez defensiva perdida en los últimos partidos, eso no es suficiente. No se debe olvidar en lo sucesivo.

- Publicidad -

Fotografía: Tania Delgado / Esto Es Atleti

COMENTARIOS