Néstor Gordillo marca las diferencias

¿Qué hace un tipo de 26 años – para 27 en el mes de agosto – jugando en un filial de un equipo madrileño que compite en Tercera División? No solo eso. ¿Qué lleva a un tipo que está jugando en Segunda División B a bajarse a una categoría inferior por voluntad propia? Aún hay más. ¿Por qué decide un jugador dejar de ser el ídolo de masas y la atracción de toda una ciudad para volver al anonimato? La respuesta, más allá del influjo económico que por supuesto facilitó el cambio de aires, es bien sencilla: un milagro, algo mucho más que un favor. Tratar de ascender a todo un equipo. Una obra de caridad.

La llegada de Néstor Gordillo (Las Palmas de Gran Canaria, agosto de 1989) al Atlético de Madrid B despertó la curiosidad y un sinfín de preguntas. ¿Cómo es posible que teniendo todo en el CD Guijuelo — en una cómoda posición en el Grupo I de la Segunda División B — decida que la propuesta del filial colchonero — un polvorín que amenaza con explotar si no se cumple con el objetivo de recuperar la categoría perdida — es lo suficientemente atractiva para cambiar el equilibrio que tenía por la inestabilidad a la que llegaba? “Es una oportunidad importante y no podía dejarla escapar. Espero que me salgan las cosas bien en esta nueva andadura de mi carrera futbolística y sobre todo, pensando en el equipo, en conseguir el ansiado ascenso”, argumentó en su llegada. Toda una declaración de intenciones.

- Publicidad -

Cuatro de sus cinco goles han sido claves para sumar ocho decisivos puntos

De los seis fichajes que llegaron a mitad de temporada – junto a Godoy, Pruden, Caio Henrique, Tiri y Tkachuk – al Atlético B, el canario es el único que está considerado como titular indiscutible debido a que está ofreciendo un rendimiento óptimo. Lleva cinco dianas en apenas doce partidos, más que Robert o Samu Villa entre otros, está tan solo a cuatro de Amath, el máximo goleador del filial, y ha marcado cuatro de los últimos ocho goles del filial colchonero. Más allá de la cantidad, la aportación goleadora de Gordillo conviene valorarla por su calidad: sus goles han significado ocho decisivos puntos que han sido claves para obtener la victoria contra el Alcobendas Sport y el Unión Adarve y para los empates contra Rayo Vallecano B y Atlético de Pinto.

20160325-Gordillo-AtletiB

AFONSO PIDIÓ SU LLEGADA

Néstor marca las diferencias y eso bien lo sabe Víctor Afonso, su principal valedor. Su llegada al Atlético de Madrid B fue una cuestión de estado para el entrenador, que consideraba que era el hombre perfecto para hacer reflotar a un equipo al que le falta madurez, algo de veteranía y un plus de calidad muy necesario. “Nos da esa calidad en los últimos metros que nos hacía falta”, defendió su compatriota, consciente de lo que puede ofrecer. “Afonso me ha dicho que me necesita para jugar, para ver si ascendemos. Imagino que allí tendré un papel importante y espero que las cosas salgan bien”, aseguró el futbolista antes de su llegada. Se conocen, y mucho, entre sí. Coincidieron en la etapa del filial de Las Palmas, donde cosecharon muy buenos resultados que no fueron premiados con una continuidad en el primer equipo que les hizo ver con buenos ojos una salida donde sí sentirse más valorados.

- Publicidad -

«Afonso dice que es, junto a Vitolo y Viera, uno de los tres mejores futbolistas a los que ha entrenado»

20160325-Gordillo-2-AtletiB“La marcha se debe a la estancia de Víctor Afonso en el banquillo rojiblanco. Él ha dicho que junto a Vitolo y Viera fue uno de los tres mejores futbolistas que ha entrenado. Tiene un objetivo claro, que es el del ascenso, y entiende que podía llegar el jugador y se pueden permitir el lujo de ese desembolso. El Atlético de Madrid hace un gran esfuerzo”, explicó Chema Aragón, director deportivo del Guijuelo, el mismo día que comunicó que habían aceptado la oferta del cuadro rojiblanco por el mediapunta de 26 años. La confianza que Afonso depositó en él ha hecho que su adaptación haya sido más rápida que la del resto y sea, ahora, un jugador clave.

UN JUGADOR “CON TALENTO” Y “DIFERENTE”

Hoy le disfrutan en Madrid pero aún se siente el vacío que dejó en el Estadio Municipal de Guijuelo. “Asumía desde el sector izquierdo una gran responsabilidad en el desarrollo y en la finalización de las jugadas de ataque. Su misión era mejorar todo lo que acababa en sus pies”, desarrolla su técnico en el Guijuelo, Rubén de la Barrera, que, en declaraciones exclusivas para ‘Esto Es Atleti’, detalla las mejores cualidades del futbolista canario. “Es un jugador que genera desequilibrio en el rival. Es un jugador con talento, diferente, que adquiere mayor responsabilidad fruto de sus cualidades”, añade.

«Puede llegar a ser mucho más. No conformarse será vital para confirmar sus expectativas»

No tiene la menor duda De la Barrera en que el rendimiento que ofreció en Salamanca y que ahora da en Madrid puede alcanzar dimensiones superiores. “Yo creo que puede llegar a ser todavía muchísimo más. No conformarse será vital para confirmar todas sus expectativas”, sugiere el entrenador coruñés sobre el crecimiento deportivo que Gordillo aún puede experimentar pese a sus 26 años. En esa misma línea se mueve Carlos Ramos, jugador cedido por el Atlético y que compartió vestuario con él en el Guijuelo. “Tenía muchísima importancia para nosotros. Un pase o cualquier detalle, aunque no estuviera apareciendo, podía decidir el partido. Es un jugador con magia”, manifiesta, también en declaraciones exclusivas para ‘Esto es Atleti’.

En el vestuario del Guijuelo era conocido como ‘el Barbudo’ por la larga mata de pelo que se ha dejado crecer en el rostro. Aunque no es su único rasgo identificativo. “Es un jugador que hace vestuario, alegraba el ambiente, siempre tiene la sonrisa en la cara. Me entendí muy bien con él tanto dentro como fuera del campo. Si como jugador es bueno, como persona es aún mejor. Lo considero un amigo», añade el canterano colchonero.

20160325-Gordillo-3-AtletiB

UNA DECISIÓN “COMPRENSIBLE”

A Rubén de la Barrera no le parece raro que su antiguo cerebro abogara por cambiar de aires y competir en un equipo que juega en una división inferior al Guijuelo. Afirma que se trató de “una baja importante” desde el punto de vista deportivo pero entiende su marcha como algo que a largo plazo será muy beneficioso en su carrera deportiva. “Entiendo su marcha, dado que no lo siento por la división sino por la dimensión que tiene el Atlético de Madrid. Comprendo perfectamente que jugar en el filial de unos de los mejores clubes del mundo es un reto mayúsculo para él”, revela.

«Comprendo su marcha. Jugar en el filial de uno de los mejores clubes del mundo es un reto mayúsculo»

No le puedes decir que no a un filial como el del Atlético”, zanja el cedido Carlos Ramos, que conoce muy bien la casa colchonera por sus años y su vínculo como la Academia. Apoya también enérgicamente la decisión de su amigo. Separaron sus caminos hace escasos meses pero quién sabe si dentro de otros pocos, lo más probable, vuelven a cruzarse en la vida vistiendo la misma elástica y en una categoría superior como lo es la Segunda División B.

Fotografías: Álvaro Moreno – Esto es Atleti | Ángel Gutiérrez – Atlético de Madrid.

COMENTARIOS