Amargo regreso para Arda Turan

El regreso de Arda Turan al Estadio Vicente Calderón después de cambiar de aires y de destino en verano ha estado marcado por la eliminación del Fútbol Club Barcelona y el pase a las semifinales de la Champions League del Atlético de Madrid, que superó al conjunto azulgrana en la vuelta de los cuartos de final gracias a un doblete de Antoine Griezmann.

El turco, suplente de lujo para Luis Enrique, tuvo su primer contacto con su antiguo estadio casi nueve meses después de cambiar la capital por la Ciudad Condal ya que no pudo estar en el enfrentamiento de Liga por la sanción FIFA que impidió a la entidad culé inscribir al futbolista hasta el mes de enero.

Publicidad

La afición del Atlético de Madrid recibió con silbidos el ingreso del otomano al terreno de juego en el minuto 64. El público adoptó esta postura como consecuencia de su salida, en la que se presentó en el Camp Nou besando el escudo blaugrana y defendiendo una declaración de intenciones basada en su deseo de ganar una Champions League, un título que no peleó al no disputar la final en Lisboa contra el Real Madrid aquejado de un traumatismo en la cresta iliaca derecha.

Luis Enrique escogió a Arda como primer cambio, junto a Sergi Roberto, como revulsivo para cambiar la dinámica de un partido que el cuadro madrileño controló bien desde el punto de vista defensivo. Acostado desde la banda derecha fue incapaz de cambiar el desarrollo del encuentro ni pudo desbordar a su amigo Filipe Luis, férreo en la marca.

COMENTARIOS