Gil Marín: «Simeone demuestra al mundo que se puede competir más allá del talonario»

El consejero delegado del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín, ha expresado su gratitud, por el pase conseguido a semifinales y por la noche que se vivió en el Vicente Calderón contra el Fútbol Club Barcelona, a través de una carta publicada en la web oficial en la que destaca el esfuerzo que toda la afición, plantilla y cuerpo técnico está realizando para hacer historia partido a partido.

En la misiva, Gil Marín también se muestra agradecido con Josep María Bartomeu y su junta directiva, del cual asegura que se trata de un equipo que dignifica y honra el fútbol.

- Publicidad -

Carta íntegra de Gil Marín:

Gracias. Gracias de corazón.

Gracias a los trabajadores del club por compartir conmigo tantas horas de dedicación, de compromiso y de lealtad al Atlético de Madrid.

- Publicidad -

Gracias a los medios de comunicación por contar nuestras hazañas al mundo.

Gracias de corazón a la afición del Atlético de Madrid. Bendita afición. Nuestra maravillosa hinchada muestra cada día al mundo cómo se puede llegar a sentir, a latir, a compartir y a vivir por unos colores. Ayer volvió a demostrar a todo el planeta que nunca deja de creer en los valores rojiblancos y nos hizo vivir otra noche mágica. Compromiso. Lealtad. Pasión. Imaginación.

Gracias de corazón a este increíble vestuario. A Diego Simeone, a nuestro equipo de técnicos, a nuestros jugadores y a todos aquellos que ayudan día a día a que el vestuario funcione y genere una tremenda ilusión en nuestra gran familia. Diego, vosotros estáis demostrando al mundo que se puede competir con los más grandes desde los valores, más allá del talonario. Compromiso. Solidaridad. Profesionalidad. Humildad.

Y gracias a Josep María Bartomeu y a su junta directiva. Josep María, tú y los tuyos dignificáis y honráis el fútbol. Competir contra un club y un equipo tan extraordinario como el Barcelona otorga un valor mucho mayor a nuestro triunfo.

Llevamos mucho tiempo viviendo un sueño maravilloso del que no queremos despertar. Como dice Diego, si se cree y se trabaja, se puede. Nunca dejaremos de creer.

COMENTARIOS