Ejercicio de fe

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.
Estadio Manuel Trujillo – Almagro – 29/05/2016 – 18:00h

1Almagro Club de Fútbol

Atlético de Madrid B

PREVIA. Las posibilidades que maneja el Atlético de Madrid B para no despedirse antes de tiempo de la fase de ascenso a Segunda División B parecen resumirse en una única fotografía, la que dejó el equipo sobre el terreno de juego una vez que concluyó el partido en el que el Almagro Club de Fútbol asaltó El Cerro del Espino. Afonso, que descansó el último cuarto de hora en la butaca del banquillo sin apenas dar indicaciones a sus jugadores de la pura frustración que tenía en el cuerpo, abandonó el campo cabizbajo y con las manos tapándose la cara, el mismo gesto que imitaron otros cuantos chavales mientras Amath y Dani Espejo cayeron desplomados a la hierba, tendidos boca abajo pensando ‘tierra trágame’. Aún con 90 minutos más por delante para conocer el desenlace, el filial transmitió la sensación de dar la eliminatoria por perdida antes de ni siquiera lucharla.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

La vuelta que el Atlético de Madrid B afronta en el Estadio Manuel Trujillo es un ejercicio de fe para los agnósticos más resistentes. A lo largo de la semana se ha trabajado en el esfuerzo de usar esa decepción como el combustible necesario que agite la maquinaria de la remontada. En el propio vestuario son conscientes de la dificultad que entraña el partido de vuelta pero también las virtudes de un grupo que claudicó exclusivamente por los detalles. El filial, que se pudo ir al descanso por delante si Zaka y Villa hubieran estado más acertados, fue tumbado por un contrincante que aprovechó la pasividad en las marcas, los despistes defensivos y los centros laterales en el segundo tiempo para llevarse a su campo una exquisita ventaja.

- Publicidad -

La remontada, admitiendo que es sumamente difícil teniendo en cuenta todos los factores, no es imposible. La diferencia que hay en la serie es salvable siempre y cuando el Atlético de Madrid B se meta en el partido lo más rápido posible. Un tempranero gol en el Manuel Trujillo sacudiría los cimientos de seguridad en los que se ha edificado el Almagro a raíz de la gesta de Majadahonda, llevando el nervio al cuerpo de los jugadores encajeros y sirviendo de impulso moral para los futbolistas rojiblancos. Por esa razón, los de Afonso necesitan que el partido ruede constantemente en una quinta marcha, imprimiendo un ritmo alto con el que castigar las piernas de su rival.

El filial necesita que el partido ruede constantemente en una quinta marcha para desgastar a un Almagro que no es tan privilegiado en el aspecto físico

Sabe bien Víctor Afonso, a la par de todo el cuerpo técnico del Almagro, que las posibilidades de plantar cara pasan por destacar en el apartado físico, donde demostraron que son superiores. La sensación al término del primer período de la ida es que el cuadro rojillo acabaría por acusar el desgaste en los últimos veinte minutos finales. Solo la mejor actitud con la que encaró el Almagro el arranque del segundo periodo privó al filial rojiblanco de cumplir con el plan que tenía trazado el técnico canario antes de visitar el Manuel Trujillo.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.


UN ONCE INICIAL POR DEFINIR

- Publicidad -

La decisión de prescindir de Néstor Gordillo, el futbolista diferencial por veteranía y calidad, y de Amath, máximo goleador con diez dianas a pesar de estar condenado al banquillo y el jugador con más vértigo de la plantilla, para introducir al juvenil Zaka, un delantero de 18 años que el día contra el Parla hizo méritos al maravillar por sus desmarques y su brega contra los defensas, cogió sorpresa a los aficionados más habituales del Cerro del Espino y también al técnico rival, que trabajó su pizarra en los días previos contando con ellos dos en el terreno de juego.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

Afonso, que a lo largo de la semana justificó la irregularidad de sus jugadores aludiendo a la juventud del grupo y a la ausencia de futbolistas con más experiencia para competir en los momentos claves de la temporada, consideró oportuno relegar al banquillo a dos futbolistas que, con el partido ya sentenciado a favor del Almagro, lavaron la imagen y aportaron argumentos en ataque para poner en apuros a la defensa encajera y al meta Astillero. Entre ambos tejieron un par de ocasiones con las que el Atlético B pudor recortar distancias y facilitar su machada en el Manuel Trujillo.

El técnico canario, en declaraciones recientes a ‘Mundo Deportivo’, aseguró que no estaba arrepentido de la decisión tomada ya que tiene en cuenta otros factores que solo puede atender un entrenador que trabaja día a día con los chicos. “Desde fuera se ve de una manera, pero nosotros estamos todos los días con ellos. Nosotros tomamos decisiones que dan que hablar. Nosotros valoramos muchas cosas, además de los partidos”, puntualizó sobre la postura de dejar en el banquillo a Néstor Gordillo.

La decisión de prescindir de Gordillo y de Amath en la ida ha cogido por sorpresa

Así las cosas, el once inicial que ponga en liza para buscar la remontada es toda una incógnita. Ante la más que posible baja de Bernabé, que se marcha convocado como tercer portero a la final de Milán del primer equipo aunque no está descartada del todo su llegada, será el meta Carlos Morales el que se ponga bajo palos, en una línea defensiva formada de izquierda a derecha por Dani Espejo, Iván Márquez, Nacho Monsalve y Rafa Muñoz. Benjamín hará pareja con el ucraniano Yuri en el centro del campo mientras que no se descarta que haya variables en el ataque rojiblanco dada la necesidad de marcar dos goles.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.


SIN CONFIANZAS

Concluido el partido de la ida, los jugadores del Almagro Club de Fútbol no quisieron desaprovechar la oportunidad de fotografiarse delante del marcador electrónico del Cerro del Espino, que marcaba un histórico 0-2, como muestra fidedigna de la hazaña que habían conseguido. Así se entendió el resultado cosechado y se evidenció en las sonrisas de los futbolistas, que abandonaron la Ciudad Deportiva de Majadahonda jaleados por la numerosa afición rojilla que se desplazó hasta la capital.

El tono de euforia, en cambio, ha sido rebajado a lo largo de la semana por su técnico Darío, que no quiere que su vestuario peque de exceso de confianza ni dé por hecho que la guerra ya está ganada a falta de afrontar la última batalla. Son conscientes de que el resultado es muy bueno y tienen la eliminatoria justo donde la querían: cuentan con una amplia ventaja en el marcador y lograron cerrar el partido de ida dejando la su portería a cero. Pero saben bien que el Atlético de Madrid B cuenta con las armas suficientes como para hacer daño y que su mayor baza es el apartado físico con el que en algunos momentos pasaron apuros acusando la carga de trabajo de la temporada.

Sobrevuela en el vestuario la necesidad de saber sufrir en la visita del Atlético de Madrid B, también la importancia que requiere el apretar los dientes en las malas para aguantar las embestidas del rival. La ventaja de dos goles le permite jugar a su favor con las agujas del reloj y también con la desesperación de los jóvenes chicos, poco acostumbrados a las rondas eliminatorias. De no controlar las situaciones que se den durante el partido, un tempranero gol del filial colchonero pondría en riesgo el 0-2 y lo metería de lleno otra vez en la eliminatoria.

Darío ha rebajado el tono de euforia y ha transmitido a su vestuario la idea de sufrir para ganar

De cara al partido, Darío cuenta con todos los futbolistas disponibles aunque tiene la preocupación del estado físico en el que se encuentran algunos de ellos.  Carlos García y Ureña tuvieron que ser sustituidos en el partido de ida disputado de Majadahonda aunque han evolucionado bien a lo largo de la semana y solo padecen pequeñas sobrecargas musculares como consecuencia del trabajo de desgaste que llevan realizando a lo largo de toda la temporada pero que no les impedirá arrancar de inicio.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

EL MANUEL TRUJILLO SE QUEDA PEQUEÑO

En la ciudad de Almagro se ha declarado el estado de felicidad plena a raíz de la victoria cosechada en Majadahonda. La venta de entradas anticipadas para el encuentro de vuelta ha funcionado a un muy buen ritmo incluso antes de disputarse el encuentro de ida y se ha disparado con el doblete marcado por Roberto Santana. Tal es así que la directiva almagreña se ha visto obligada a instalar una grada supletoria para cerca de 700 aficionados ante las previsiones de que el Manuel Trujillo se quedara pequeño en la visita del Atlético de Madrid B. El apoyo masivo de la localidad es el aliento que quiere sentir el cuadro encajero, que necesita de su afición para preparar un ambiente hostil.

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

El Manuel Trujillo no es ninguna novedad para Víctor Afonso, que ya conoce las dimensiones y la superficie del estadio por el amistoso disputado en verano durante la pretemporada. Nada tiene que ver ya con aquella victoria cosechada por el cuadro rojiblanco en el encuentro que sirvió de homenaje para Mario, con un Almagro poco rodado y con apenas una semana de trabajo. El equipo de Darío Martín es otro bien diferente ahora, sin miedo a perder y con la fortaleza que da jugar delante de su gente y en casa, donde no pierde desde el mes de enero.

Los encajeros acumulan nueve victorias consecutivas en el Manuel Trujillo y fue la Unión Balompédica Conquense, campeón del Grupo XVIII de Tercera División, el último rival que encontró la manera de llevarse de Almagro un triunfo. Una gesta, pues el equipo de Darío ha terminado la temporada regular en su grupo como la entidad con mejores números jugando de local, cosechado 45 puntos de los 57 que ha habido en juego.

Fotografía: Álvaro Moreno / Esto es Atleti.

COMENTARIOS