Hoy se cumplen 20 años del Doblete

20 AÑOS DEL DOBLETE. 25 de mayo de 1996. El Atlético de Madrid se proclamaba campeón de Liga en el estadio Vicente Calderón al derrotar por 2-0 al Albacete con goles de Simeone, actual entrenador del equipo, y Kiko. Un triunfo que redondeaba la mejor temporada de la historia hasta el momento para el club al sumar el título de Liga al de la Copa del Rey conseguida un mes antes en Zaragoza.

19 años después de conseguir el último título, el Atleti volvía a coronarse como el mejor equipo de España ganando la Liga, y sumando además la Copa. Ambos títulos representaban el número nueve en las vitrinas del club. El Atleti ofreció un fútbol maravilloso aquella temporada de la mano del serbio Radomir Antic, quizás el mejor y más bonito fútbol que se ha visto hasta hoy en la Ribera del Manzanares, gracias a una alineación que todos los que vivimos aquella época recordamos de carrerilla: Molina; Geli, Santi, López (Solozábal no jugó aquel partido por estar sancionado), Toni; Vizcaíno, Simeone, Caminero, Pantic; Kiko y Penev. En el segundo tiempo también participaron Pirri Mori, Roberto Fresnedoso y Biagini, habituales suplentes en aquella campaña. Una formación basada en el sistema ofensivo 1-4-4-2 en rombo que hacía las delicias de todos los aficionados rojiblancos y de los seguidores del buen fútbol y el buen trato del balón.

- Publicidad -

Aquella tarde calurosa de mayo, en un Vicente Calderón lleno a rebosar, el Atleti se adelantó en el minuto 13 con un gol de cabeza del Cholo Simeone. En la memoria de todos los colchoneros permanece esa carrera del argentino con los brazos extendidos gritando con el alma el gol que les permitía hacerse con el título de Liga. Simeone en su pura esencia. El estadio estalló de júbilo y se sintió verdaderamente campeón cuando Kiko marcó el segundo en el minuto 31 para asegurar amarrar el título y hacer historia.

El Atlético de Madrid ganó aquella Liga -la primera de 22 equipos- tras unas jornadas finales de campeonato de infarto luchando contra Valencia y FC Barcelona para ser campeón. Tras jugar 42 partidos el Atlético de Madrid se proclamó vencedor con 87 puntos, a 4 del Valencia y a 7 del Barça, ganando 26 partidos, empatando 9 y perdiendo 7 con un bagaje de 75 goles a favor por 32 en contra. Además, la temporada fue perfecta pues Molina se proclamó como el portero menos goleado llevándose el ‘Zamora’ y Penev fue el máximo goleador con 16 tantos logrando el ‘Pichichi’.

Neptuno fue invadida por miles de seguidores colchoneros aquella noche y Jesús Gil, presidente en aquella época, no reparó en gastos organizando una cabalgata rojiblanca y un concierto en el Vicente Calderón con artistas colchoneros reconocidos para la celebración del histórico Doblete.

- Publicidad -

Fotografía: Atlético de Madrid

COMENTARIOS