Otro añito en el ‘Infierno’ de Tercera

Encuentro disputado en el Cerro del Espino de Majadahonda correspondiente a la ida de Playoff de Ascenso a 2B 15/16. Fotografías realizadas para Esto es Atleti por Álvaro Moreno Martín.

El Atlético de Madrid B volverá a vivir durante una temporada más entre las ardientes ascuas del Grupo VII de la Tercera División, categoría de Aficionados del fútbol español, al quedar eliminado por el Almagro Club de Fútbol, segundo clasificado del Grupo XVIII, en la primera ronda de la fase de ascenso a Segunda División B por un global de 0-2, consecuencia de una dolorosa e inesperada derrota en El Cerro del Espino (0-2 con un doblete de Santana) y de un inaprovechable empate a cero en el partido de vuelta en el Manuel Trujillo.

La recta final del mes de mayo del año 2016 no será bien recordada para ningún aficionado del Atlético de Madrid que tenga un mínimo interés por su fútbol de cantera. Justo un día después de sucumbir contra el Real Madrid en la final de Milán, la segunda que no se gana en cuestión de tres años con un guion muy similar, el filial hace lo propio al no recuperar la categoría perdida la temporada pasada en un desastroso año en el que todo salió mal desde el principio.

- Publicidad -

Será la segunda temporada consecutiva que el Atlético B compita en Tercera División tras clasificarse como decimoctavo, una de las cuatro posiciones que condenaban al descenso, en el Grupo II de la Segunda División B del curso liguero 2014/15. La vuelta al ‘Infierno’ no ha estado a la altura de las expectativas dado que se ha sufrido más de la cuenta para garantizar el primer objetivo, que no era otro que obtener una plaza de las cuatro de playoffs que había en juego. Los colchoneros, cuarto clasificado, fueron el último equipo del grupo madrileño que consiguió el billete restante que quedaba para competir en la fase de ascenso.

La irregularidad, tanto en juego como en resultados, que ha exhibido el Atlético de Madrid B ha sido el mejor retrato para definir su temporada en el Grupo VII. Desde que en la decimosexta jornada escalara hasta la segunda posición, el filial no se ha bajado de la zona de playoff. Sin embargo, la valoración de su año queda empañada por la incapacidad de competir con respecto a los pronósticos. Pasó de tratar de pelear cara a cara contra el Sanse, líder destacado, a verse superado por el oficio del Navalcarnero y por la meteórica progresión del Pozuelo de Alarcón. La cuarta plaza se puso más barata que nunca y el Atlético B sudó sangre para asegurarla en contraposición de las candidaturas que presentaron al mismo tiempo San Fernando de Henares y Unión Adarve.

Es el filial del Atlético de Madrid el lunar que queda pendiente en los objetivos de la Academia. Con el Juvenil dirigido por Óscar Fernández de nuevo en la élite del fútbol de formación, con un liderazgo absoluto del Grupo 5 de División de Honor y sin dejar de soñar en la Copa del Rey, es el grupo con los jugadores más cercanos a dar el salto al primer equipo el que no para de acumular fracasos, decepciones y pésimos resultados que tendrán severas consecuencias a largo plazo.

- Publicidad -

COMENTARIOS