Pasiones Confesables en rojiblanco

Uno de los momentos más especiales de esta segunda edición de Cultura en Rojiblanco lo protagonizaron los periodistas Rubén Amón y Fernando Garea junto al cocinero Abaham García. El tema de la conversación con formato de charla de sobremesa era la pasión de los atléticos por sus colores y si os la perdisteis realmente merece la pena leer sus reflexiones.

«Que duro era ser del Atlético antes de llegar Simeone»

El brillante presente atlético

- Publicidad -

«Durante años, hasta la llegada de Simeone prácticamente, ha sido una tarea realmente dura ser del Atlético si eras niño», aseguraba Rubén Amón: «¡Cuanto daño ha hecho Messi!», afirmaba de manera irónica. Sin embargo ahora por fin se recupera una senda de orgullo por los colores y no puede haber mayor contraste entre los apasionados atléticos y los madridistas con esa obsesión por ganar. «Ser del Madrid debe ser una experiencia horrorosa«, continúa Amón. «Esa continua competición con la victoria. El madridismo es Cristiano Ronaldo. No son capaces de disfrutar el gol que acaban de meter y ya están ansiando meter el segundo». Ser del Atleti significa disfrutar ese primer gol antes de que llegue, cuando llega y despues. «El madridisimo es la glotonería del fútbol. Es como comer sin disfrutar«, añade Fernando Garea.

Continúa el especialista en política de El País: «En el Atlético no ganar forjó un sentimiento romántico, menos ganador, más trasgresor más contracultural que enganchó a mucho. Hemos sido durante tiempo el Atlético de los antihéroes«. «Ahora debemos gestionar el éxito y eso casi más difícil«, indica Fernando. «Sin duda», agrega Amón, que a continuación hizo un repaso a la importancia del Cholismo para los ahí presentes: «Es tan bueno el trabajo de Simeone que parece el único realmente fundamental. Le quitan cada año el mejor…. ¡Esto parece una plantación de porteros y delanteros! Si le quitas a un jugador al Atleti, o te llevas a Simeone o no sirve de demasiado. Simeone es como el Pigmailion que no deja de producir esculturas perfectas».

«Simeone parece que tuviera una plantación de delanteros y porteros de primer nivel»

Amón, cara conocida de la Sexta y columnista de El País continúa «Simeone parece que ha creado al Atleti y no al revés. Es inexplicable como salimos vivos del primer tiempo en el Allianz Arena…pero había una fe irresoluta, el otro día sabíamos que saldríamos vivos, cruzaríamos el Rubicón y llegaríamos a Roma (o a Milán mejor dicho). Ha construido un espiritu, un animo ganador, un campeón…¡de la nada!«.

- Publicidad -

«La fe que imprime simeone al Equipo le da un espíritu ganador con una fe irresoluta»

«Tengo devoción por Fernando Torres«, confesaba Fernando Garea, «cuando le tocaba comenzar un declive inexorablemente e irse a Qatar…viene a su Atlético para ser el lider y el más esforzado y comprometido con esta causa«. «Valoro en él ese espiritu de solidaridad que veo en todo el equipo (como Cristiano Ronaldo pero al revés)».

«El que no se sacrifica aquí sabe que se va a China…o peor aún: a Barcelona como Arda Turan a ‘ganar champions’ «

Prosigue Garea «cuando le preguntaron a Torres sobre si estaba feliz por que estaba Del Bosque en el palco viendo su partido ante el Bayern dijo que sí porque así habría visto el golazo de Saúl y se lo llevaría. Eso es el Atleti que me encanta», dice Garea. «Además, el que no se sacrifica sabe que se va a China…o peor aún a Barcelona como Arda Turan a ganar la Champions» comenta entre las carcjadas de un público entregado.

«Torres en vez de hacer caja declive ha venido  a arrimar el hombro y ser un líder»

20160506_Garea_Amon_Cultura_en_Rojo_y_Blanco

El negro pasado del Gilismo

«Uno no puede disfrutar del éxito futuro sin reconocer y conocer los graves errores del pasado», asegura Ruben Amón. «Más que Neptuno, Jesús Gil fue el Saturno de Goya para el Atlético fagocitando técnicos y jugadores, manipulando todo y destruyendo al club judicialmente por su propio interés. Así ha pasado y por aquellos desmanes, por ejemplo, Tomás Reñones paga ahora las consecuencias en la cárcel. ¡Con el kilometraje que pasó Tomás podía irse a la luna y volver!»

«Más que Neptuno, Jesús Gil fue el Saturno de Goya para el Atlético»

«A mi me solivianta el origen financiero del Real Madrid moderno de buena salud a cambio de prebendas denunciado por todos y hasta en la Unión Europea. Ese imperio actual está construido sobre relaciones personales interesadas y permutas fuera de mercado», continúa Ruben Amón. «Gil hundió al Atlético además por la mala relación que guardaba con todos y con todo y arrastró a todo el mundo con él al barro. El Atlético de Madrid no es, ni nunca fue de Jesus Gil, ni Jesús Gil es el Atlético».

«Al equipo lo salvó la afición que se aferró a él en el descenso y no le dejó hundirse»

«El mayor logro del gilismo es involuntario y no pueden atribuirse el mérito. La afición se aferró al club cuando el equipo descendió y no le dejó hundirse. Sobre todo el segundo año cuando la afición apoyó, viajando a competir a campos inconcebilbes para un equipo de esta grandeza«, concluye un inspiradísimo Amón.

«Vivimos un momento en el que vivimos finales casi cada año»

Fernando Garea añade «el daño que hicieron apelativos como el pupas, que nos conferían esa falsa imagen de equipo pequeño nos ha atenazado durante años. ¡Ahora tenemos una final año sí año no!» «Pura rutina Fernando» intercede Amón. «El partido de la final se plantea como una final de consolación para el madridismo tras tumbar al Barça con diez y ese primer tiempo del Bayern. Van a Milán porque hay que ir. Esta final es como si el Madrid fuera de invitado. Se aferran a Lisboa porque su tragedia es haber soportado todo lo que no han jugado después de la Décima…conquistada la décima, disolveos e id en paz» concluye Ruben entre un torrente de risas y aplausos.

El cocinero Abraham García intercede para agregar que «el Madrid se merece un lugar como Cibeles porque lo representa: la banca del Banco de España, los fantasmas del Palacio de Linares o el gótico palacio decadente de Telecomunicaciones o el vínculo histórico al ejército que todos conocemos».

El Arte del Atlético

Ruben Amón cambia de tercio para hablar de toreros y fútbol. «Enrique Ponce representa el madridismo en todos los sentidos, esa belleza hueca que gusta pero no emociona. José Tomás responde a lo que es el espíritu atlético. Si torea José Tomás en Jerez me voy a Jerez, si torea Enrique Ponce en Jérez que vaya Florentino. Por ese arte, por eso mismo ERA muy de Arda Turan. Por esa representación dolorosa de la estética», concluye Amón quien junto a Fernando Garea en una amena charla supieron reflejar con autenticidad, el sentimiento atlético verdadero del hincha de a pie.

Fotografía: Esto es Atleti

 

COMENTARIOS