Carrasco dice adiós a la Eurocopa tras ser sustituido

PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images

EUROCOPA FRANCIA 2016. Partían como uno de los grandes favoritos al título y una vez más se han quedado en aspirantes. Bélgica ha quedado eliminada de la Eurocopa 2016 tras perder 3-1 frente a Gales en los Cuartos de Final. Los ‘Diablos Rojos’ una vez más mostraron sus dos caras con unos primeros minutos a gran nivel y un partido infame desde el minuto 20. Carrasco jugó de titular y fue sustituido en el descanso, quedando una vez más como señalado en un cambio que arruinó las opciones belgas.

Comenzó Bélgica el partido con ese juego portentoso y arrollador que le ha llevado a ser señalada como la selección más atractiva. Cercando la portería, bien pudo ponerse por delante en el minuto 7 con una triple ocasión en la que Carrasco impactó su disparo contra Wayne Hennessey. Un fallo que no eclipsó el inicio de un combinado belga que acabó encontrando portería. El primer tanto del partido llegó de la mano de un espectacular disparo de Radja Nainggolan que se coló por la escuadra.

- Publicidad -

Yannick Carrasco fue titular, gozó de una clara ocasión de gol y fue sustituido al descanso, quedando otra vez señalado

A partir de ahí, Bélgica pulsó el botón de ‘off’. Gales empezó a llevar el peso del partido y el paso atrás dado por los ‘Diablos Rojos’ terminó como suele pasar en estas ocasiones, con el empate del equipo rival. El encargado de hacer el empate fue Ashley Williams con un gran remate de cabeza en una jugada a balón parado, la gran cruz de Bélgica junto al flanco izquierdo de su defensa. Con ese resultado, el partido llegó al descanso.

El seleccionador belga decidió retirar a Carrasco en el descanso para dar entrada a Fellaini, cambio defensivo que el equipo pagó muy caro. La imagen de los belgas mejoró durante diez minutos, lo que tardó Robson-Kanu en inventarse un recorte en el área que dejar a tres rivales por los suelos y definir a placer. Con este gol, Wilmots tuvo que revertir el cambio realizado para colocar a Mertens en el lugar original de Carrasco, certificando un balance de dos cambios para dejar el equipo igual.

Con Bélgica volcada al ataque y Gales parapetada en su área, el partido se resolvió a cinco minutos del final. Vokes con un excelente cabezazo ponía el punto y final a las opciones de la selección belga, que una vez más aspiraba a más de lo que acabó consiguiendo en una Eurocopa en la que estaba llamado a estar al menos entre los cuatro mejores. En este aspecto, la imagen en el banquillo de Carrasco es el fiel reflejo del sentimiento belga, la encarnación de un nuevo fracaso.

- Publicidad -

Fotografía: PHILIPPE HUGUEN/AFP/Getty Images

COMENTARIOS