Derrota en el debut de Ángel Correa en los Juegos Olímpicos

Quinn Rooney/Getty Images.

SELECCIONES. Comenzó el torneo de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Río 2016 con mal pie para el combinado de Argentina. En un partido muy dinámico y con muchas ocasiones para ambos equipos, Argentina perdió 0-2 contra Portugal. Este resultado obliga a la selección albiceleste a ganar los dos encuentros que restan si quiere seguir en el torneo y para ello deberá contar con una mejor versión de su gran estrella. Mal partido de Ángel Correa, que terminó por ser sustituido en el minuto 79 por Giovanni Simeone.

Ángel Correa tuvo un partido de altibajos, con momentos de gran desconexión. A pesar de ello, el argentino tuvo varias de sus características arrancadas que llevaron mucho peligro a la meta rival, aunque en ocasiones pecó de exceso de circulación. Sea como fuere, Ángel Correa fue protagonista de las dos mejores ocasiones de Argentina en la primera mitad. Un disparo suyo fue cortado por la defensa cuando se cantaba gol, mientras que un córner posterior botado por Correa casi acaba en gol de cabeza del capitán Cuesta.

- Publicidad -

La segunda mitad comenzó con la misma superioridad de Argentina, que pudo ponerse por delante con una vaselina de Calleri que se topó con el larguero. Esta ocasión fue un punto de inflexión en el partido ya que Portugal igualó la contienda a nivel físico hasta colocarse por delante en el marcador con un gol de Gonçalo Paciencia desde fuera del área. Roto el partido, Ángel Correa fue sustituido por Giovanni Simeone a falta de 11 minutos para el final. Gio pudo marcar en una chilena que sacó la defensa bajo palos cuando su equipo ya perdía por dos tantos.

Sea como fuere y tras ser gran protagonista del partido con sus paradas salvadoras, Gerónimo Rulli se convirtió en villano tras cometer un error de los que hacen mucho daño a los porteros. El meta argentino no colocó bien el cuerpo y un disparo lejano de Pité se coló entre sus piernas para firmar el 0-2 que coloca a Argentina en una situación delicada ya que en el otro partido del grupo Honduras ganó 3-2 a Argelia. La selección albiceleste ya no tiene balas en la recámara y no puede fallar.

Fotografía: Quinn Rooney/Getty Images

- Publicidad -

COMENTARIOS