Facturas pendientes

EL ONCE. Tuvieron que pasar 40 años para que el destino les volviera a enfrentar tras la final de Bruselas, y en sólo 5 meses, el sorteo de Champions les volvió a emparejar de nuevo. Está vez será diferente, pues el partido es de liguilla y ambos ganaron sus compromisos en el estreno de la competición, lo que hace que el duelo no sea a vida o muerte, pero sigue habiendo cuentas pendientes; ahora sobre todo en el equipo alemán. En tierras bávaras no olvidan la eliminación en las semifinales de abril, y siguen convencidos de que hicieron sobrados merecimientos para estar en la final de Milán. Esta noche saltarán al césped del Calderón con la idea firme de cobrarse la factura y sumar tres puntos que encarrilen la clasificación para octavos de final.

El héroe de Múnich, Jan Oblak, volverá a defender la meta rojiblanca en un encuentro en el que probablemente tendrá que hacer horas extras con respecto al trabajo realizado en este comienzo de temporada, pues son pocas las intervenciones que ha tenido que realizar el esloveno, y es que hay que tener en cuenta que a este Atleti los equipos siguen generándole muy poco peligro. Para ello, es fundamental una línea de cuatro zagueros totalmente asentada, como lo son: Juanfran y Filipe en los laterales, y la pareja de centrales comandada por un Godín que ha cambiado a su socio, Giménez, por un Savic que cada día transmite más seguridad a la zaga. Los cuatro volverán a ser hoy de la partida encargados de frenar las acometidas teutonas.

- Publicidad -

Como ocurriera en el Nou Camp hace una semana, el medio campo volverá a acumular un efectivo más, formando con Gabi y Koke en el doble pivote. El vallecano acumula un buen puñado de partidos a un nivel excepcional, y parece afianzarse en la parte central de la cancha, donde se está erigiendo como el jefe de máquinas del equipo. Los costados estarán ocupados por dos hombres que están haciendo gala de una irregularidad preocupante en este inicio de curso, como son Carrasco y Saúl. Se espera que ambos recuperen su mejor versión, pues fueron dos piezas fundamentales en la pasada Liga de Campeones.

La novedad en la alineación de hoy será la inclusión de Torres en el equipo que saltará al césped. Simeone confirmó ayer en rueda de prensa la titularidad del ‘9’, en detrimento de Gameiro, y es que una de las preocupaciones del técnico argentino es la de contrarrestar el poderoso juego aéreo a balón parado de los de Múnich. El equipo lo completa la estrella del equipo; un Antoine Griezmann que no guardará una gota de esfuerzo en pos de lo colectivo, pero que mira de reojo a un Balón de Oro que huele cercano y sabe que se gana en noches como ésta.

Ancelotti, por su parte, alineará de inicio un once que diferirá muy poco del formado por Neuer en la meta, con Lahm, Javi Martínez, Hümmels, y Alaba en defensa. En la zona de contención jugará Xabi Alonso, con Thiago y Vidal como interiores e incorporándose al ataque desde la segunda línea. Arriba, una tripleta atacante compuesta por Müller, Lewandowski, y un Ribéry que sorprendentemente parece haber recuperado el nivel de sus mejores noches.

- Publicidad -

COMENTARIOS