Hablemos de una perfecta ‘maquina alemana’

OPINIÓN. Permitiéndome la licencia de hablar por un momento de coches, reconozco que siempre me ha cabreado el complejo de inferioridad que sufre nuestro país. Mientras en España el 600 era el automóvil por definición, el Volkswagen Escarabajo conquistaba todo el mundo. Todavía hoy, SEAT mantiene su honor aún siendo parte de Grupo Volkswagen, lo que implica vivir eclipsada por Audi o Porsche. El discurso de la perfecta ‘maquina alemana’ y el humilde producto español vale para todo, siendo el fútbol otra parte del mensaje prefabricado.

No es que peine canas, pero las epopeyas sobre el fútbol alemán y los auténticos ‘tortazos’ que cualquier equipo español se pegaba cuando jugaban frente a equipos germanos no son difíciles de buscar. El propio Atleti lo vivió de aquella manera en la final de la Copa de Europa de 1974 en Bruselas, aunque los ejemplos son incontables, como los coches alemanes que circulan por nuestras carreteras. Sin embargo, los tiempos cambian y ahora la industria automotriz es global y en el fútbol se habla cada vez más español. Y si no que le pregunten a Karl-Heinz Rummenigge.

- Publicidad -

Los tiempos han cambiado y el fútbol cada vez habla más español. Y si no pregunten a Rummenigge.

Tanto español habla el fútbol y tanto practica Simeone el idioma del deporte rey, que el técnico argentino ha sido presa del dicho ‘el que tiene boca se equivoca’. En verano de 2015 pronosticó de alguna forma que el Real Madrid debía ganar la Liga tras varias temporadas sin hacerlo, batalla en la que el conjunto blanco todavía sigue inmerso. De igual forma, este verano, en la famosa entrevista de Simeone con Maldini, el ‘Cholo’ mostró su admiración por el empeño alemán y por la máquina precisa que es su fútbol.

Lo que no acertó a ver Simeone es que la ‘máquina alemana’ más perfecta la tenía delante de sus ojos y su nombre es Atlético de Madrid. Pequeños retoques en una mecánica ya de por sí fiable han convertido al conjunto colchonero en un rival temible y poderoso en toda Europa, hasta tal punto que ganar en dos ocasiones al Bayern de Múnich en poco más de cinco meses, siendo superiores al equipo alemán, se ha convertido en algo normal en la oficina.

La perfecta ‘maquina alemana’ tiene engranajes uruguayos y argentinos, pistones españoles y bujías galas. Se construye a orillas del Manzanares.

Forjada en el sudor, en el esfuerzo y la solidaridad. También en el trabajo, en la creencia y en la pasión. Así es la máquina rojiblanca, la misma que cada vez más envidan, respetan y admiran. Una perfecta ‘máquina alemana’ que dispone de engranajes uruguayos y argentinos, pistones españoles y bujías galas. Pero no hay que ir a buscarla a Múnich, Frankfurt o Stuttgart, esta máquina se construye a orillas del Manzanares -mientras nos dejen- y tiene derechos de autor. ‘Made in Simeone’.

- Publicidad -

Porque el Atleti quizá no tiene el mejor equipamiento, no cuenta con el diseño más atractivo, ni tampoco dispone del mejor piloto del mundo. Quizá no sea incluso la máquina más rápida, pero se ha convertido en la más fiable. Muchos ya afirman sin rubor que el equipo rojiblanco tiene el mejor sistema defensivo del mundo y aunque a mí no me compete valorar este hecho ni destacar los argumentos cada vez más variados del equipo, sí puedo decir que Simeone me ha quitado todos los complejos de golpe. Para perfecta ‘máquina alemana’, la nuestra.

Fotografía: Esto es Atleti / Tania Delgado

COMENTARIOS