Desde Rusia con amor

ATLÉTICOS POR EL MUNDO. Ruzanna Manukyan es de Rostov… ¡y aficionada acérrima del Atlético de Madrid!  Hasta este verano, esta joven rusa, que dejó la carrera de periodismo en Rostov del Don a los 21 años para emigrar a España, la tierra de sus amores, ni soñaba con que el equipo de su ciudad natal se cruzara con su Atleti y sin embargo hoy se hará realidad ese sueño tan improbable.

Quedé con ella en los aledaños del Vicente Calderón antes de un partido y llegó perfectamente ataviada con una chaqueta con el escudo del Atleti y una bufanda atada a la muñeca mirando nerviosa el reloj. Al poco tiempo llega su novio también ataviado con camiseta y bufanda. Ambos son abonados del equipo y por supuesto comparten la pasión por el mismo equipo. Hoy es noche grande, de esas de tifo y banderas, de esas que quedan en imágenes para la memoria y para la historia.

- Publicidad -

2016-09-28-19-47-38Ruzanna lleva en España siete años, pero hace muchos más que vive enamorada del Atlético.¿Cómo me hice del Atleti? Es una historia bastante larga.  Soy muy futbolera de siempre. De pequeña jugaba al fútbol pero en Rusia es difícil si eres chica”, dice Ruzanna.  Hace muchos años, cuando Luis era el seleccionador de España su padre, acérrimo de la Roja, empezó a inculcar a su hija futbolera el amor por el tiki-taka de la selección en sus comienzos. “Me enteré que Luis había sido entrenador y jugador del Atleti. Empecé a investigar sobre la filosofía del club, sobre su historia y sentí que era muy afín a mi forma de ver el fútbol por lo que me hice aficionada del Atlético”. Así, a miles de kilómetros, con la ayuda de su padre, Ruzanna se fue haciendo muy de Luis y del Atleti.

2016-09-28-19-57-51El origen de su sentimiento rojiblanco se puede trazar aún más atrás pues ella siempre ha sentido interés por España. Cuando era pequeña su padre le hablaba de Igor Dobrovolski, un jugador ruso que jugó como rojiblanco una temporada en los convulsos tiempos del Tren Valencia a mitad de los años noventa. “Yo quería venir a España y vivir todo esto, así que el Atleti fue una gran motivación para venir a vivir a España. En cuanto pisé Madrid supe que había llegado a mi ciudad, a mi sitio y a mi país. Me siento muy integrada y feliz aquí”, afirma. Ruzanna ha tenido la enorme fortuna de vivir toda la mejor etapa del Atlético “me siento que he influido y  he dado suerte al Atlético desde que estoy aquí…¡siete títulos en siete años!”, asegura. Está convencida que nació para ser del Atleti, “si hasta llegué un 26 de abril a España”, exclama.

“Mis amigos en Rusia hace muchos, muchos años que conocen mi pasión por España y por el Atleti. Cuando España llegó a la final de la Eurocopa de Austria en 2008 y la ganó todo el mundo corrió a felicitarme porque sabía que iba a muerte con la Roja. Para ellos mi pasión por el Atleti es algo normal porque están más que acostumbrados”.

- Publicidad -

Afirma que cuando vio que el Rostov avanzaba en las fases previas de la Champions soñaba con la carambola de que primero llegara a la fase grupos y luego se pudiera enfrentar al Atlético. “¡Se oyeron mis plegarias! Es un sueño hecho realidad poder ver al Rostov jugar aquí. Mis dos ciudades se enfrentan. Si hubiera que comparar al Rostov con otro, lo compararía con el Leicester», que contra todo pronóstico ha quedado segundo en la liga rusa a pesar de arrastrar unos problemas económicos brutales. Es un equipo pequeño en una ciudad mediana para el calibre de las grandes urbes rusas (un millón de habitantes). Ruzanna no cree que futbolísticamente sea un gran obstáculo el equipo de su ciudad natal en el camino de los rojiblancos. La climatología puede ser un gran condicionante y anticipa un partido con mucho frío a pesar de que Rostov del Don está en el sur del país, “que se abriguen mucho, lo necesitarán”.

Se queda Ruzanna mirando el Vicente Calderón pensativa y asegura que nunca se sentirá más en casa que ahí, “el nuevo estadio seguro que está genial…pero ya sabes, como el Calderón, nada”. Me despido de ella y de su novio Javi, antes de que se marchen a sus asientos. Tienen prisa por entrar, hoy hay tifo. Les lanzo una última pregunta, “¿cómo se conocieron dos atléticos en una ciudad remota de Rusia? ¡Eso sí que es una coincidencia!”. “¡No, nos conocimos aquí! Tenía que ser del Atleti si quería tener alguna posibilidad de conquistar mi corazón…”, me responde Ruzanna guiñándome un ojo y sonriendo mientras se alejan cogidos de la mano y le hace una carantoña a Javi que asiente y le da un beso en la mejilla a su novia. Sólo el corazón entiende razones que la razón no entiende. Y Ruzanna nos ha robado el corazón un poco a todos los atléticos. ¡Cuídala, Javi!2016-09-28-19-57-37

COMENTARIOS