Descalabro por no usar la cabeza

CONTRACRÓNICA. Perdió el Sevilla, empataron Barça y Madrid en ‘El Clásico’ y empató el Villarreal en Butarque. El guión era tan perfecto que la hostia -y perdón el vocabulario- se veía venir. Entre la falta de ideas, la inoperancia general y la apatía de un Atleti que decidió que hoy era un buen día para jugar un partido de 20 minutos, el final estaba escrito. Ni por aire ni por tierra, hoy el Atleti se topó con un muro y acabó descalabrado, pero por no usar la cabeza.

Porque hoy la cabeza ni se usó para derribar el muro perpetrado por el Espanyol ni para dar con algún plan que no fuera mover el balón de un lado a otro sin velocidad, con la consiguiente ausencia total de peligro hacia la meta rival. Al final, los primeros 70 minutos del partido se pueden resumir en que el Atleti tuvo el balón y no jugó al fútbol, mientras que el Espanyol apenas amasó posesión, pero jugó a lo que quería. Y bien sabe Dios que si no es por Oblak, todo hubiera si peor.

- Publicidad -

El Atleti tuvo el balón y no jugó al fútbol, mientras que el Espanyol jugó a lo que quería.

Al final el estado de gracia de Oblak y el centenar de partidos que el Atleti ha mantenido la portería a cero en la era Simeone es de lo poco destacable de una noche en la que Quique Sánchez Flores fue más protagonista que los propios jugadores rojiblancos. En parte por el notable agradecimiento que se le brindó desde la grada al ex técnico colchonero, pero también por un planteamiento defensivo que anuló al Atleti y que le permite seguir con su racha. Quique suma dos victorias y cinco empates cuanto juega contra su ex equipo.

Con todo y volviendo al partido, los 20 minutos finales fueron un quiero y no puedo. Se intentó con cabeza, a las bravas, por lo civil y por lo criminal, pero al final cuando has malgastado tres cuartas partes del partido, las prisas se imponen y nada funciona. Ni Godín en modo héroe es la vía para marcar diferencias, ni tampoco se puede encontrar el éxito cuando a lo largo de todo el partido Carrasco, Koke o Griezmann no dan un paso adelante para arriesgar en ataque, toda vez que la conexión con Gameiro ha sido nula.

Quique Sánchez Flores fue protagonista y ya suma dos victorias y cinco empates contra el Atleti.

Este tipo de partidos no son nuevos y ante el Alavés o el Leganés a principio de año ya se tropezó. Meses después parece que la lección no se ha aprendido y mientras que el Atleti se atasca, la Liga se escapa. Bien es cierto que es un torneo de fondo, pero mientras que al líder todo le sale y ha conseguido un punto en ‘El Clásico’, el conjunto rojiblanco ha perdido una gran oportunidad no sólo de recortar distancias frente a los dos colosos de nuestro fútbol.

- Publicidad -

Toca usar la cabeza, superar el trámite del Allianz Arena y focalizar todos los esfuerzos en el partido de El Madrigal. Todo lo que no sea ganar al Villarreal es despedirse de forma inmediata de la Liga, si es que todavía existe alguna oportunidad de poder luchar por el título liguero. Los nueve puntos retumban, aunque en un torneo de regularidad y de fondo todo pueda pasar. Es evidente que Simeone y sus chicos no se van a rendir, pero tras dos tropiezos consecutivos en el Vicente Calderón, hay que curar la brecha y empezar a usar la cabeza.

Fotografía: Álvaro Moreno / Esto Es Atleti

COMENTARIOS