El Hundimiento

David Ramos/Getty Images
El Madrigal – Villarreal – 12/12/2016 – 20:45 – Liga Santander – J. 15

Villarreal

Manu Trigueros 29′, Dos Santos 38′, Roberto Soriano 90+3
3
0

Atlético de Madrid

Árbitro: Hernández Hernández (Comité Castellano)

CRÓNICA. El Villarreal aprovechó las dudas del rival para endosarle una derrota merecida pero demasiado abultada a un Atlético que paga carísimo sus errores en forma de goles encajados, derrota y sobre todo dos demoledoras lesiones que dejan más dudas para el futuro. Los castellonenses no puede capitalizar más sus ocasiones y conviritió sus cuatro disparos durante el partido en tres dianas. El partido deja al ‘submarino’ cuarto y al torpedeado Atlético, sexto y deprimido en su racha de malos resultados, pésimo juego y peores sensaciones.

El partido se podría resumir viendo circular por el campo a los tres de arriba: Griezmann, Gameiro y Correa. El último, despistado y descolocado dejó unos espacios flagrantes para las incursiones rivales, el segundo tuvo más fueras de juego que ocasiones, mala señal; Antoine directamente desquiciado. Eso fue el Atlético. Un manojo de nervios colectivo que sólo necesitaba una contrariedad para desmoronarse y se encontró una en cada gol del primer tiempo.

- Publicidad -

El Atlético, con más pundonor que buen juego, había aplacado el gran inicio del Villarreal e intentaba (sin éxito) no ser un desastre de impresiciones. Siempre un punto por debajo en intensidad y acierto que el Villarreal se vio pronto con la lengua fuera.

Justo antes del gol local, el Atleti tuvo un tiro al palo que pudo haber cambiado todo. No fue así y el Atlético paso de inmediato del 0-1 al 1-0.

Cae Tiago en el 1-0

- Publicidad -

Al filo de la media hora, a Tiago se le encasquilla la rodilla y hace un nafasto pase atrás que es medio gol que Manu Trigueros sabe porfiar y definir a pesar del intento en vano de Godín por arreglar el desaguisado. Oblak ve el balón entrar como espectador. El portugués se marchó de inmediato al vestuario por Saúl.

El Atleti en un tímido intento por empatar tuvo el empate en los pies de Griezmann que sigue inmerso en una racha negativa en la que no se siente cómodo con su juego y sus actuaciones.

Cae Oblak en el 2-0

Uno de los peores escenarios era verse por detrás y teniendo que jugársela ante un Villarreal que administra bien las rentas. ¿Podía ir peor? Nunca pienses que has tocado fondo. Una llegada en tromba del Villarreal acabó con las esperanzas atléticas. Pato desborda por banda izquierda y su centrochut no sólo no lo para Oblak sino que sufre una luxación en el hombro izquierdo (una lesión grave para un portero) y se la deja franca para que Dos Santos marque a placer a pesar del intento a la desesperada de Lucas por detener el disparo.

Lo mejor que le pudo pasar al Atleti fue que llegara el descanso porque el rival había olido sangre y parecía cerquísima el 3-0. Sin su seguridad defensiva, sin juego de contención, sin juego de creación y con los delanteros aislados y perdidos parecía que quince minutos no bastaban para corregir tanto desaguisado.

El Atlético de Madrid volvió de la caseta queriendo jugar mejor, intentando meterse en el partido poco a poco pero nada salía. La única ocasión que parecía que podía haber metido al Atlético en el partido fue una llegada de Gameiro que no definió ante un Asenjo valiente y cobrándose venganza, con un partidazo de tantos años de militancia atlética insatisfactoria.

El cambio de Carrasco por Correa no resultó beneficioso y las mejoras fueron meramente cosméticas en un partido perdido desde mucho antes. El tramo final aumentó la frustración visitante y tuvo su colofón en el gol del italiano Roberto Soriano que castigaba en exceso al Atlético. Pero la justicia del fútbol son los goles marcados por cada equipo, como siempre ha dicho el propio Simeone.

¿Está todo perdido? Claro que no. Pero ya no vale negar el problema

Tres derrotas (y un empate) en los últimos cinco partidos es una anomalía en la era Simeone. El Atlético ha perdido TODOS los enfrentamientos ante los rivales domésticos más poderosos excepto ante el Barcelona. De Sevilla, a San Sebastián, al derbi a Villarreal. El equipo ha seguido dando tumbos sin parar. En el torneo de la regularidad el equipo ha sido incapaz de mantener un ritmo de puntos estable fuera de casa y ya suma tantas derrotas como victorias en la ‘carretera’. Hay dos sangrías que debe parar el Atlético. Debe mejorar drásticamente los goles encajados en contra ya que su otra carencia (que se ve agravada últimamente) es que no es un equipo excesivamente anotador. El engañoso 3-0 debe hacer al equipo volver a sus raíces para encontrar sus valores. Sólo así dejará de mirar nervioso al marcador y a los minutos que restan y empezará a mirar hacia adelante para volver a ser el que siempre ha sido con Simeone.

Villarreal

3

Atlético de Madrid

0

  1 Asenjo 13 Oblak (1 Moyà 38′)
  2 Mario Gaspar 20 Juanfran
12 Álvaro González 15 Savic
  6 Victor Ruiz   2 Godín
11 Jaume Costa   4 Lucas
  8 Dos Santos 14 Gabi (C)
14 Manu Trigueros (N’Diaye 92′)   5 Tiago (8 Saúl 29′)
20 Roberto Soriano   6 Koke
10 Pato (Rodri 79′) 11 Correa (10 Carrasco 69′)
21 Bruno Soriano   7 Griezmann
18 Sansone (Borre 90′) 21 Gameiro

icono_balon

1-0 29′ Manu Trigueros aprovecha un mal pase de Tiago para marcar.

2-0 38′ Dos Santos marca tras rechace de Oblak.

3-0 90’+3′ Roberto Soriano aprovecha que el rival está volcado para marcar con facilidad a la contra.

apercibido

42′ Sansone por una falta sobre Gabi.

45′ Correa por plancha.

47′ Dos Santos por juego duro.

67′ Gabi por una plancha sobre Sansone.

85′ Álvaro González por empujón a Saúl sin balón de por medio.

85′ Saúl por bracear y golpear a Álvaro González en el salto a la salida de una falta.

Fotografía: David Ramos/Getty Images

COMENTARIOS