El partido que todos querían ver

Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images.

CONTRACRÓNICA. Hoy en Alemania se vio el partido que todos querían ver y no me malinterpreten, porque el encuentro fue de malo a adjetivo que no pasa la censura. Sin embargo, insisto, hoy se vio el partido que todos querían ver, salvo Allianz que no disfrutó de la publicidad por la que paga al Bayern de Múnich. Cosas de la UEFA. Con todo, hubo partido para los ‘agonías’, para los conformistas y para los que ven una de cal y cuatro de arena. También para los enfadados por decreto y para los que por un día ven el cielo azul.

No es de justicia negar lo evidente. Lewandowski puso la única muesca de calidad en un duelo al que el Atleti compareció por obligación. El equipo colchonero estuvo muy lejos de mostrar su mejor versión, tan impreciso como lento y falto de espíritu. Una situación que quizá no es la primera vez que se palpa esta temporada, aunque con el matiz de llegar a Múnich con todo el trabajo hecho y clasificados como primeros de grupos. Para darle un toque de perspectiva, cuatro Champions lleva Simeone haciendo fácil lo que antes era casi un sueño.

- Publicidad -

Quién nos iba a decir que se viajaría a Alemania con la primera posición asegurada y sin tener que llevar el culo ‘apretao’.

A partir de aquí, pueden sujetarse al guión de partido que más les guste. Si es usted de los que tienden a buscar el lado positivo, hoy en cartelera hubo un partido en el que el Atleti salió a medio gas y gastó la gasolina justa. Una versión sin Tiago, Filipe Luis y Juanfran en la que Lucas brilló con luz propia, Oblak demostró que sólo se le supera si se hacen las cosas muy bien y en la que con un ritmo lento y ambición la justa se perdió por 1-0 ante el Bayern. Un partido sin tensión, para variar.

Si por el contrario es usted una persona exigente, me temo que se irá a la cama con mal sabor de boca. Porque como ya he dicho, el Atleti estuvo lejos de su mejor versión y por desgracia no tuteo en ningún momento al Bayern. No hubo instinto, ni por parte de los líderes del equipo ni en gran medida por los que lucha por hacerse hueco en él. Vrsaljko estuvo gris y a Nico Gaitán se le sigue esperando. Salirse del discurso de ‘ganar, ganar y volver a ganar’ con una clara falta de ambición no vale.

Lewandowski puso la única muesca de calidad en un duelo al que el Atleti compareció por obligación.

También hubo partido para usted y para mí, ‘agonías’ por definición. Con la salvedad que hoy he debido desayunar fuerte y donde algunos ven problemas de juego y de intensidad que se puede equiparar al empate de hace unos días ante el Espanyol y a la derrota frente al Madrid, yo sólo veo una consecuencia lógica del trabajo hecho. Quién nos iba a decir el día que se sorteo la fase de grupos y salió la ‘bolita’ del Bayern de Múnich que se viajaría a Alemania con la primera posición asegurada y sin tener que llevar el culo ‘apretao’.

- Publicidad -

Si usted no se engloba en ninguno de estos cuatro grupos, estoy seguro que también hubo partido para usted en Múnich. Con todo, la única realidad es que el Atleti vuelve a estar en los Octavos de Final de la Champions League y ya puede aparcar este coche para centrarse en la Liga y en la Copa. Y aunque quizá todos los grupos pueden llegar a coincidir en que el Atleti hoy no estuvo bien y no pasa por su mejor momento, me atrevo a prometer que todo irá a mejor. Palabra de ‘agonías’ reconvertido.

Fotografía: Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images.

COMENTARIOS