71% de los atléticos encuestados no ven con buenos ojos el nuevo escudo

ENCUESTA ESTO ES ATLETI. Más de 7 de cada 10 personas de las 1.667 que dieron su opinión en el Twitter de Esto es Atleti, respondieron que no les gustaba el nuevo escudo del Atlético de Madrid, presentado el viernes y que ha sido reprobado en público por peñas, ex-jugadores y el Frente Atlético (que se define a si mismo como un colectivo, no como una peña).

Parece que han sido demasiado cambios y el resultado se aleja de una actualización para convertirse en una sobresimplificación del escudo:

- Publicidad -
  • Redondeo superior del blasón
  • Cambio del color del filo del blasón
  • Modificación del azul utilizado
  • Eliminación de varios colores presentes anteriormente (hasta dejarlo en tres)
  • Eliminación de una raya blanca (reduciendolas de ocho a siete)
  • Ensanchado de las rayas
  • Cambio de orientación de la osa y el madroño
  • Zoom de la osa y el madroño hasta alejarlo del emblema de Madrid original
  • Cambio de un madroño (árbol autóctono de Madrid) por un árbol genérico sin frutos
  • Centrado del árbol

La Afición no ha ‘tragado’ con la sobresimplificación de su máximo símbolo

Una manifestación convocada a las 10 de esta mañana (con escasa asistencia) fue tratada con desdén por el presidente del club en declaraciones radiofónicas («yo a las 10 estaré desayunando»). La manifestación ha continuado con muestras de disconformidad repetidas durante el partido del Atlético de Madrid Femenino. No es el final. Es un prólogo. Las protestas contra el palco han ido acompañadas de un cántico que promete convertirse en el más repetido «El escudo no se toca«, que anticipa una nueva época de desunión que el club no está sabiendo gestionar ni dar respuesta.

«Este escudo no se toca» resonaba hoy en las gradas del Vicente Calderón

La próxima cita en casa ante Las Palmas y el encuentro copero quedarán en segundo plano ante un Atlético que necesita más unión que nunca. ¿Son los símbolos meros logotipos o símbolos que no pueden alterarse a la ligera? Una aficionada me decía esta mañana «llevo un día entero llorando. No era suficiente tragedia perder nuestra casa, el Vicente Calderón, ahora también quieren quitarnos la identidad«. No parece la única que piensa igual. ¿Seguirá el terco silencio y desdén del club o escuchará el clamor de su afición?

 

COMENTARIOS