El triunfo más sufrido y más dulce

OPINIÓN. La Liga Iberdrola ha entrado en otro de sus parones y mientras ocho jugadoras del Atlético de Madrid Femenino viajan rumbo a Portugal para disputar la Algarve Cup, el resto de la plantilla tiene una semana ‘light’ con algunos días de descanso. Sea como fuere, la realidad tangible a todas las jugadoras rojiblancas es el buen sabor de boca que dejó la última victoria ante el Sporting de Huelva. Un triunfo sufrido que significó algo más que tres puntos y que sin duda reafirmó el dulce estado de forma del equipo.

No obstante, el Atleti Femenino encontró un camino a la victoria que aún no había recorrido en esta temporada. El Sporting de Huelva, un rival que se le atraganta de forma regular a los grandes equipos, volvió a demostrar porque su campo es una auténtica pesadilla para sus rivales y llevó al límite a las jugadoras de Ángel Villacampa, hasta tal punto que las rojiblancas tuvieron que remontar el marcador hasta en dos ocasiones para terminar ganando por 2-3 en un partido casi agónico.

- Publicidad -

Este triunfo, además de valer tres puntos, mantener al equipo invicto en la Liga Iberdrola y extender el liderato de 4 puntos sobre el FC Barcelona una semana más, también ha servido para ver los infinitos registros de un Atleti Femenino que por primera vez supo lo que es sufrir. De hecho, durante las 19 jornadas previas sólo había llegado empatado al descanso en sólo tres ocasiones y jamás había ido perdiendo en la segunda mitad. Hasta ahora las colchoneras casi siempre habían jugado con viento a favor.

El Atleti Femenino por primera vez supo lo que es sufrir y fue inferior a su rival en varias fases del partido

Las estadísticas hablan por sí solas y en los 19 partidos previos a la visita a tierras onubense, con un saldo de 16 victorias y 3 empates, el Atleti Femenino sólo había ido por debajo en el marcador durante 12 minutos, el intervalo de tiempo que pasó en el segundo partido de la Liga Iberdrola entre el gol inicial del Zaragoza C.F.F, por aquel entonces todavía Transportes Alcaine, y el empate del equipo rojiblanco. Por ello, la victoria ante el Sporting de Huelva cobra una doble importancia.

En primer lugar por la capacidad del equipo de reponerse por dos ocasiones para sacar el partido adelante, aunque es más notable la celeridad con la que el Atleti Femenino se rearmó para asaltar la victoria en los Campos Federativos de La Unión. No obstante, el equipo rojiblanco devolvió las tablas al marcador tan sólo 11 minutos después del gol inicial de Martín-Prieto, una jugadora que sin duda tiene calidad, velocidad y descaro para jugar en un equipo que luche por objetivos más importantes.

- Publicidad -

Ya en la segunda mitad, la historia se repitió. Martín-Prieto hizo su segundo gol y apenas cinco minutos después, Sonia contestaba con su particular doblete para volver a empatar el partido, que posteriormente Andrea Falcón, cada vez más acertada de cara al gol, dio la vuelta. Con mucho sufrimiento y siendo inferiores al rival por primera vez, al menos durante varias fases del partido, el Atleti Femenino consiguió su triunfo más sufrido y más dulce que sirve para dar otro paso más hacia el título.

Fotografía: Atlético de Madrid Femenino

COMENTARIOS