Schiappacasse se impone a Caio

RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images
RODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images

SUDAMERICANO SUB-20: Uruguay dio la vuelta al marcador y superó a Brasil (2-1) en el tiempo de descuento con una destacada aportación de Schiappacasse y Caio. Con este resultado, Uruguay, tras dos jornadas del hexagonal, es líder con seis puntos, seguida de Venezuela (4) y Argentina (3). Brasil, Colombia y Ecuador empatan con un sólo punto.

El partido de la segunda jornada del Sudamericano sub-20 enfrentaba a los dos colchoneros, que fueron figuras destacadas de la noche para sus equipos. Brasil fue dominador absoluto del primer tiempo, pero Uruguay fue muy superior en el segundo acto y se llevó el duelo.

- Publicidad -

Brasil arrancó mejor y rápido pudo adelantarse tras un error bochornoso en la salida del meta charrúa, que dejó su portería vacía. En la réplica, Schiappacasse tuvo en sus botas el primero, pero su remate mordido, tras un buen desmarque, no fue el mejor. En la continuación, los celestes estrellaron un balón en la madera. Fue lo poco de Uruguay en los primeros 45 minutos.

Dio un paso adelante Brasil, liderada por un sublime Caio Henrique. El director de orquesta, como le llaman las televisiones locales, se incrustaba entre los centrales para dar una salida de balón idónea. Contemporizó, midió los tiempos, repartió… Hasta que llegó el primero de Brasil. Fue obra de Arana, lateral izquierdo por el que hace dos años ya preguntó el Atleti, que aprovechó una incorporación al ataque (y que Uruguay estaba con 10 mientras atendían en la banda a Nico de la Cruz) para llevar al descanso el 0-1.

Todo cambió en la reanudación. Amaral empató el partido con un zurdazo lejano gracias a una asistencia de Schiappacasse, que fue el más listo peinando un balón en largo para su compañero. El del Atleti sacó de sus casillas a la defensa brasileña y fruto de sus galopadas, en sólo 15 minutos consiguió sacarle una doble amarilla a su marcador Lucas Cunha. Brasil, que ya estaba desdibujada, desapareció por completo en el 67, cuando se quedó con 10.

- Publicidad -

Las tuvo Uruguay casi de todos los colores. Llegó incluso a estrellar un segundo balón en la madera y en el 90 vio cómo Brasil perdía a su otro central, Lyanco, quedándose con 9. A éste, en la primera parte, Schiappacasse le había buscado ya la primera amonestación. En la última jugada, cuando todo apuntaba al empate, una salida horrorosa del guardameta brasileño supuso el gol de la victoria de Viña.

FotografíaRODRIGO BUENDIA/AFP/Getty Images.

COMENTARIOS