En el Atleti Femenino todo tiene razón de ser

OPINIÓN. El Atleti Femenino ha descontado una semana más en su particular calendario hacia el título de la Liga Iberdrola y lo ha hecho imponiéndose 0-2 en casa del Betis, una de esas salidas con más miga de lo que puede demostrar la posición del conjunto andaluz en la clasificación. Un partido que estuvo marcado por la propuesta de Ángel Villacampa. Dos variaciones en su esquema de juego sirvieron para convertir las bandas en una autopista para las jugadoras más veloces del equipo. Y por ahí llegaron los goles.

Dos decisiones tácticas que lejos de sorprender, definen a la perfección el proceder de Ángel Villacampa como entrenador del Atleti Femenino. No obstante, desde que aterrizó en el banquillo del equipo rojiblanco en sustitución de Miguel Ángel Sopuerta, el técnico ha ido perfilando su estilo de juego con distintos cambios. Variaciones tácticas y en la posición de algunas jugadoras que en un primer momento llegaron a rechinar, sobre todo porque con Sopuerta las cosas habían funcionado bien y su destitución fue un tanto sorprendente.

Más allá del título de Copa de la Reina y de la condición de líder de la Liga Iberdrola que ostenta el equipo, el legado de Villacampa sobre el terreno de juego se vislumbra a través de Mapi León, Amanda Sampedro y Esther. Tres jugadoras que además de ser cada vez más importantes en el equipo, han conseguido llegar a su mejor nivel tras variar de forma permanente o por momentos su posición natural. Fruto de ello, Mapi León y Esther han debutado con la selección absoluta.

EL LEGADO DE VILLACAMPA SOBRE EL TERRENO DE JUEGO SE VISLUMBRA A TRAVÉS DE MAPI LEÓN, AMANDA Y ESTHER

Quizá el mejor producto de la era Villacampa es Mapi León. La jugadora aragonesa, excelente lateral, se ha convertido en una de las mejores centrales de la Liga Iberdrola. Rápida, con gran poderío en el juego aéreo y disciplinada tácticamente, es el pilar sobre el que se construye la defensa del Atleti Femenino, además de aportar goles en las jugadas a balón parado. Ante el Betis, abandonó este rol por momentos para jugar como líbero y realizar coberturas a las jugadoras de banda, a la par de Menayo.

Amanda tiene una enorme versatilidad y eso siempre es un premio para un entrenador. La capitana rojiblanca ha jugado de lateral en momentos de urgencia, de extremo o incluso por detrás de la delantera. Con todo, Villacampa ha conseguido que Amanda rinda a un gran nivel de mediocentro, formando el doble pivote con Meseguer. Esta reconversión, con Amanda unos cuantos pasos por detrás de su posición ‘natural’, ha conseguido que el Atleti Femenino tenga una notable capacidad a la hora de sacar el balón jugado. Ante el Betis, también quedó patente.

Esther es el último diamante por pulir de Villacampa. El técnico ha tomado la decisión de retrasarla unos metros y colocarla como mediapunta por detrás de Sonia. Con el objetivo de dejar las bandas libres para la velocidad de Priscila, Corredera y Andrea Falcón, Esther se aleja de la portería en beneficio del equipo, algo que en Sevilla no se terminó de ver. Sin embargo, el protagonismo de Priscila, Corredera y Falcón por ambos flancos también dio la razón a Villacampa. Lo dicho, en el Atleti Femenino todo tiene razón de ser.

Fotografía: Álvaro Moreno / Esto es Atleti

COMENTARIOS