El silencio y los recuerdos de Natalia Astrain

OPINIÓN. El Atleti Femenino vivió este pasado verano una notable renovación. Andrea Falcón, Carmen Menayo, Ale Rosillo, Andrea Pereira o más tarde Marta Corredera fueron algunas de las caras nuevas en la plantilla rojiblanca. Todas y cada una de ellas se han convertido en importantes para Ángel Villacampa. Sin embargo, más allá de los nombres de todas estas jugadoras, el club rojiblanco movió ficha de manera brillante en el apartado técnico haciéndose con los servicios de Natalia Astrain, una de las mujeres más importantes del fútbol femenino de nuestro país.

La ex entrenadora del FC Barcelona y del Levante Las Planas llegó a la disciplina rojiblanca sin hacer mucho ruido, mismo perfil que ha seguido a la hora de completar su rol como segunda entrenadora de Ángel Villacampa. Algo digno de alabar, toda vez que hablamos de la primera mujer en España que obtuvo el carnet de entrenadora. Como tal, ejerció de seleccionadora de Navarra y colaboró con el CF Damm en su meteórico ascenso. Una trayectoria de mérito que sin embargo puede pasar desapercibida para el gran público.

A pesar de ello, se antoja que el papel de Natalia Astrain en este Atlético Femenino es clave. Pocas mentes en España tienen el conocimiento de fútbol femenino que tiene Natalia y eso, inevitablemente, da un plus extra en la enorme evolución que ha vivido el equipo rojiblanco en la presente temporada. A nivel general, los goles de Sonia, las paradas de Lola o las acciones de Amanda son las que quedan en la retina del público, pero el trabajo de Ángel Villacampa y de Natalia Astrain tiene mucho que ver en este salto de calidad.

a buen seguro, Natalia Astrain recordó con cariño su ascenso con el barcelona al pisar el césped del Karla Lekuona

En este aspecto, se puede decir que Natalia Astrain vivió un partido especial frente al Oiartzun. Aunque los duelos directos entre el Atleti Femenino y el conjunto vasco se han decantado siempre a favor de las rojiblancas de forma clara, hace no mucho tiempo el club vasco era una equipo referente en el fútbol femenino español. Pionero en muchos aspectos, el Oiartzun KE ganó la Liga en la temporada 1990-91. Años después, el conjunto vasco se cruzó en el camino de Natalia y fue testigo de uno de los momentos más felices de Natalia Astrain como entrenadora.

Corría la temporada 2003-04. El FC Barcelona militaba en Primera Nacional, segunda categoría del fútbol femenino tras ver como no fue incluido entre los equipos que debían formar la Superliga en la temporada 2001-02. Los discretos resultados cosechados por el Barcelona en la extinta División de Honor Femenina -dividida en cuatro grupos territoriales- dejaron al club catalán fuera de la máxima categoría, a pesar de formar parte por primera vez del organigrama del FC Barcelona. Eso llevó al club a su etapa más gris, con dos promociones fallidas a la Superliga.

Sin embargo, Natalia Astrain consiguió llevar al FC Barcelona a la Superliga tras ganar el partido decisivo de promoción al Oiartzun en el Campo Karla Lekuona. Bien es cierto que el Barça vivió un nuevo descenso de la mano de Xavi Llorens, pero se puede decir que ese ascenso sirvió de alguna forma como el primer cimiento del actual FC Barcelona, primer equipo español en jugar unas semifinales de Champions. A buen seguro, Natalia Astrain recordó con cariño este episodio al pisar el césped del Karla Lekuona, que más allá de su destartalada imagen es un campo con mucha historia.

Fotografía: Álvaro Moreno / Esto es Atleti

COMENTARIOS