It’s showtime! It’s Griezmann!

22-04-17 Cornella Barcelona Cornella- El Prat estadio partido liga Santander jornada 33 RCD Espanyol vs Atletico de Madrid celebraci—n del 0-1 autor Griezmann (Atletico de Madrid) Foto Fernando Zueras

CONTRACRÓNICA. Si Antoine sonríe, todos en el Atleti disfrutan. A pesar de crecer hasta convertirse en superestrella planetaria, el francés se muestra cada vez más trabajador, más implicado y más decisivo. Alejado del clásico divismo de los que alcanzan la cumbre, Monsieur le Goal aumenta su leyenda con goles (100 en Liga, 60 como rojiblanco).

Griezmann camino a la leyenda con la etica de trabajo como bandera

El Espanyol dominó muchas fases del encuentro. Acosó la portería con insistencia en varias fases del encuentro pero el Atleti es un cerrojo atrás, el equipo. Si todo fallaba ahí estaba Oblak, el asesino silencioso de los goles rivales. El hitman esloveno los para de todos los colores y de todas las maneras posibles, como la más clara de ayer. Con un par. 

- Publicidad -

La diferencia entre ambos equipos ayer fueron La fe, Oblak y Griezmann

El partido navegaba hacia un empate (con goles o sin ellos) pero había tres diferencias entre ambos equipos que desnivelaron el encuentro: la fe inquebrantable de un equipo por fin recuperado del varapalo de Milán y con el hambre de gloria intacta, un portero disparado hacia un lugar entre los más grandes de todos los tiempos y Griezmann, que amenaza con quedarse sin maneras novedosas de celebrar goles y hacer historia.

El Atleti demostró saber sobreponerse a un primer tiempo sin claridad ofensiva, sabiendo apretar los dientes cuando surgieron las muestras de cansancio de la batalla de Leicester. Pero nunca renunció a irse arriba. En el segundo tiempo corrigió errores, creció en la zona ancha hasta empezar a poner en apuros al Espanyol. Los blanquiazules tuvieron media docena de disparos y se toparon con Oblak; game over. El Atleti necesitó una ocasión buena (que llegó de rebote) para que Griezmann recordará a todos el porqué de su valor de mercado en constante alza. Ocasión y a la cazuela. Tras superar la madriguera de los foxes, los rojiblancos siguieron su tour animal y enjaularon a los pericos, un campo siempre complicado para los de Simeone. Pero en el momento de la verdad, Griezmann puso la moto y el showtime en el Power8 lo puso el siete. 

Fotografía: Club Atlético de Madrid / Ángel Gutiérrez

- Publicidad -

COMENTARIOS