La belleza de lo eficiente

Aitor Alcalde/Getty Images

CONTRACRÓNICA. El Atlético dio una lección de eficiencia ofensiva y solidez defensiva en La Rosaleda. No sólo venció un partido complicado con solvencia, sino que dejó claro que está en su mejor momento de la temporada, a pesar de las múltiples bajas con las que viajó a Málaga. Llega a la recta final con hambre y dispuesto a ganarle el pulso por la tercera plaza a un Sevilla al que se le nota cansado y estancado.

eficiencia arriba, solidez atrás

El Málaga pidió la pelota, jugó arriba con peligro y amenazó de inicio a fin la portería de Oblak. ¿Cuáles fueron las diferencias entre ambos conjuntos? La eficiencia y el plan de juego. El Atlético tuvo seis tiros entre palos y marcó dos. El Málaga disparó a puerta casi tres veces más que los colchoneros y se quedó con cara de ¿qué he hecho mal? A la primera ocasión clara el Atlético castigó con dureza la tibieza defensiva del Málaga que permitió a Torres, fabuloso en su rol de delantero bregador, hacer un 2 contra 1 que acabó con el balón suelto y Koke remachando la jugada que él mismo comenzó.

- Publicidad -

koke, es el ‘john wayne’  del Atleti; el hombre tranquilo

Lección de liderazgo tranquilo la de Jorge Resurrección. Hay muchos tipos de líder y solemos admirar a quienes pegan el grito en el túnel y la arenga en el vestuario como Gabi o Godín, que son imprescindibles en un equipo. Pero no menos importante es un tipo Koke, que ha sabido crecer durante cinco años de niño canterano a superestrella mundial con normalidad y sin cortes de pelo estridentes o formas de niñato o nuevo rico. Koke es el líder tranquilo, que comanda desde el campo y habla con los pies, no en los micrófonos ni en Instagram. Esa normalidad a veces juega en contra de que se le reconozcan suficientemente los méritos. No debería ser así.

 Torres, titular completó el partido como uno de los mejores

Hablábamos de eficiencia; hablemos ahora del plan de juego. El Atlético de Madrid en los primeros años del Cholismo hizo del nadar y guardar la ropa un estilo de vida. En los cada vez más lejanos tiempos de los raulgarcías y mirandas, muchos partidos fuera de casa se resolvían por un certero ataque, gol visitante y a esperar que muriera el partido ante un rival desesperado por lo infranqueable de la muralla rojiblanca.

Griezmann es superestrella hoy en día porque sabe arremangarse cuando toca

Volvió ese Atleti tras marcar gol. No sería justo no destacar el grandísimo partido de los dos de arriba, Antoine (que se entiende con todos) y Fernando. Con Griezmann y Torres interpretando a la perfección el partido, los malacitanos se estrellaron con un muro. La delantera se parapetó como primera línea de contención y ocho guerreros más se dispusieron a su espalda delante de Oblak, haciendo que no fuera suficiente la calidad de los Sandro, Camacho, Keko y compañía. Las veces que llegaron, al Atleti sí se le vio apurado, pero se apoyó en un excelso Oblak, que celebró su centenario como lo hacen los grandes, jugando un partidazo a los que él se suele referir como un día más en la oficina. Es difícil pensar en un portero más completo y mejor que Jan en todo el mundo, ¿a ustedes se les ocurre alguien que sea más determinante que el esloveno?

- Publicidad -

Los aficionados colchoneros son también aficionados a ponerse siempre en lo peor. La venta de jugadores constante y muchos fichajes que jamás se consumaron ayudan a pensar que si todo va bien, ya vendrá alguien (pronto) a estropearlo todo. Estos días se habla de la venta de algún central en junio y entre la grada empieza a atisbarse como inevitable. Sin duda la línea más sólida del Atlético en el último lustro sufriría una baja de la que se resentiría seguramente a la larga. El altísimo nivel demostrado en estos años sucesivamente por Godín, Miranda, Giménez, Lucas y Savic hace que el debate sobre preferencias se centre en el detalle de un grupo de jugadores de primera talla mundial.

el debate de los centrales no debería existir, hay cuatro y son muy buenos

El Atlético acabó curiosamente el partido precisamente con cuatro centrales sobre el campo, espoleando los comentarios a los que nos referíamos antes. Godín es un icono del club y uno de los intocables. Ayer sin duda, quedó demostrado que Lucas merece la titularidad que lleva aguardando y madurando casi dos temporadas. Savic no hizo el partido de su vida pero no desentona, desde luego, con el alto nivel mostrado en esta línea. Con los rumores que sitúan fuera a Giménez si el Atlético pudiera fichar a un sustituto, la gente hace su ranking de preferidos y Giménez suele ocupar un puesto muy alto entre la mayoría. ¿Por qué venderle entonces? ¿Perderá el Atleti a uno de sus cuatro baluartes en el centro de la zaga? Cabe esa posibilidad y sería una mala noticia para los rojiblancos que duermen tranquilos atrás; veremos por cuanto tiempo.

Filipe Luis, eterna juventud

El estreno goleador de Filipe Luis esta temporada supuso que quince jugadores han marcado esta temporada, una sensacional cifra. Dijo Filipe a la conclusión del encuentro que había sido difícil marcar antes porque «hay muchos compañeros que son especialistas del gol«. El gol es un premio al increíble mes de marzo del brasileño que está jugando a un nivel altísimo (de nuevo). Su verticalidad y peligro no hace difícil atisbar que pueda jugar de extremo si llega Theo la temporada que viene, haciendo el ala izquierdo del ataque rojiblanco un arma letal que añadir al arsenal ofensivo del Atlético.

defender hasta vencer

En los minutos finales el Atlético se hizo infranqueable hasta volverse impenetrable. Como si de cemento en plena solidificación se tratará, los colchoneros manejaron con autoridad la ventaja y dieron un clinic sobre gestión de resultado y ocasiones. Hubo un tiempo no lejano en el que dejó de apreciarse lo logrado por Simeone haciendo de un equipo sin alma, el equipo más incómodo de Europa. Ayer lo volvió a ser, justo cuando llega la recta final del campeonato y el aficionado del Atleti sonrió con la belleza de lo eficiente (que tanto le ha costado llegar a apreciar como merece).

Fotografía: Aitor Alcalde/Getty Images

COMENTARIOS