«El que no quiera, que no juegue»

MENSAJE. Tras el partido, según admitió Koke, Simeone dijo en el vestuario que el que no quiera jugar el próximo miércoles sólo tiene que decirlo. ¿Una llamada de atención o una motivación?

Tras la derrota sufrida en el Bernabéu Simeone dejó abierta la puerta a una hipotética remontada. Algo para lo que necesitarán su mejor versión. Quizá por ello mandó ese «el que no quiera, que no juegue» al vestuario buscando tocar el orgullo de una plantilla que no supo pelear en la ida de las semifinales ante el Real Madrid. El partido del equipo a nivel general fue bastante malo, siempre a merced del rival.

- Publicidad -

También cabe la posibilidad de que a Simeone no le gustase la actitud de algún jugador y por ello le abriera la puerta, buscando refugio en su guardia pretoriana. Si bien el Cholo no aireó críticas hacia ninguno de sus jugadores, lo cierto es que durante los últimos minutos el técnico argentino dejó de dar indicaciones a los suyos.

Sea como fuere lo único seguro es que el mensaje está ahí. Simeone siempre ha destacado por buscar compromiso en quienes le rodean. Más aún cuando las cosas vienen mal dadas como es el caso. El sueño de la Champions parece haberse congelado, pero aún queda el Calderón.

Fotografía: Esto es Atleti/Tania Delgado

- Publicidad -

COMENTARIOS