Los penaltis dejan a Uruguay y a Schiappacasse fuera de la final

YELIM LEE/AFP/Getty Images

MUNDIAL SUB-20: Uruguay y Venezuela empataron (1-1), pero la vinotinto se impuso en la tanda de penaltis (4-3) y deja a Schiappacasse, que se retiró lesionado, sin posibilidad de ser campeón del mundo. Uruguay luchará por el tercer puesto con Italia.

Arrancaron los dos equipos tímidos, quizás cansados por la exigencia de la competición tan apretada, por venir ambos de una prórroga asfixiante, por la acumulación de minutos y la cantidad de bajas que han privado a las dos selecciones sudamericanas rotar y tener mayor frescura en las piernas.

- Publicidad -

Tuvo Schiappacasse la primera ocasión, si es que puede llamarse así, a un control más disparo que se perdió flojo y por varios metros arriba del larguero del portero venezolano Fariñez, que acabó siendo figura. Pasado el ecuador del primer tiempo Uruguay se templó, cogió el tempo del partido y empezó a mandar ante una irreconocible vinotinto. El punta del Atleti lo peleó todo, corrió cada balón y forzó el cuerpo a cuerpo en cada disputa. Pasó casi más tiempo en el barro que en pie y antes del descanso hizo saltar las alarmas. Cayó mal, la rodilla izquierda (donde ya tuvo una lesión de gravedad en cadetes) se le dobló de forma poco ortodoxa y tuvo que ser retirado en camilla. Luego volvió al campo sin aparente dolor.

Nada más comenzar la segunda parte, el VAR entró en juego. Las repeticiones mostraron que no hubo infracción, pero el colegiado decidió premiar a Uruguay con un penalti que Nico de la Cruz transformó. Ahí se replegó la celeste, que mostró un manual de cómo defender sin balón, con todas las líneas bien juntas y buscando el contragolpe. Venezuela, el equipo más goleador del torneo, no encontraba suerte. Peñaranda se perdía en individualidades, Córdova no ganaba un balón dividido y Soteldo, que entró renqueante para jugar la última media hora, estaba falto de frescura. Schiappacasse se resintió en el minuto 65 y tuvo que salir en camilla, lesionado. Pinta mal.

Al final, el empate llegó de la única forma posible. A un minuto del descuento y a balón parado. Sosa golpeó el balón al palo del portero, inalcanzable, a su escuadra, y Venezuela forzó una prórroga en la que el cansancio hizo que no se jugara nada. La tanda de penaltis fue fatídica, con Fariñez atajando uno, pero adivinando otros tres de los cinco lanzamientos. Al final, Nico de la Cruz, que ya ha fallado varias penas máximas en el torneo, que ya ha estado en el ojo de las críticas, erró el decisivo y Uruguay se queda sin final, sin poder conseguir el doblete esta temporada. Jugará el domingo contra Italia por el tercer puesto.

- Publicidad -

Fotografía: YELIM LEE/AFP/Getty Images

 

COMENTARIOS