Manolo: «Como jugador era parecido a Griezmann»

ENTREVISTA ESTO ES ATLETI. El delantero legendario de final de los 80 y principios de los 90, Manolo Sánchez Delgado nos atendió tras el visionado del documental VICENTE CALDERÓN: PITIDO FINAL de BeIN Sports dentro de su serie LaLigaDocs en los estudios de Gol Televisión.

-En el documental comentas por qué celebrabas los goles con los brazos abiertos

- Publicidad -

Manolo: «Sí. Celebraba los goles con los brazos abiertos porque era mi forma de abrazarme al público. Es indescriptible haber podido celebrar un gol en el Vicente Calderón«.

 

-¿Que importancia ha tenido Luis en tu carrera?

Manolo: «Luis Aragonés lo fue todo en mi carrera. Supo sacarme de mi, mi mejor versión, hacerme mejor jugador, más determinante y posibilitó que llegara a la selección. Era la persona que mejor motivaba de toda la que he conocido y sabía crear grupo y que hiciéramos piña».

- Publicidad -

-¿Cómo fue esa despedida tan emotiva en el Partido Leyendas Atlético de Madrid?

Manolo: «Fue muy emotivo poder despedirnos de la casa que tantas alegrías nos ha dado. Fue un broche de oro a 50 años de historia».

-Hay dos ídolos del club que han marcado el club: Luis Aragonés y Cholo Simeone

Manolo: «Luis fue un jugador y entrenador clave para entender lo que ha sido este club. Ahora Simeone está transformando este equipo a nivel deportivo para llevarlo a las cotas más altas de su historia, dejándolo donde debe estar siempre: compitiendo y luchando por títulos. Yo tuve a Cholo de compañero en mi última etapa de jugador y fue siempre el líder en el que se ha convertido ahora, además de en uno de los mejores entrenadores del mundo«.

-¿Que mensajes ves a los reticentes a abandonar un estadio con tradición y arraigo por el nuevo Wanda Metropolitano?

Manolo: «Todas las opiniones son respetables. Todo evoluciona en esta vida y tras terminar una etapa toca entrar en otra con una estadio nuevo que nos permite tener mayor comodidad, más posibilidades de crecimiento y aforo. Por supuesto que será difícil adaptarse pero lo lograremos«.

-¿Que partidos guardas en la memoria como futbolista y como espectador?

Manolo: «Como futbolista sin duda el 4-3 que remontamos al Barcelona y que se ve en el documental. Como espectador recuerdo con muchísima emoción el partido que nos hizo campeones del Doblete. Yo ya había dejado el club y estaba lesionado siendo jugador del Mérida. No lo pude ver en directo porque estaba con la pierna escayolada pero recuerdo emocionarme viéndolo por la tele».

-La vida de futbolista era muy diferente en tu tiempo, ¿no? Y sobre todo da la sensación que la vida una vez retirado puede ser más fácil para los futbolistas modernos que tiempos atrás

Manolo: «Bueno. Sí y no. El fútbol es universal. Efectivamente se ha profesionalizado más, se trabaja de una manera más específica en todos los ámbitos (estrategia, físico, táctico y técnico). El sentimiento sin embargo del futbolista profesional es el mismo. Pero es una profesión corta y hay que aprovecharla al máximo. Te tienes que formar para lo que viene después».

-Precisamente Solozabal el otro día en la presentación de la Asociación Leyendas Atlético de Madrid, nos recalcaba la importancia de formar a los futbolistas para cuando dejen el fútbol en activo. Sabemos que tuviste una etapa en los banquillos y has seguido vinculado al club, ¿nos puedes desgranar a qué te dedicas ahora?

Manolo: «Me retiré con 30 años y ahora tengo 52. Imagínate si me ha dado tiempo a hacer cosas. Sí, he seguido vinculado al mundo del fútbol. Me saqué el título de entrenador. Estuve vinculado a la dirección deportiva en el 2000 cuando el Atleti bajó a Segunda. Actualmente llevo unos años trabajando con los niños como director Deportivo de las Escuelas de la Fundación. Como tú bien dices hay que prepararse y no dormirse en los laureles (nunca mejor dicho). Como jugador recibimos con facilidad el aplauso y la palmada en la espalda.

Pero todo se acaba y hay que pensar en el futuro. Anteriormente el jugador no se lo planteaba tanto pero ahora sí. Tienen asesores y gente alrededor que le ayuda a invertir su dinero para cuando deje el deporte de élite. También es importante que sepa no confiar en todos los que tiene alrededor y en eso también se ha mejorado. Creo que el futbolista hoy está mejor preparado que antes«.

-¿En que se hace énfasis hoy con los chavales de las Escuelas de la Fundación?

Manolo: «Les educamos en valores. Es importante que el enfasis sea en inculcarle valores positivos que les sirvan en la vida, no sólo en el fútbol. Puedes soñar con llegar a ser futbolista profesional pero la prioridad es convertirles en buenas personas que trabajen en equipo y sepan convivir».

-Durante tu trayectoria deportiva cambiaste de posición entre jugar en banda y como delantero. ¿Cómo fue esaa transición y a que se debió?

Manolo: «Yo llegué con Luis Aragonés al Atlético. Empecé jugando en banda como siete en la banda derecha. Futre jugaba por la izquierda y Baltasar arriba. Antes el juego de contra nos hacía jugar muy rapido y por banda. Fui evolucionando a segunda punta, cerca del área con desplazamientos menos largos con menos desgaste físico. Yo era un jugador menudo y lógicamente mi don no era el choque físico sino el oportunismo. Ahí es donde me he sentido más a gusto lógicamente.

Con Luis Aragonés en el centro del campo él me consideraba uno de los componentes de su llamado pasillo de seguridad. Ese pasillo consistía en un buen portero, un buen central, un buen centrocampista y un buen delantero. Ahí me situó y gracias él pude disfrutar de los mejores años de mi carrera llegando a la selección».

-Para los más jovenes que no te han podido ver jugar en directo, ¿con que jugador atlético te sientes identificado en la actualidad? ¿Tal vez con el Griezmann sobre todo del primer año en el club?

Manolo: «Por características y por físico sin duda podría ser más parecido a Griezmann. Un jugador pequeño pero con un talento y un don que le hacen especial. Griezmann, eso sí, ha evolucionado muchísimo y se ha converitido en un auténtico figura. Me veo reflejado en él. Yo tuve suerte en mi época de poder aprender mucho de jugadores que tenía alrededor como Futre, Schuster, Donato y Abel. Ellos me hicieron mejor jugador«.

Fotografía: Esto es Atleti

COMENTARIOS