Chelsea: Rival de altura que llega con dudas

Michael Regan/Getty Images

PERFIL RIVALES GRUPO C. El Chelsea es uno de los integrantes del grupo C en el que ha quedado encuadrado el Atlético de Madrid. El equipo londinense, dirigido por Antonio Conte, es el actual campeón de la Premier, aunque esta temporada no ha empezado con buen pie. Un derrota ante el Arsenal en la Community Shield (Supercopa Inglesa) y un tropiezo en el inicio liguero han sembrado las dudas del proyecto blue. Además, la entidad presidida por el ruso Abramovic ha perdido a dos jugadores clave: Matic, vendido al United y Diego Costa, descartado por Conte.

Los ‘Blues’ vuelven a la Champions de la mano de Antonio Conte. Tras pasar por el ostracismo internacional al no jugar ni Champions ni Europa League la temporada pasada, el equipo londinense vuelve a la máxima competición continental con una forma de jugar renovada.

- Publicidad -

La última participación del Chelsea en la Champions fue en marzo del año pasado, cuando el equipo dirigido por el holandés Gus Hidink en aquel entonces (Mou ya había sido cesado) era superado, con comodidad, por el PSG en octavos de final. El magnate ruso Abramovic comprendió que el equipo necesitaba una vuelta de tuerca y al finalizar aquella temporada, contrató los servicios de Antonio Conte.

Desde su llegada, el preparador italiano ha reestructurado al equipo. Del clásico 1-4-2-3-1 usado por Mou, se ha pasado al 1-3-5-2 que se organiza alrededor de tres centrales de mucha envergadura, un centro del campo muy físico, dos carrileros de mucho recorrido y jugadores talentosos a la par que veloces en la parte ofensiva del equipo.

Jugadores como Kanté, Marcos Alonso, Azpilicueta (capitán), Pedro o Hazard se han convertido en primordiales para Conte, que ha dotado al equipo de un estilo muy definido. El problema para el Chelsea ha llegado este verano. El descarte de Diego Costa y la venta de Matic han dejado dos agujeros en la plantilla que son difíciles de reemplazar.

- Publicidad -

Para suplir la baja de Costa, el Chelsea se ha gastado 80 millones en Álvaro Morata y para que ocupar el vacío dejado por el adiós de Matic, la entidad londinense ha fichado a Bakayoko (de iguales características que Kanté). Además, el Chelsea ha hecho un esfuerzo económico importante por traer al central italiano Rugani, procedente de la Juventus.

El problema para Conte al iniciar esta temporada es que el rigor y el orden que aportaba Matic no lo encuentra en ningún otro jugador de la plantilla y la capacidad de generar ocasiones de Diego Costa aún no se ha vislumbrado en Morata.

A pesar de los traspiés iniciales, el Chelsea sigue siendo un equipo aguerrido, directo, contragolpeador y muy fuerte en el juego aéreo. A priori, competirá con el Atlético de Madrid por la primera plaza del grupo C.

Fotografia: Michael Regan/Getty Images

COMENTARIOS