Quiero ser como Beckham

Martin Rose/Bongarts/Getty Image

OPINIÓN. Durante muchos años, David Robert Joseph Beckham se convirtió en uno de los futbolistas más famosos del mundo. Su dimensión trascendía mucho más allá de lo futbolístico. Como jugador destacaba por su excelente golpeo, lo que le propulsó como un gran lanzador de faltas y como un centrocampista con un notable desplazamiento del balón en largo. Más allá de eso, no pasaba de ser un «trotón», un tipo cuya brega y sacrificio en la parcela ancha le hacían importante en sus equipos.

BECKHAM SE TRANSFORMÓ EN UN AUTÉNTICO ICONO PUBLICITARIO

Eso sí, cada movimiento que realizaba dentro del campo iba acompasado de una gran elegancia. Esa elegancia era la que, fuera del césped, le hacía atraer todavía más focos que dentro de él. Beckham se transformó en un auténtico icono publicitario y de la moda: Giorgio Armani, Calvin Klein, Samsung, Pepsi o Yahoo son algunas de las marcas más conocidas para las que el británico cedió su imagen en innumerables anuncios.

- Publicidad -

SU POPULARIDAD LE LLEVÓ A QUE UNA PELÍCULA CON SU NOMBRE LLEGÓ AL CINE

Su popularidad mediática alcanzó tales cotas que en el año 2002 una película con su nombre llegó a la gran pantalla: «Quiero ser como Beckham» [Bend it like Beckham]. En ella, una joven de origen indio (sí, indio…) quería emular al jugador inglés y dedicarse al mundo del fútbol, pese a la oposición de sus padres. Fue la película que lanzaría a la fama a una joven Keira Knightley además. Un año después le fichó Florentino Pérez para el Real Madrid, como saben, más atraído por su potencial de merchandising que por el futbolístico (Sólo el 10% de su fortuna provenía de sus ingresos como futbolista).

GRIEZMANN SE ENAMORÓ DE BECKHAM EN SU NIÑEZ

En 1991, un año antes de que David Beckham debutara como futbolista profesional en el Manchester United, nació Antoine Griezmann. El francés contaba con apenas ocho años cuando Beckham ganó su primera Champions (y la última) y con doce cuando fichó por el Real Madrid. Se supone que fue en esos primeros años de su niñez cuando Griezmann se enamoró de Beckham, hasta el punto de, como en la película, querer seguir sus pasos.

SU PROPIO TWITTER LE DEFINE COMO FUTBOLISTA «PROFESIONAL»…

Es muy bonito tener sueños, más aún cuando eres un niño, pero hace tiempo que Antoine Griezmann dejó de ser un niño. El francés tiene ya 26 años y no juega en el Manchester United, sino en el Atlético de Madrid, donde gana por ello más de diez millones de euros al año (Tras la última renovación). Griezmann es un futbolista «profesional», como él mismo bien destaca en su «bio» de Twitter, y como tal debería comportarse.

- Publicidad -

…PERO ES ALLÍ DONDE SE COMPORTA COMO UN ADOLESCENTE CON EMOTICONOS, VÍDEOS…

Sin embargo, es precisamente Twitter, Facebook, y las redes sociales uno de los caminos que le están llevando hacia la perdición. Ayer, sólo una hora y media antes del debut liguero ante el Girona, publicaba un emoticono con la cara roja a modo de enfado, que vaya usted a saber qué quería decir. Como otros emoticonos pensativos, o unos puntos suspensivos en los días en los que comenzó a cobrar fuerza que Neymar se iba al PSG y Griezmann sonaba como posible sustituto…

Unas redes sociales en las que en los últimos días su principal preocupación ha sido pedirle a EA Sports que pongan una buena puntuación a su jugador en el FIFA (encuesta incluida entre sus seguidores…).

Comportamientos más propios de un adolescente que del adulto que es. Pero esto no son más que anécdotas, comparadas con el verano que se ha pasado dejando las puertas abiertas de par en par a una posible salida del Atlético rumbo a Manchester o expresando su deseo de ganar títulos…

Un verano en el que abrió la boca de más, pero que supuestamente debió quedar cerrado cuando anunció que se quedaba en el Atlético tras conocerse la sanción de FIFA sin fichar y que rubricó al renovar, con una sustanciosa mejora de sus emolumentos.

GRIEZMANN NUNCA HABÍA SIDO EXPULSADO EN EL ATLETI, Y LO ES AHORA… Y POR NO CERRAR LA BOCA

Sin embargo, no ha sido así. La temporada comenzó este sábado en Montilivi, pero Griezmann sigue igual. El francés fue expulsado y dejó a su equipo con diez (perdiendo 2-0) precisamente por no cerrar la boca. Y quiero hacer hincapié en este hecho y que no se me tilde de ventajista porque tiene su relevancia: Antoine Griezmann no había sido expulsado JAMÁS en sus tres temporadas en el Atlético de Madrid. Y lo es precisamente ahora, en su primer partido tras tan convulso verano, y casualmente por protestar…

SU ASESOR VEÍA AL MANCHESTER COMO «EL ESCENARIO IDEAL EN MÁRKETING»

El que hasta hace unos meses era asesor del francés, Sébastien Bellencontre (cierto que ya no lo es), hizo estas declaraciones a un periódico francés sobre su posible llegada a Old Trafford: «Cuando leo artículos sobre un hipotético fichaje por el Manchester United, tengo que decir que sería el escenario ideal en el ámbito del márketing«…

Griezmann ya protagoniza anuncios de H&S, de Gillette, de Puma… Un día se tiñe el pelo de azul, otro de amarillo… Y vistas sus últimas actitudes y las aspiraciones de sus «asesores», tendrá que decidir si quiere «ser como Beckham» y convertirse en una estrella publicitaria, o centrarse en el fútbol y, como dice querer, empezar a ganar títulos. Quizá así, acierte en el próximo penalti que tenga en una Final de la Champions.

Fotografía: Martin Rose/Bongarts/Getty Image

COMENTARIOS