¡Bendita locura!

PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images

OPINIÓN. Bendita Locura que dicen…. para lo bueno y para lo malo. El Atlético de Madrid vive en una montaña rusa que tuvo su último giro brusco en Azerbaiyán ante el
Qarabag. La paradoja se cuenta sola, cuanto más fácil parece, más complicado es. Cambia el estadio, cambian el escudo y la camiseta… pero esa sensación nunca. Lo bueno es que también ocurre en el sentido contrario… y es que en la dificultad este equipo se crece.

El aficionado atlético no se encuentra en el equilibro, necesita altibajos y su equipo parece empeñado en dárselos. La relación es casi de amor-odio pero tan profunda que tiene más de bonita que de tóxica. Si se gana todo es alegría y el mundo es un lugar maravilloso y si se pierde nada tiene sentido y el mundo se acaba. Puro Atleti.

El equipo tiene crédito, calidad y compromiso; a estas tres ‘C’ se unirá la ‘C’ de Costa en enero

La reflexión no tiene cabida en el aficionado medio que solo entiende de pasión. Y no debería ser así cuando se pasa a ser injusto con un cuerpo técnico y unos jugadores que se han ganado al menos ser respetados. Dudar de su compromiso o querer echar al entrenador que ha cambiado la historia del club por un par de partidos es tan delirante como ridículo. Con sus defectos este equipo ha enamorado a sus aficionados y ha hecho que un empate ante todo un Barcelona parezca un drama.

Tras cuatro partidos sin ganar ahora viene el Celta y Balaídos, un estadio donde el año pasado se dio un golpe sobre la mesa en septiembre tras una gran crisis en agosto, para acabar siendo líderes en octubre y hablar de fin de ciclo en diciembre. Esa temporada, la anterior, acabo con el Atlético entre los cuatro mejores de Europa; Y así en bucle. La crítica es necesaria y justa en muchas ocasiones pero tengamos memoria. Este equipo tiene crédito, calidad y compromiso. Las tres ‘C’ que unidas a la ‘C’ de Costa en enero puede acabar en una historia con final feliz. Paciencia y a creer. Se lo merecen y se lo han ganado.

Fotografía: PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images

COMENTARIOS