Juego gris y tres puntos de oro

NOTAS DEL PARTIDO. Tres puntos cruciales para un equipo que venía de cuatro partidos consecutivos sin conocer lo que era la victoria. Los de Simeone no tuvieron excesivas ocasiones para adelantarse en el marcador, pero aprovecharon un rechace en un córner para adelantarse con un tanto de Gameiro. A partir de ahí, los colchoneros se dedicaron a defender su ventaja con uñas y dientes, y finalmente lo lograron. De este modo tan gris, los muchachos de Simeone lograron una trabajada victoria en Balaídos que a buen seguro les permitirá ir recuperando las sensaciones perdidas y mejorando en el aspecto anímico.

Oblak (7): Volvió a ser el mejor rojiblanco sobre el campo haciendo gala de su habitual seguridad bajo palos. Sin las paradas imposibles de otras tardes, no concedió nada al rival. Tiene pegamento en los guantes. ADHESIVO.

- Publicidad -

Juanfran (5): Se incorporó en pocas ocasiones al ataque dado el juego desplegado por los colchoneros. Le tocó sufrir en defensa, pues es evidente que no está en su mejor momento, pero terminó cumpliendo. SUFRIDOR.

Savic (6): Salvo alguna excepción, mantuvo la concentración durante todo el partido. Bien en el juego aéreo, le sigue costando mucho dar salida de balón con un mínimo de criterio. EXPEDITIVO.

Godín (6): Se encargó de bailar con la más fea y terminó secando a Aspas para dejar de nuevo la portería a cero. No se amilanó en ningún momento y no dejó de arengar a los suyos. CARACTER.

- Publicidad -

Lucas (6): Todo lo hace con una contundencia que no deja de sorprender por su edad. Convirtió su banda en un lugar ‘non grato‘ para la ofensiva local. INTENSO.

Thomas (5): Durante todo el partido no dejó de alternar acciones de mérito, tanto en defensa como en ataque, con lances desafortunados e ingenuos con serio riesgo para la meta de Oblak. BIPOLAR.

Gabi (5): Desde el principio se le notó la pesadez de piernas y la falta de ideas. Generoso en las ayudas defensivas, necesita más días de descanso para acercarse al Gabi que conocemos. CANSADO.

Saúl (7): Está en un momento de forma excepcional, y se le nota en cada acción, donde se le ve sobrado de confianza para intentar cosas diferentes. Defensivamente nunca pierde el sitio, y si así sucede, lo suple a base de una portentosa condición física. IMPARABLE.

Correa (6): No tuvo su mejor tarde, pero no deja de intentarlo. Aún le falta pausa y elegir mejor los lugares para desbordar, pero en un equipo tan plano, se hace esencial su centelleante atrevimiento. DIFERENTE.

Griezmann (5): No le sale casi nada, y lo peor es que lo intenta cada vez menos. Atraviesa, sin duda, por su peor momento como rojiblanco. El Griezmann de las mejores tardes a buen seguro habría marcado más de un gol hoy en Balaídos. APÁTICO.          

Gameiro (6). A penas entró en contacto con la pelota. En parte por el juego del equipo, y también porque anda bajo mínimos en cuanto a confianza. Se encontró con un balón rechazado en un córner y esta vez no lo desaprovechó. Gol y tres puntos. OPORTUNO.

Gaitán (3). Entró en el minuto 71 por Gameiro pero a penas pudo entrar en contacto con la pelota. Actuó por delate de Lucas, lo cual le evitó volver a salir retratado en lo defensivo. NADA.

Giménez. (6). Sustituyó a Gabi en la zona de contención y cumplió con su cometido de dotar a su parcela de energía renovada y mayor contundencia defensiva. CONTUNDENTE.

Filipe Luis. (S.C.). Saltó al terreno de juego en los últimos minutos en sustitución de un desfondado Correa. A penas entró un par de veces en contacto con la pelota. SIN CALIFICAR.


Simeone (6): Es plenamente consciente de que su equipo no atraviesa por un buen momento, ni en lo futbolístico ni en lo anímico, por ello se le vio incluso más nervioso que en otras ocasiones. Sigue haciendo cambios en defensa, y esta vez le tocó a Filipe descansar. No salió mal, al menos en el aspecto defensivo. No se generaron muchas ocasiones, pero esta vez la pelota sí entró. Con el marcador a favor, volvió a guardar una ropa que esta vez sí terminó seca. Sorprende mucho el exceso de confianza depositada en Gaitán, un futbolista cuyo aporte al juego del equipo no es que sea nulo, sino que en ocasiones es nocivo. EFECTIVO.

Fotografía: Club Atlético de Madrid (Twitter)

COMENTARIOS