Tendencias inversas, ¿vasos comunicantes?

Photo by Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

PREVIA EN DATOS. En el año 2007 Fernando Torres se fue del Atlético de Madrid rumbo a Liverpool y, entre las muchas reflexiones que nos dejó tras su salida, hoy quiero rescatar una que viene muy al caso: «Cuando ganábamos al Barcelona tenía la sensación de que podíamos competir con los más grandes, de que éramos capaces de hacer grandes cosas. El día que perdimos 0-6 me di cuenta de que era irreal, se me vino todo abajo». Hay que recordar que el de Fuenlabrada ganó en el Camp Nou y de forma consecutiva al mejor Barça de Rijkaard en 2005 y en 2006 con sendos dobletes (0-2 y 1-3). Y también les derrotó en el Calderón en 2003 y 2005, marcando en ambos partidos.

TORRES VIVÍA DE LAS PEQUEÑAS ALEGRÍAS DE GANAR AL BARÇA

Fernando Torres se marchó apenas un mes después de ese ignominioso 0-6 infligido por el Barça y lo hizo sin poder saborear lo que era ganar al Real Madrid y sin haber logrado jugar nunca en competiciones europeas.

- Publicidad -

Pese a aquella goleada deshonrosa, el Atleti siguió ganando al Barça. Lo hizo de forma correlativa los tres años siguientes (2008, 2009 y 2010), en algunas de las mejores tardes de fútbol que se recuerdan en aquellos años a orillas del Manzanares, con remontadas apoteósicas y triunfos históricos que, en el caso del de la 2009-10, supuso la única derrota liguera que sufrió el Barça de Guardiola en todo el curso.

LA ÚLTIMA VICTORIA EN LIGA ANTE EL BARÇA, EL 14 DE FEBRERO DE 2010

De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Antonio López; Reyes, Assunçao, Tiago, Simao; Forlán y Agüero fueron los once aquella jornada en el Calderón. Se los recuerdo porque aquella es la última victoria en Liga ante los blaugranas hasta hoy. Era un 14 de febrero del 2010. Fecha señalada.

Los títulos volvieron (UEFA Europa League y Supercopa de Europa en 2010), el Cholo regresó y con él vinieron más trofeos (UEFA Europa League y Supercopa de Europa en 2012). Pero todavía tuvieron que pasar algunos años más, hasta aquel memorable 17 de mayo de 2013, para que el Atleti volviera a ganar al Real Madrid y pusiera fin a una maldición de más de trece años. La victoria vino con premio y Gabi terminó levantando la Copa de Rey en el Bernabéu. Fue la primera de muchas.

- Publicidad -

TRAS TRECE AÑOS SIN GANAR AL REAL MADRID SE DERROTÓ A LOS BLANCOS SIETE VECES EN APENAS TRES AÑOS

Pasaron tantos años que dio tiempo incluso a que Fernando Torres volviera a casa. Y recién llegado pudo saborear lo que era ganar al Real Madrid (2-0 en Copa) y marcarle por partida doble en el Bernabéu para dejar sentenciada la eliminatoria (2-2). Entonces llegaron triunfos de todos los colores ante los blancos: un 4-0 en Liga; un 1-0 en Supercopa; tres victorias consecutivas en el Bernabéu (algo que ningún equipo había hecho jamás en la historia de la Liga).

Pero, entremezcladas, también llegaron dos de las derrotas más dolorosas de toda nuestra existencia. No hace falta dar detalles de las dos infaustas finales de Lisboa y Milán, prórrogas y penaltis mediante. En ambas el rival enfrente fue el Real Madrid. Se le había ganado en todo, menos en la Champions. Finales aparte, si el balón de las estrellas era el que estaba en disputa tampoco se pudo superar a los blancos ni en los cuartos (2015), ni en las semis (2017). Imposible.

el atleti del cholo eliminó dos veces AL BARÇA DE LA CHAMPIONS pero en liga y copa aún no ha logrado ganarle un solo partido

Entre medias, también hubo Barça. Para llegar a las dos finales de Copa de Europa hubo que dejar en el camino, en ambos casos, al gigante culé. Un Barça que en nueve temporadas sólo faltó a su cita con las semifinales por toparse en el camino con el Atlético de Madrid. En dos cruces de cuartos, con dos grandes encuentros de vuelta en el Vicente Calderón, los rojiblancos dieron buena cuenta del todopoderoso equipo blaugrana.

Sin embargo, en Liga ya han transcurrido siete largas temporadas sin derrotar a los culés. Ni con el Cholo, ni con Falcao, ni con Diego Costa, ni con Mandzukic… Once derrotas y sólo tres empates es el bagaje en los últimos siete años frente a los catalanes. A ello se puede añadir la Supercopa de España (dos empates) y la Copa del Rey (otras cuatro derrotas).

Suele decirse (y suele cumplirse) que Barcelona y Real Madrid viven en vasos comunicantes. Cuando le va bien a uno, le va mal al otro; las épocas de esplendor de los blancos suelen ir unidas de años de oscuridad en los blaugranas; sus rachas suelen ser contrapuestas. Pero poco o nada debería tener que ver que las buenas o malas rachas del Atlético de Madrid con uno de estos dos contendientes fueran divergentes a los resultados con el otro. Y más cuando estas rachas son opuestas si cambias al rival o la competición.

En resumidas cuentas, justo hoy el Atleti lleva siete años y ocho meses sin ganar al Barcelona en Liga. 20 partidos sin derrotarle en una competición que no sea la Champions. 

Ahora que ganar al Barça no son sólo delirios puntuales de grandeza; ahora que derrotar al Madrid no es una quimera, y sólo resta tener ese ápice de fortuna para hacerlo cuando su objeto oscuro de deseo está tras la puerta; ahora, es el momento de que cambien las tornas. Es hora de volver a ganar al Barça en Liga. Quizá así, también se venza al Madrid en Champions. Los caminos del señor son inescrutables.

COMENTARIOS