Volver pasa por recuperar el ‘partido a partido’

TOFIK BABAYEV/AFP/Getty Images

OPINIÓN. Después de las sensaciones y el decepcionante resultado que dejó el Atlético de Madrid en su visita al Qarabag, es hora de que se empiecen a buscar soluciones. Estas soluciones pasan por una mejora sustancial de la actitud de prácticamente todos los jugadores.

En el encuentro en Bakú se vio a un equipo sin alma, sin ambición, sin pertenencia y sin fútbol. Algunos jugadores parece que jugaban por obligación. Sin embargo, era una oportunidad más -y demasiadas llevan algunos- que les daba Simeone para poder demostrar que son aptos para jugar en este equipo. Hablo de los Gameiro, Vrsaljko, Gaitán, Torres y compañía.

- Publicidad -

No obstante, más allá de éstos, los habituales y los que tienen que tirar del carro tampoco estuvieron. Y algunos llevan sin estarlo toda la temporada. Ni Griezmann, ni Carrasco, ni Godín están al nivel que se les exige. Y ya no solo por estado de forma, sino por actitud. Algo mucho más preocupante si además estamos hablando de un equipo entrenado por el Cholo.

La gota que colmó el vaso fue ver a Carrasco marcharse andando en el momento del cambio, con empate a cero y después de no haber aparecido. Le debería parecer bueno el empate al belga… Este es uno de los muchísimos detalles que hacen pensar que no solo es un problema de fútbol y puntería lo que tiene el conjunto rojiblanco en este inicio de temporada. Puede que haya algo más.

Puede que el equipo se haya acomodado y éste haya sido el toque de atención definitivo para que se vuelva a las raíces de la ‘era Simeone’, donde cada balón se peleaba como si fuera el último y cada partido, como si fuera una final. Eso ya no sucede y es, para mí, la clave del mal juego rojiblanco. Todavía hay tiempo para revertir la situación. Pero para eso hay que volver a esas raíces si se quiere triunfar. Hay que recuperar el verdadero «partido a partido», no el de la sala de prensa, sino el del césped.

- Publicidad -

Fotografía: TOFIK BABAYEV/AFP/Getty Images

COMENTARIOS