¿Cómo de hundidos estamos?

JAVIER SORIANO/AFP/Getty Images

OPINIÓN. En el año 2009 el Atlético de Madrid vivió una situación con alguna similitud a la actual. Fue incapaz de ganar ni un solo partido a un desconocido en la Champions como el Apoel Nicosia (Nunca olvidaré aquella jornada inaugural con 0-0 en el Calderón… Me hizo perder una apuesta de cien pavos…) y fue eliminado en la fase de grupos de la competición, yendo (de milagro) a la repesca de la UEFA Europa League.

EN EL AÑO 2009 TAMBIÉN NOS ELIMINARON EN LA FASE DE GRUPOS. PERO LO DE HOY NO TIENE NADA QUE VER

Sólo hablo de «alguna similitud» porque aquel Atleti no podía soñar, ni borracho, con llegar a una Final de Champions. Este Atleti ya ha alcanzado dos. Aquel, venía de jugar la ronda previa (eliminó al Panathinaikos) y en la liguilla, además de con los chipriotas, cayó con estrépito precisamente también con el Chelsea (4-0) y tampoco plantó mucha cara al Oporto (2-0 y 0-3). El equipo liderado por Forlán y Agüero (que empezó con Abel Resino y terminó con Quique Sánchez Flores) terminó ganando la UEFA y siendo finalista de Copa. Pero la Champions le quedaba grande. Muy grande.

- Publicidad -

una final de intertoto perdida en la tanda de penaltis

En el año 2004, con Simeone aún sobre el césped y Fernando Torres en pleno apogeo, el Atleti luchaba por volver a Europa cinco años después, aunque fuera por la puerta de atrás. Era la ya por suerte desaparecida Intertoto, y tras pasar dos rondas, eliminando al Tescoma Zlín checo y al OFK Belgrado serbio (tela), llegó a una tanda de penaltis con el Villarreal tras doble partido (Igualó en el Calderón el 2-0 de El Madrigal). En aquella tanda se perdió 1-3. Sólo marcó Sergi Barjuán, y fallaron García Calvo, Nano y Arizmendi… ¿Qué tiempos, eh? Realmente no hace tanto. ¿A que recordando esto parece que no estamos tan mal?

DEL SAN VALENTÍN SANGRIENTO, AL HALLOWEEN DE TERROR

Todo depende de con qué se compare, por supuesto. Aquellas fueron algunas de las primeras grandes decepciones europeas del siglo XXI con el Atleti (En 2008 vino el Bolton en la UEFA; en 2009 el Oporto en la Champions).

Anoche antes del partido, me acordé de una de las últimas, sobre todo por la fecha. San Valentín sangriento, titulé entonces. Era fácil la «gracia», fue una noche de un 14 de febrero de 2013, y el Rubin Kazan nos ganaba 0-2 en el Calderón (aún recuerdo a Asenjo subiendo a rematar ese último córner con 0-1) en la ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. Simeone ya estaba en el banquillo, y tras haber levantado la UEFA la temporada anterior, tenía en mente metas más altas que repetir triunfo en la segunda competición continental.

- Publicidad -

Anoche era Halloween, y recordando aquel San Valentín sangriento, le anticipé a mi padre en la previa cuán fácil sería titular un «Halloween de terror» si al Atleti le daba por empatar o perder con el Qarabag. Lo dije riendo, con la boca pequeña, aunque con cierto temor. Qué guapo estaría calladito a veces. Así terminó titulando mi compañero Ricky: «Espanto de Halloween«.

AL BARÇA O AL MADRID NO LES HABRÍA PASADO

Uno está mejor o peor depende de con quién se compare, pero es que a mí siempre me ha gustado compararme con el Madrid y con el Barça. Y el Cholo, por suerte, nos lo estaba permitiendo. Sé que por historia, por potencial, y por presupuesto, ambos clubes están por encima. Pero en días como ayer no puedo evitar pensar que Madrid y Barça jamás serían eliminados en la fase previa de la Champions. Nunca ha pasado, vaya. Y menos con el Qarabag.

Dicen que ayer el Atleti tiró más de 30 veces a portería, que es el equipo que más dispara en la Champions y sólo ha marcado dos goles (uno de penalti), que el problema es la falta de gol, que el ambiente del Metropolitano no ayudó… Pero yo no me lo creo. Hace sólo un mes y medio el Chelsea le metió 6-0, seis, a este mismo equipo que, no lo olvidemos, es de Azer-bai-yán. Azerbaiyán, perdónenme, pero ni siquiera sabía que allí se jugaba al fútbol.

SE HABLA DE FIN DE CICLO EN EL ATLETI

Dicen que Godín está viejo, que Juanfran y Gabi más, que Torres debería retirarse, que el Cholo es un cagón, que antes éramos inexpugnables por arriba y ahora nos las cuelan todas, que cada dos córneres metíamos un gol y ahora no marcamos ni aunque estemos sacando de esquina cuatro partidos seguidos. Hablan de fin de ciclo, algo que, en mis 36 años de vida, no sé si había escuchado alguna vez refiriéndose al Atlético de Madrid.

No sé cuál es realmente el problema y, por desgracia, mucho menos sé cuál es la solución. Sólo sé que depende de con qué nos comparemos, podemos estar más o menos animados. Y yo, lo siento mucho, pero hoy estoy hundido. La Champions nos ha clavado dolorosísimos puñales, pero también nos ha dado alegrías impagables. Y yo, hoy, estoy con mi capitán: «Ahora mismo, la Europa League es una mierda«. Mañana Dios dirá.

COMENTARIOS