¿Son proporcionadas las amonestaciones en el fútbol femenino?

OPINIÓN. El partido de esta jornada entre Atlético Femenino y Granadilla disputado en el Cerro del Espino esta jornada mostró varias entradas de las jugadoras visitantes que quedaron sin tarjeta. Casi todas muy aparatosas. Sin embargo, en más de una ocasión la colegiada del partido amagó ostensiblemente con amonestar por algunas protestas.

Esta tendencia se viene observando en liga femenina, pero también en la liga masculina. No se puede asegurar que se esté formando los árbitros en esta doctrina. Ni siquiera que sea una de las consignas a seguir.

No hay “libros de estilo” publicados por Liga o Federación. Pero es muy visible el cambio de orientación de nuestros árbitros cuando salen para competiciones europeas. Sancionan mucho las faltas por contacto en liga doméstica, paran mucho el juego, pero amonestan menos.

Sin embargo, castigan mucho la pérdida de autoridad, por el diálogo, en ocasiones más subido de tono, pero muchas veces ceñido al cambio de impresiones. Amanda, Sonia, Ángela, Marta han sido amonestadas en varios partidos por este motivo.

Esta asimetría en el castigo de entradas y discusiones/protestas en el partido ante el Granadilla no se dió. Pero llamó la atención como la colegiada amagaba visiblemente en varias ocasiones con llevarse la mano al bolsillo en las protestas y nunca mostró esa intención con las entradas.

Es cierto que el fútbol femenino apenas presenta episodios de dureza y que el número de tarjetas no puede ser alto. Pero no beneficia al juego que no se amonesten apropiadamente la entradas duras o violentas si las hay. El riesgo es que las defensas tomen nota y revienten el juego con estas acciones.

Fotografía: Ashley Feder/Getty Images

COMENTARIOS