2017, el mejor año de Simeone

ESTADÍSTICAS. El 2017 será recordado por todos los atléticos como el año del adiós a la que fue su casa durante más de medio siglo, el Estadio Vicente Calderón. También será recordada, lógicamente, la inauguración del nuevo Estadio Metropolitano, incluso habrá un sitio en la memoria para la controvertida renovación del escudo y su icónica silueta. En definitiva, 2017 será recordado por el hincha colchonero como un año de cambio, al menos para los más optimistas, para los menos, será claramente la confirmación de una pérdida irreparable de identidad y la ruptura total con el club de toda la vida.

En lo deportivo, Simeone sigue pulverizando registros de longevidad en un banquillo en el que ha echado raíces. Es el sexto año del argentino comandando la nave colchonera y, en su matrimonio con club y afición, sigue sin haber atisbo de fisuras. Llamativa fidelidad esta, que admite con naturalidad la desaceleración en cuanto a tocar metal se refiere, pues si en las tres primeras primaveras las visitas a Neptuno fueron una constante, resulta que en las tres siguientes los rojiblancos no han conseguido engordar un ápice sus vitrinas.

Podría decirse entonces que el cholismo está de capa caída, cercano al ocaso o en clara línea descendente, pero en este sentido los números hablan bien a las claras y rebaten con fuerza esas teorías, por más que el Qarabag sea una rémora cuya factura vaya a ser difícil de olvidar. Y es que resulta que este sexto año de Simeone en el Atleti es el mejor si atendemos a los registros obtenidos en la Liga Santander, y eso cuando aún restan dos partidos para que los del Cholo hagan las maletas para marcharse de vacaciones navideñas.

Ni siquiera 2013, donde se firmó la mejor primera vuelta en la historia del club (que a la postre supondría la conquista del campeonato), fue mejor. Y es que en los últimos 12 meses, los del Cholo solo han perdido dos partidos (contra Barça y Villarreal en el Calderón). Sólo el encuentro que les resta como visitantes en Cornellá les separan de lograr un año completo sin derrotas fuera de casa, así como suena. Además, pertenecen a un selecto club (junto a Barcelona, Inter de Milán y Manchester City) de equipos que aún no conocen la derrota en sus respectivos campeonatos ligueros en esta campaña.

LOS NÚMEROS LIGUEROS DE MADRID Y ATLETI SON CASI CALCADOS EN 2017

Pero si comparamos el año del Atleti en Liga con el de sus rivales directos en el campeonato, tampoco sale mal parado el equipo colchonero. El Barcelona completó 12 meses extraordinarios, por más que no les sirviese para campeonar. Los culés firmaron, nada más y nada menos que 95 puntos, algo inalcanzable para los mortales. En cambio el Real Madrid, que paradójicamente se alzó en mayo con el título de la regularidad, suma en la actualidad 87 puntos; cuatro más que el Atleti, pero con un partido más (tras la próxima jornada se igualará el número de partidos por la participación de los blancos en el Mundialito de Clubes). Por tanto, el Atleti podría recortar a un punto la distancia que le separa del último campeón si logra vencer al Alavés. Teniendo en cuenta que los madridistas reciben al Barcelona para cerrar el año, no sería descabellado pensar que los de Simeone terminen superándoles en esta particular clasificación que tiene en cuenta los guarismos logrados en años naturales.

¿FIN DE CICLO?

Estos números no van a devolver al Atleti a la Champions, de la que está eliminado por méritos propios y una dosis extra de infortunio, pero sí hablan bien a las claras de la buena salud de la que sigue gozando un equipo empeñado en seguir dando guerra a los más poderosos económicamente hablando. Malas noticias para los que auguran (y ansían) fin de ciclo, y todo pese a que la calamitosa gestión de sus dirigentes ha impedido fichar en los últimos dos mercados. Veremos qué nos depara 2018, ya con los ansiados fichajes de Diego Costa y Vitolo en la plantilla. Como diría el maestro Sabina: “dense prisa si me quieren enterrar, pues tengo la costumbre de resucitar”.

Infografía: Miguel Ángel Peris

COMENTARIOS