El Barça admite contactos con Griezmann

Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

FC BARCELONA. Anoche Mónica Marchante, periodista de Movistar +, habló con Guillermo Amor en el palco a la conclusión de la victoria 4-0 del Barça sobre el Depor. El directivo Barcelona admitió contactos explícitos «como es nuestra obligación» con el entorno de Griezmann, algo expresamente prohibido sin el consentimiento del club propietario el Atlético de Madrid. La afirmación de Amor contraviene expresamente el reglamento de la FIFA en su artículo 18, sección 4 a no ser que haya consentimiento por parte del Atlético de Madrid. Al hace el Barcelona abiertamente esta declaración, debe entenderse que el Atlético acepta esta  situación y la da por buena.

El reglamento de relación contractual y transferencia de jugadores en su artículo 18.4 expresa claramente que «Un club que desee concertar un contrato con un jugador profesional debe comunicar por escrito su intención al club del jugador antes de iniciar las negociaciones con el jugador. Un jugador profesional tendrá la libertad de firmar un contrato con otro club si su contrato con el club actual ha vencido o vencerá dentro de un plazo de seis meses. Cualquier violación de esta disposición estará sujeta a las sanciones pertinentes.»

- Publicidad -

La cláusula del francés, recordemos, parece diseñada para proteger su marcha este pasado mercado de fichajes y ponerle en el mercado inmediatamente después. Su cláusula pasó de 100 millones de euros a 200 millones durante el mercado de verano con sanción de por medio para el Atlético que protegió así la fuga de su jugador más valioso. Este blindaje temporal supuso una nueva revisión contractual pero volvió a bajar a 100 millones tras el mercado. Su cláusula definitiva es una cantidad más que asumible para la mayoría de clubes de élite y que parece marcar la misma rampa de salida que ya tomaron Falcao y Diego Costa entre otros tras firmar registros espectaculares como rojiblancos y volverse jugadores de primera talla mundial. Prosigue por tanto la fuga de talento en la punta atlética que impide preservar un crecimiento sostenido.

Por tanto sólo puede extrapolarse  que el Atlético es conocedor de los contactos y no ve con malos ojos reforzar a un rival directo por todos los títulos con uno de sus mejores jugadores, un paso que ya dio sin dudarlo vendiendo a Arda Turan aunque finalmente el turco no haya cuajado en el equipo blaugrana.

Fotografía: Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

- Publicidad -

COMENTARIOS